Home / Noticias / Sociales / Eventos / Paulo Coelho celebró 70 años siendo una “mina de oro” para las editoriales

Paulo Coelho celebró 70 años siendo una “mina de oro” para las editoriales

Con siete décadas a cuesta, es el escritor más rentable de todo Brasil y uno de los más reconocidos del mundo entero con más de 150 millones de ejemplares vendidos. Paulo Coelho de Souza Araripe se convirtió en El Alquimista (1988), su segundo libro, la obra que ocupa un lugar en el Libro Guiness de los récords por estar traducido a más de 81 idioma.

 Su locura fue necesaria para convertirse en escritor. Pasó por el manicomio , por la cárcel, por la indigencia y  por la aventura. Todo para que el polémico autor congregue una legión de seguidores y a la par otra de detractores.    

Ya suma 20 años de ganancias editorial y la periodista mexicana Lizbeth Guerrero reseña que “la querella que existe en el mundo literario  que consume las obras de Coelho, es dictaminar si su fama es a causa de su talento o de una efectiva estrategia de marketing”.

La mayoría de los críticos literarios califican al brasileño como un escritor carente de recursos estéticos para crear una verdadera obra de arte, lo acusan de usar técnicas narrativas muy básicas, propias del cuento y no de una novela como tal.

Algunos lectores han hablado de plagio y en los foros en internet llueven los argumentos, las comparaciones y los señalamientos.    

Por ejemplo, Gabriel Solano, argentino, escribe en su perfil en Facebook que “si Coelho vende por sí solo más libros que todos los demás escritores brasileños juntos, esto se debe precisamente a que sus historias son tontas y elementales. Si fueran libros profundos, complejos literarios, con ideas serias y bien elaboradas, el público no los compraría porque las masas tienden a ser incultas y a tener muy mal gusto”.

Sandra Echeverría, colombiana, especialista en redes sociales, suelta en un post: “Entre mis problemas con Coelho es que  El alquimista fue el primer libro de mi vida que me decepcionó. Tenía un referente literario muy rico y el hecho es que al cerrar el libro no te importa en absoluto que será del pastor (bien podría morir en el camino de regreso con su amada y poco impactaría. De hecho tal vez lo mejoraría). Paulo Coelho sirve para producir sensaciones pero no profundas ni duraderas, ni tampoco hace mucho a nivel mental. Sus libros rayan en la autoayuda.  Hacen sentir muy bien al lector mientras los lee, pero una vez que suelta el libro el sentimiento se disipa rápidamente”.

La caraqueña Sofía Pérez ironiza en su blog que “nadie aguanta un día entero aplicando las moralejas que da. Un buen ejemplo es ‘Veronika decide morir’,  al final de libro la protagonista (una suicida fallida) sale saltando del psiquiátrico diciendo que ahora sí iba a oler las flores y apreciar la vida, luego de una semana de tratamiento. La gente y la vida es más compleja que eso, solo que nos gusta la versión simplificada que nos dan los manuales de autoayuda  porque eso nos hace sentir mejor”.

El profesor de literatura Andrés González plantea que los  ejemplares del escritor poseen mucha fantasía, “sus historias se hacen atractivas para niños, jóvenes y personas sin ninguna base literaria. Es fácil de comprender. Por otro lado hay que reconocer que la secuencia de sus novela de vez en cuando se tornan aburridas como Bridas”.

En  “A orillas del Río Piedra me senté y lloré”, el crítico de literatura que firma en su blog Jo Thomatis, denuncia que el escritor brasileño parafrasea el célebre debate entre Albert Einstein y Niels Bohr acerca de la física cuántica: “…Los dioses juegan a los dados, y no preguntan si queremos participar en el juego…los dioses no tienen en cuenta nuestros planes y nuestras esperanzas, en algún lugar del universo, juegan a los dados, y por accidente resultas escogido…”.

Lo mismo hace en 1997 cuando publicó “Cartas de amor del profeta”, dicha obra son cartas de amor del poeta libanes Gibran Khalil Gibran (una de sus mayores fuentes) en la cual una amiga de él le tradujo las cartas, “Coelho solo junto todo el trabajo hecho y lo puso a su nombre”, resuelve Thomatis, quien considera que  “El Alquimista” es una  copia de uno de los cuentos de “Las mil y una noches”, exactamente el que se titula “La historia de los dos que soñaron”. 

En el foro ¿Por qué no te gusta Paulo Coelho? David Zigurat señala que “Verónica decide morir” es un plagio de prohibido suicidarse en primavera de Alejandro Casona.  “Coelho se ha dedicado toda su vida a plagiar las ideas de los grandes pensadores y presentarlos en un producto digerido hecho para las masas. El problema es que la gente no lee obras clásicas y sólo se dejan llevar por la moda. Coelho es destrozado por la crítica literaria, si a la gente le gusta o no eso no lo convierte en un buen escritor, Tanto así que nunca ganará un Nobel”, escribió el lector.

Para Alberto Fonseca, participante del foro, deja claro que el hecho de las historias sean parecidas o inspiren no es plagio. “Creo que hay personas que realmente ofenden imprudentemente a los lectores que tienen afinidad con un lector ya que no pueden llamar, a los que leen los libros de Paulo Coelho lectores conformistas y mucho menos pocos exigentes ya que son obras que tratan temáticas muy serias, por ejemplo ‘Veronika decide morir’ es un libro sobre la virtud y el valor de la vida, A orillas de rio piedra me senté y lloré es un libro de de liberación y el desengaño, ‘Once minuto’ tiene un tópico sorprendente ya que es un tema que lo vemos diario la prostitución y los falsos sueños”.

La zuliana Marisol Castro sostiene que “siempre hay detractores en todos los ámbitos, y creo que eso es, hasta cierto punto bueno, porque si se critica una obra es porque lógicamente se ha leído y es en este punto donde creo que se está cumplimiendo uno de los mayores objetivos de la literatura: despertar la exigencia en el lector. Ahora volviendo a Coelho, a algunos les gusta su literatura y a otros no, pienso que en la variedad está el gusto. En lo personal, de Coelho algunas de sus obras han sido de mi agrado, por ejemplo ‘Verónika decide morir’ , ‘Las Valkirias’ y ‘El Alquimista’ y la que menos me gustó es ‘Brida’, pero en general pienso que es un buen escritor”.

A juicio de Vanessa  Rojas, estudiante de letras en la Universidad del Zulia, “A Paulo Coelho lo critican por su éxito, ha sabido escribir libros que tienen enseñanzas, para ello se ha basado en historias de otros escritores mas eruditos. Su estilo es muy claro, ameno, entretenido aunque no ha hecho aportes a la literatura importantes como un nuevo estilo o nuevo género, pero desconcierta que venda millones de ejemplares, considerando que la gente en general lee poco. Así que por mí está bien que muchas personas lo lean, sus historias tienen buenos mensajes y algo aprendes”.

 Amado u odiado, igualmente  goza de popularidad, acumula 12,5 millones de seguidores en Twitter, en Facebook llega a  29,5 millones a sus 70 años.

Luis Aguirre/ laguirre@panorama.com.ve

Otras notas de interés 

Rumbo a las primarias/ Oposición cara a cara con su militancia

Facebook Comentarios
x

Check Also

Día de la abuela: Ungüento de amor y de sabiduría

El “Día de la abuela” es un día de muchas muestras de amor tanto en los niños como de los jóvenes y adultos, se ...