Home / Noticias / 10 cosas que no debes
hacer solo porque eres mamá

10 cosas que no debes
hacer solo porque eres mamá

10 cosas

Saltémonos los clichés de lo hermoso que es ser madre, por supuesto que lo es, pero vamos a hablar de los cambios que vienen con la maternidad y que pueden representar tremendo hoyos negros que hay que evitar a toda costa, por más atracción que ejerzan. Debo reconocer que es fácil caer.

Nuestra cultura de madres abnegadas, el cansancio y la depresión posparto (que a veces puede durar AÑOS) no ayudan nada. Por eso me parece importante hablar de los siguientes puntos pues para cambiar algo hay que empezar por hablar de ello.

1- Cambiar de talla

Se dice que idealmente se deben subir solo 9 kilos en el embarazo, máximo 12. La realidad es muy distinta. Subimos 15, 18, 20 y hasta 25 kilos, los cuales no siempre son fáciles de bajar, a pesar de las maravillas de la lactancia. Yo subí 18 en el primero y 16 en el segundo, y aunque el cuerpo nunca vuelve a ser el mismo, sí logré regresar a mi talla y mi constitución sigue siendo la misma.

Hay que hacer lo posible por mantenernos en forma, y no quedar con cuerpo “de mamá” desde los veintitantos y treinta y pocos que tengamos a nuestro primero hijo, ¿no creen?

2- Andar en fachas

Personalmente nunca he sido de andar en pants, ni de tennis, pero vamos a pensar que cómodo atuendo deportivo (que no debería usarse nunca fuera del gimnasio) está permitido durante las primeras horas de la mañana, en lo que llevamos a los niños a la escuela y regresamos a hacer cosas de la casa. Sin embargo, seguir en fachas después del medio día es un gran NO. A echarle ganas para vernos guapas, por nosotras, no por nadie más.

3- Hablar exclusivamente de los temas de la familia y el hogar

Cuando estamos dedicadas a nuestros hijos, es fácil volverse monotemática: los logros de los críos, lo pesado de la vida de ama de casa y lo poco reconocido que es y también, claro, todos los temas domésticos: vemos antes que nadie la inflación en el precio de los jitomates y somos testigos presenciales de la falta de formalidad de los prestadores de servicio de mantenimiento del hogar. Sin embargo, hay que salirnos del tema, por salud mental. Elige algo que te haya apasionado antes de tener bebés, y dale seguimiento. Verás como cambia tu perspectiva de todo.

4- Dejar de salir con tu pareja

Sí, estamos súper cansadas y nuestros maridos trabajan muchísimo y es muy difícil encontrar un momento para cultivar la relación, pero es necesario hacerlo si no queremos ir directo a la separación. Los niños no lo pueden ser todo. Así que hay que encontrar cómo hacerse tiempo y la regla de oro es: no hablar de los niños ni de las cosas de la casa durante esa cita.

5- Dejar de salir con tus amigas (sin los niños)

Muchas veces vemos a nuestras amigas mientras nuestros niños juegan y es muy necesario también verlas en otro contexto: ir a un lugar divertido, de moda o bien, solamente tranquilo en el que podamos platicar de otras cosas. En verdad que todo cambia y es como volver a ser solteras sin hijos por un ratito. ¡Se vale!

6- Ver solamente dibujos animados 

Cuando me convertí en madre vi la manía que tenía por tener la tele prendida todo el día y cómo cuando tuvo suficiente edad, mi  hijo se apoderó de la señal y en mi casa se veía el canal para bebés todo el día. Por eso, opté por apagar  y prenderla únicamente media hora por la noche para que los niños vean algo antes de dormir. Entonces muchas veces me quedaba sin tiempo para ver la televisión. NETFLIX ha sido mi gran salvador aquí, pero además existen otras maneras digitales de acceder a películas, documentales y programas cuando los niños ya están profundamente dormidos, ¡yey!

7- Leer solamente libros infantiles

Si el cuento que les lees a tus hijos antes de dormir es la única literatura en tu vida, o bien, los libros de crianza contemporánea, inteligente y con apego, te recomiendo que también te sumerjas en otras realidades con una buena novela. Adoro los libros impresos, pero también de manera digital puedes tener acceso en tu iPad o en tu Kindle, incluso en tu teléfono móvil, a novedades literarias de todo tipo. Tu cabeza te lo agradecerá.

8- Escuchar únicamente canciones infantiles

Es súper fácil dejar que los niños se apoderen también del sistema de sonido y que en nuestra casa no se escuche otra cosa que rimas y melodías sosas y repetitivas. Quizás te esmeres y les busques la mejor música infantil, pero aún así, no hay que limitarnos a eso. Existen Canciones no infantiles para cantar con los niños que pueden disfrutar chicos y grandes y no hay mejor manera de darles una cultura musical amplia que compartiendo con ellos nuestros gustos. Spotify ha resultado una gran herramienta para mí, ahí no solo hago listas como la que te señalé arriba, también otra para cocinar, una para las mañanas de sábado y hasta una para los días lluvioso. También he conocido música nueva por ahí. Realmente recomendable.

9- Dejar de ver a tus amigos que no tienen hijos

Se vuelve complicado, sí, por la diferencia de ritmos y estilos de vida. Sin embargo, nadie te va a dar más referencia de lo “cool”, lo actual o lo de moda que tus amigos que siguen teniendo tiempo para explorar el mundo que está allá afuera, y si los ves con cierta regularidad, eso puede ayudarte a tener una perspectiva más amplia del mundo. Puedes hacerlo con toda tu familia y tus hijos se beneficiarán también de conocer a alguien distinto a quienes ven dentro de su rutina de vida familiar.

10- Preocuparte por todos menos por ti

Este es el peor error que puedes cometer, pues solo te llevará a la depresión y a la locura. La época de las mamás abnegadas quedó ya en el pasado. Todos deben cooperar en la casa y todos tienen derecho a tener sus ratos libres. Es importante que te des un tiempo de calidad para ti misma pues cuando tenemos niños chiquitos a veces no encontramos tiempo ni para bañarnos y entonces empezamos a caer en todos los puntos anteriores empezando por el de las fachas y terminando por el de rodearnos solo de mamás con niños.

Fuente

msn.com

Facebook Comentarios
x

Check Also

El cerebro puede “predecir” lo que se está a punto de ver

España.- El cerebro humano es capaz de “predecir” lo que verán tus ojos antes de contemplarlo en directo, ha demostrado por primera vez un ...