Home / Noticias / Sucesos / Historias del hampa: Fraiber Velazco “El invisible”

Historias del hampa: Fraiber Velazco “El invisible”

En la gráfica se muestra una de las capturas que le practicara el Cicpc al líder de la banda de secuestradores.

Ninguna banda delictiva venezolana tiene un nombre mejor puesto que la de los Los Invisibles: acusados de una cincuentena de secuestros y más de 20 homicidios, pero nadie sabía de su existencia. La mejor muestra de su invisibilidad la dieron sus cabecillas que lograron varios escapes legendarios, como si de verdad fueran invisibles. 

Además de ser sanguinario, arriesgado y sin escrúpulos, Fraiber Velazco tenía un don que no pocos delincuentes envidian: era casi invisible y logró escaparse varias veces de centros de detención, sin que nadie lo viera, así usara las puertas principales.

La banda de Los Invisibles, comanda por los hermanos Fraiber, Brayan y Fernando Velazco,   fue una de las agrupaciones delictivas más peligrosas de los últimos tiempos, pues se le señalaba de estar involucrada en al menos 50 secuestros y 20 homicidios.

Pero la gran fama de esta banda no vino por sus cuantiosos crímenes, sino por la habilidad de los hermanos Velazco para fugarse en las narices de los policías. Simplemente se hacían “invisibles” y nadie los veía partir de centros de reclusión estrictamente vigilados.

La banda habría empezado a operar entre 2004 y 2005, inicialmente se dedicaban al robo de vehículos, pero los Velazco, veinteañeros por entonces, descubrieron rápidamente una mina de oro en los secuestros exprés.

Los Invisibles crecieron y para 2007 se calcula que la banda estaba integrada por unos 25 antisociales -algunos de ellos funcionarios activos o ex funcionarios de los cuerpos de seguridad- que actuaban en diferentes ciudades del país.

CICPC recaptura a uno de los líderes de la banda de secuestradores “Los Invisibles”.

Sus delitos predilectos eran el secuestro y el forjamiento de documentos, pero no le hacían asco al homicidio, las autoridades aseguran que tendrían en su haber más de veinte muertes.

Durante más de dos años la policía estuvo detrás de estos sujetos, en un juego del gato y el ratón en el que este era sumamente escurridizo.

El primer golpe de suerte o de constancia policial vino el 12 de octubre del año 2008, cuando fue detenido el primero de los líderes de la banda,   Brayan Velazco luego de una persecución con ribetes cinematográficos que se inició en Montalbán y finalizó en la esquina Urapal de la parroquia Candelaria en la ciudad de Caracas.

La sangre fría de Fraiber

No cabe duda que Fraiber Velazco era un tipo de sangre fría, muy fría, como quedó claro el día que fue apresado, el jueves 30 de abril de 2009.

Luego de un operativo policial Fraiber Velazco fue arrinconado en una humilde vivienda del barrio Ruperto Lugo de Catia, donde el peligroso sujeto tomó como rehén a su propia novia a quien amenazaba con asesinar si no lo dejaban ir.

La situación se prolongó por cuatro horas, el por entonces jefe del Cicpc, comisario Wilmer Flores

(Foto Los hnos Francisco y Fraiber Velazco, líderes de “Los Invisibles”)
“Si me logré fugar de la Cicpc me puedo escapar de aquí”

Trosel recordó para el diario Ciudad Caracas los tensos momentos vividos: “Yo mismo arriesgué mi vida para capturar a este peligroso sujeto, luego de penetrar en la habitación donde se escondía despojándolo de dos pistolas de alta potencia con las que me apuntó a la cabeza y tras lograr que depusiera su actitud violenta al tratar de asesinar a su concubina, a quien había tomado como rehén, posterior al ataque a tiros que había hecho previamente a las comisiones policiales que lo buscaban en su residencia ubicada en Ruperto Lugo, entonces logré aprehenderlo”.

Pocas horas después de su detención en la casita de Ruperto Lugo, Fraiber Velazco protagonizó su primera gran fuga, cuando la madrugada del primero de mayo se evadió de la mismísima sede del Cicpc y salió caminado, aún esposado por la puerta principal, sin que nadie se diera cuenta, sin que nadie viera al invisible Fraiber.

Los funcionarios que estaban a cargo de su custodia en la Coordinación Nacional de Investigaciones Penales en la sede del Cicpc alegaron en su defensa que se habían “quedado dormidos” y no se dieron cuenta de lo que ocurrió. Cuatro de ellos fueron detenidos y procesados.

Pocos días después Fraiber Velazco se entregó a las autoridades en los Teques, luego de enterarse de que en un hotel de Valencia habían sido detenidos su hermano, Francisco Velazco, alias el Gerente y otro miembro de la banda identificado, como Frank Perdomo.

Poco tiempo después fueron apresados en Catia Juan Manuel Rujano Aguilar y   Emanuel Figuera Ferreira, también integrantes de Los Invisibles.

