.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Noticias / 10 datos para darle el mejor sexo a tu chica

10 datos para darle el mejor sexo a tu chica

sexualdia_opt1. Ella no te lo va a pedir

La mayoría de las mujeres no te pedirán que lo hagas: les da vergüenza. Incluso la tigresa más apasionada puede sentir ese pudor exacerbado. La limpieza, el flujo vaginal y la depilación son factores que ponen más embarazosa la situación para ellas. Te toca a ti sorprenderla y vencer esa barrera.

2. A ti te debe gustar tanto como a ella

Ella debe sentir que te gusta. Y si no te gusta, no sigas leyendo este texto. Eso le dará seguridad y cada vez estará más tranquila y lo disfrutará más. ¿Un truco infalible? Envíale un mensaje instantáneo al día siguiente diciendo: “Todavía pienso en lo que me gusta tu sabor”. Erótico y elegante a la vez, como tú mismo.

3. No pidas compensaciones… Ni las ofrezcas

Ella acaba de premiarte con una sesión de sexo oral y le dices que ahora te toca a ti devolverle el premio que te ha dado. Grave error: ella pensará que lo haces porque te sientes obligado, cuando lo que espera es que lo hagas porque es lo que más deseas hacer en ese momento.

Obviamente, la consecuencia lógica: después de que tú hayas hecho un gran trabajo, no le insinúes que le toca a ella. Si lo haces, pensará que tu única motivación ha sido puro egoísmo. No es un trueque.

4. Despacio, por favor

No vayas directo al grano. El hombre se excita si le tocan directamente los genitales, en cambio la mujer se apaga. Muchas veces los hombres entienden que los juegos preliminares consisten en caricias y sexo oral. No. Todo esto no tiene nada de “preliminar”. Decirle cosas excitantes al oído, besarla o mordisquear su cuello son pasos previos que no te puedes saltar. Cuando empieces a notar su respiración jadeante es el momento de plantearte el sexo oral.

5. Entretente por el camino

“Imagina que el clítoris es un reloj que marca las 12. Empieza estimulando las 11:01. Piensa que el clítoris tiene que estar lo suficientemente excitado antes de pasar a la acción. Esto significa que se ha de rellenar de sangre y tener una pequeña erección. Cualquier caricia que hagas antes de que esto ocurra puede, incluso, resultar dolorosa. Esta es la razón por la que algunas mujeres pueden llegar a rechazar el sexo oral. En este punto, incluso, puedes llegar a ser un poco “malvado” con ella y postergar lo más que puedas el momento de entrar en acción.

6. No hagas demasiadas preguntas

No hay nada más pesado para una mujer -que la está pasando bien, muy bien y hasta genial-, que tener que decir que sí, que todo va bien/muy bien/genial. Así que, si ves que se lo está pasando en grande, pasa de preguntarle qué es lo que más le gusta. Sólo deberías hacerlo si ves que no le acaba de convencer. Lo mejor es observar: con un poco de intuición descubrirás sus gustos.

Sin embargo, no descartes tener una conversación sobre el tema, pero “en frío”, es decir: fuera de la cama.

7. Aféitate

No pasa nada si tienes una buena barba, pero si hace tres o cuatro días que no te has afeitado, puedes provocarle una irritación. Recuerda que la zona que estás tratando en extremadamente sensible.

8. De nuevo, despacio

Ir demasiado rápido y directo, sin tener en cuenta lo que le gusta a la otra persona, suele resultar molesto. La clave suele ser encontrar un ritmo constante y mantenerlo. En cada caso ese ritmo será diferente, pero cuando lo hayas alcanzado, no pienses que si lo incrementas se multiplicará su placer. Sé constante y ella será feliz.

9. Cuidado con el ego

Tenías una novia que decía que eras “un artista oral”. Así que pensaste que ya tenías la fórmula para que todas las mujeres se deshicieran entre tus fauces. Otro grave error. Las chicas no tienen una fórmula. Piensa que cada relación es un descubrimiento y que la única arma infalible es la curiosidad de saber lo que le gusta.

10. Hazlo con ritmo

En general, funcionan bien los movimientos sincopados, como pequeños golpecitos, sobre todo al principio. La intensidad y el ritmo cambia pero este tipo de estímulos son lo que más gustan. También son muy bien recibidos los movimientos vibratorios: por ejemplo, hacer el sonido de una gran “M” sobre su clítoris crea una vibración muy excitante.

Fuente

http://www.ultimasnoticias.com.ve/

Facebook Comentarios
x

Check Also

Cuando besamos en la boca tendemos a inclinar la cabeza hacia la derecha

Puede que la emoción del momento te supere, ¿pero te has fijado alguna vez hacia qué lado inclinas la cabeza cuando te besas con ...