Home / Noticias / Vida y Salud / 4 cosas que deberías saber antes de tatuarte

4 cosas que deberías saber antes de tatuarte

¿Piensas en tatuarte? Échale un ojo a las recomendaciones de Jonathan Shaw, uno de los tatuadores más duros de Hollywood.

Foto: Héctor Rejo / Modelo: Maikary Calderón / Cortesía: El Estímulo

Luego de ser uno de los tatuadores más reconocidos de Estados Unidos, Jonathan Shaw decidió alejarse de la industria del tatuaje por completo. Sin embargo, recientemente -15 años después de su retiro- Shaw lanzó un libro titulado “Scab Vendor: Confessions of a Tattoo Artist” (Proveedor de costras: Confesiones de un tatuador, en español), donde comparte su sabiduría y su obsesión por la tinta.

Por décadas fue mundialmente conocido como “el tatuador de las celebridades”. En el transcurso de su carrera, tuvo una larga lista de clientes que incluyen policías, criminales, militares y nombres famosos como: Johnny Depp, Iggy Pop, The Cure, The Velvet Underground, The Pogues, The Ramones, Marilyn Manson, Jim Jarmusch, Johnny Winter, Kate Moss y Tupac Shakur.

En este sentido, basándonos en la amplia experiencia de Shaw, acá te dejamos cuatro reglas básicas que todo el mundo debería saber antes de tatuarse:

1. Piénsalo antes de hacerlo

De acuerdo con Shaw, antes de realizarte un tatuaje debes “contemplar profundamente y escuchar con detenimiento los mensajes ocultos codificados en tus propios sueños y visiones”. Asimismo, nunca subestimes la complejidad poética, la magia de tu propia inspiración y sus diversos ámbitos de conocimiento y belleza.

Es un tesoro ilimitado posándose en nuestras percepciones mentales del día día. Por más impreciso que pueda ser, en medio del caos y de nuestros pensamientos diarios, siempre tendremos esos momentos de calma y conciencia.

No te apresures. Presta atención a lo que tus sueños y tus inspiraciones más profundas te están diciendo. Hay ventanas mucho más altas, más sabias y mucho más “realistas” que la realidad. Trata de acceder a ellas como si pensaras en qué tipo de imágenes van a representar lo mejor de ti como persona. Al final, el resultado de esto no sólo te sorprenderá a ti, sino a al tatuador y a todo aquel que lo vea.

2. Encuentra al artista correcto

Hoy en día existen innumerables tatuadores talentosos. Mientras unos son unos excelentes profesionales capaces de adaptarse a cualquier estilo, otros tienden a especializarse en solo un área.

El consejo que da Shaw es muy simple: no irías a ver a un proctólogo para tratar una infección en los ojos. En este caso, lo mismo sucede con los tatuadores. El viejo refrán “una imagen vale más que mil palabras” realmente se aplica aquí.

Todo está en ver para creer, así que cuando estés buscando a la persona correcta para hacer este trabajo, lo más recomendable es chequear los trabajos de diferentes artistas tanto como te sea posible.

Por ejemplo: si quieres hacerte un retrato hiperrealista de tu abuela, probablemente no querrás pautar una cita con un tatuador especializado en hacer tatuajes de caricaturas.

3. Deja a tus amigos en el bar

Una vez que hayas encontrado al artista cuyo trabajo parece ajustarse a tu proyecto en particular, ve a su estudio y reúnete personalmente con él o ella para consultarle cualquier duda y explicarle el diseño que te quieres realizar. Para esta reunión, Shaw hace énfasis en la importancia de asistir solo.

Después de todo, no llevarías a tus amigos, familia o incluso a tu pareja, para que te acompañen a una consulta con tu dentista. Si te acompañan al estudio, todo lo que pueden hacer es interponerse en el camino. Y en el peor de los casos, pueden interferir en la comunicación entre el tatuador y tú, la cual es necesaria para que el artista logre dar lo mejor de sí y de este modo, pueda lograr tu cometido.

Aunque este consejo se basa sobre todo en el sentido común, Shaw afirma que ha tenido malas experiencias con los acompañantes. En la mayoría de los casos, estas personas suelen crear distracciones al momento de tatuar al cliente.

En pocas palabras: los únicos puntos de vista que importan son los tuyos y los del artista.

4. No busques regateos

Una vez más, este consejo parecerá descerebrado para alguien con cuatro dedos de frente. Pero es increíble la cantidad de gangas que proliferan en la industria del tatuaje. De acuerdo con Shaw, en las dos últimas décadas se ha incrementado la competitividad entre los tatuadores, sobre todo a nivel monetario.

Si estás buscando algo barato, existen diversos estudios donde realizan tatuajes sencillos a módicos precios. Sin embargo, si buscas realizarte un tatuaje que tenga cierto nivel de complejidad, es mejor acudir a un artista reconocido y no trates de llegar a un “acuerdo” con él. De lo contrario, saldrás con la marca del regateo por el resto de tu existencia como un recuerdo triste de que “obtienes lo que pagas”.

Fuente

El Estímulo/Ub

Facebook Comentarios
x

Check Also

6 consejos para mejorar el sabor del flujo vaginal

Caracas.- Ya no te preocupes por el sabor o el olor que tiene tu vagina, y que siempre será característico de la zona por ...