El tribunal 13 de Control de Caracas ordenó que fueran recluidos en penales separados: Fraiber en Tocuyito, Francisco a Yare III, Frank Perdomo y Juan Rujano en El Rodeo, y Emanuel Figuera Los Teques.

En agosto de 2009 fueron detenidos otros seis presuntos miembros de Los Invisibles, entre ellos un funcionario de la división Contra Robo de Vehículos del Cicpc, quien al parecer era su contacto interno que les avisaba como marchaban las investigaciones en su contra.

Las autoridades se sentían optimistas, pues poco a poco caían Los Invisibles, pero Brayan y Fraiber les deparaban muchos dolores de cabeza.

Mujer invisible

El domingo 29 de agosto de 2010 Fraiber Velazco protagonizó otra espectacular fuga, al disfrazarse de mujer y marcharse caminado muy tranquilo del penal de Tocuyito.

Hacia apenas cuatro días que había regresado a la Mínima de Tocuyito, luego de pasar más de dos meses custodiado en Caracas por la Brigada de Acciones Especiales (BAE), mientras asistía al juicio que se le seguía en la ciudad capital.

Antes de fugarse, cerca del mediodía de ese domingo de visita familiar, Fraiber dejó un mensaje en su Messenger dando cuenta de lo que iba a hacer.

Pasó varias barreras de seguridad del penal, algunas de ellas custodiadas por guardias nacionales y nadie se percató de que aquella mujer de peluca castaña era algo sospechosa.

Las investigaciones posteriores permitieron determinar que uno de los custodios lo guió hasta la salida por el portón principal donde otro le permitió salir.

Por esta fuga fueron imputados   10 custodios de la Mínima de Tocuyito y el director del penal, Hebert Hernández, fue destituido de su cargo.

La fuga de Brayan

Condenado a 11 años, un mes y 10 días de prisión por los delitos de homicidio calificado con alevosía, secuestro, porte ilícito de arma de fuego, aprovechamiento de cosas procedentes del delito y uso de documentos falsos, Brayan Velazco fue enviado a la Penitenciaría General de Venezuela (PGV), en San Juan de Los Morros, estado Guárico.

Brayan arribó al reciento penitenciario el 12 de octubre del año 2010 y una semana después se fugó, pero la evasión fue descubierta dos días después, porque las autoridades del penal “habían perdido” la costumbre de contar a los reos y no notaron que faltaba al menos uno de ellos y nada menos que uno de Los Invisibles.

Al parecer Brayan huyó por la puerta principal, a plena luz del día, gracias a la complicidad de algunos de los custodios.

Brayan estuvo libre durante nueve meses, hasta que el 9 de julio de 2011 fue recapturado por el Cicpc en una parcela donde funcionaba una cochinera en el sector Lomas de Níquel en el municipio Santos Michelena del estado Aragua.

En febrero de 2012 se inició el juicio contra seis presuntos miembros de la banda de los invisibles: Francisco Javier Velasco Vargas, Emmanuel Figueira, Frank Alberto Perdomo, Juan Manuel Rujano, Bryant Peña y José Luis Polanco Villegas, a quienes se les imputaron nueve causas penales por secuestro, extorsión, asociación para delinquir, robo y hurto de vehículos.

Fraiber Velazco desapareció después de su fuga. Y fue el hombre invisible por más de dos años, hasta que la noche del domingo 21 de octubre de 2012 murió en un enfrentamiento con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en el sector Las Delicias de Maracay, Aragua.

El ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Néstor Reverol, anunció esa misma noche la muerte de Fraiber el Invisible a través de su cuenta Twitter.

Fraiber con menos de 30 años tenía un prontuario más largo que el camino de Ciudad Guayana a Caracas: 11 expedientes abiertos por los cuales estaba siendo investigado.

El diario La Voz relata así como cayó luego de dos años de búsqueda: “Fue sorprendido caminando bajo la lluvia, en la avenida principal de La Pedrera, sector Santa Eduvigis del municipio Atanasio Girardot, en el estado Aragua. Vestía un pantalón de jean, franela gris y botas. Al recibir la voz de alto, presuntamente desenfundó una pistola para enfrentar a los funcionarios pero cayó abatido en el intercambio de disparos”.

El relato prosigue: “El cadáver de Fraiber Velazco quedó tendido en la vía pública. No hubo tiempo de llevarlo a un hospital porque las heridas fueron mortales. En el sitio quedó una pistola Prieto Beretta calibre 9 milímetros con los seriales devastados. Portaba una cédula falsa a con el nombre de Daniel Moracci y un certificado médico con la misma identidad”.

El abogado de Velazco, Francisco Cañizales, declaró a El Universal que “no era hombre de mantenerse en una celda y no iba a enfrentarse a un proceso penal”.

Fraiber prefería la muerte a caer preso y su deseo se cumplió.

Con Información de Primicia

Foto cortesía Reportero 24

Facebook Comentarios
x

Check Also

Neutralizada red de tráfico de armas y drogas en Aragua

Caracas.- La Fuerza de Acción Especial (FAES) neutralizó una red de tráfico de armas y drogas en Aragua, durante un despliegue donde fueron neutralizados ...