Home / Habla la Calle / Raspatickets hacen su agosto con los aumentos

Raspatickets hacen su agosto con los aumentos

http://https://www.youtube.com/watch?v=g1jrtJnZoKc

La proliferación de bachaqueros por la guerra económica y el bajo límite de los cajeros bancarios para dispensar efectivo han obligado a los ciudadanos a cambiar el beneficio del bono de alimentación o cestaticket otorgado para el sector público y privado por efectivo, a cambio de un alto porcentaje que beneficia exageradamente al comerciante.

Esa transacción se hace por lo general en locales de venta de comida, panaderías o licores. El porcentaje que se cancela por la transacción va desde 8%, que es el caso de las tarjetas de alimentación emitidas por el Banco de Venezuela, hasta 25%, que es lo que cobran por cambiar las Sodexo. Eso depende de lo que el banco le descuente al comercio por cada tarjeta pasada.

Más que una moda, se ha convertido en una necesidad que se ha impuesto y que se ha incrementado con los recientes aumentos de sueldo y del beneficio de alimentación.

Un local en Petare llamado La Rumba, ubicado en la redoma, se dedica a ese cambio desde hace seis años; sin embargo, un trabajador del local, donde se venden productos de limpieza, asegura que este año se ha incrementado el proceso porque ahora la gente les compra a los bachaqueros y estos aceptan solamente efectivo.

“Eso no era común. Al principio, la gente cambiaba para echarse los reales encima o para comprar caña. Ahora, lo hacen para comprar comida porque ganan más en ticket que en sueldo”.

Dice que las colas empezaron a subir en abril de este año, cuando el Ejecutivo incrementó el beneficio y pasó a 3,5 unidades tributarias (UT) por cestaticket, lo cual da un total de 18.585 bolívares. De 10 personas que iban por mes, aumentaron a 50.

“Aquí vienen más de 100 personas los 30 de cada mes a cambiar los tickets; ya no aceptamos de papel porque si los vamos a usar para nosotros nos exigen la cédula del titular. Pasamos puras tarjetas”.

Una papita. El proceso es fácil y rápido. En el mismo punto de venta donde se pasan las tarjetas de débito y crédito se pasa la tarjeta de cestatickets.
Al cliente se le entrega el dinero en efectivo, menos el porcentaje con el que se queda el comercio.

No todas las tarjetas tienen el mismo porcentaje. Por las del Banco de Venezuela se cobra 8%, Todoticket 10%, Sodexo 25%, Alimentación Banco del Pueblo y del Tesoro 12%.

Hay locales que se han modernizado y en vez de efectivo hacen transferencias.

En un cuaderno, la persona debe anotar el número de cuenta a donde se le hará la transferencia, cédula y teléfono. Inmediatamente se pasa la tarjeta y se le entrega el ticket como si hubiera comprado algún producto, y se le indica que en dos horas se les hace la transferencia bancaria.

Mientras una persona va haciendo las afiliaciones a la cuenta, otra se encarga de pasar al próximo cliente. Si este quiere el dinero en efectivo, mejor, porque abre una gaveta y se los da de una vez.

Así ocurre en El Refugio, en el bulevar de Antímano, un restaurante de comida criolla que en realidad no vende más de 10 comidas al día, pero sí cambia alrededor de 500 tarjetas al mes.

A simple vista se ven cuatro mesas de cinco sillas cada una y un pequeño mostrador acompañado de una nevera donde se aprecia que no es mucho el flujo de venta de comida ni bebidas.

Junto al mostrador hay una máquina registradora y una computadora desde donde se hacen las transferencias. Los días en que va más gente son los fines de mes, y los tres días posteriores.

“Hasta el 3 o 4 del mes siguiente sigue la gente viniendo”, cuenta una vendedora de golosinas que está a 50 metros del refugio.

“La gente viene aquí porque hacen transferencias a los bancos Banesco y Provincial y no se tienen que ir por ahí con ese realero”.

Afirma que van personas desde otros sectores como Caricuao y San Martín. Ha visto en un solo día a más de 100 personas cambiando los cestatickets. Asevera que más adelante en Carapita hay una panadería que también cambia, pero como dan solo efectivo, no es muy popular.

Para todos los gustos. Las tarjetas de débito y crédito también tienen su espacio en estos negocios. Quienes desean pasarlas por el punto a cambio de efectivo pueden hacerlo sin problemas.

Por lo general, en el mismo lugar se hacen las tres transacciones (efectivo, débito y crédito), aunque para eso hay ciertas reglas. “Si no está el titular, no se hace”, declara el dueño de una panadería en Catia adonde Últimas Noticias se trasladó. Tras hacerle creer al dueño del establecimiento comercial que estábamos interesados en un avance de efectivo por una tarjeta de crédito, este explicó: “Sin el titular presente, no se pasan tarjetas de crédito ni débito porque me puedo meter en un problema con el banco. Debe estar el dueño y se cobra 25% porque es muy delicado. Lo máximo que le doy son Bs 80 mil”.

Entren que caben cien. El límite no es problema para esos comercios. Dan en efectivo desde tres mil bolívares hasta Bs 400 mil, siempre y cuando sea por transferencia.

Esos locales se caracterizan por tener en sus cuentas bancarias altas cantidades de dinero solo para ese proceso.

Aurora Carpio cambia todos los meses sus cestatickets Sodexo de Bs 18.524 al 12% en una agencia de loterías en La Dolorita. Le descuentan Bs 1.852 y le quedan neto Bs 16.672.

“Mi quincena es de Bs 9.500. Eso no me alcanza para comprar alimentos en la redoma. Tengo que cambiar los tickets porque los bachaqueros solo aceptan efectivo”.

Reconoce que la astucia de los comerciantes es para ganar ellos y que pierda el consumidor, pero no le queda otra.

En un recorrido por varios locales que se dedican a este proceso por Catia, El Cementerio, Petare y Antímano se pudo conocer que se espera que esta primera semana de septiembre las colas para cambio de ticket se dupliquen, ya que el Ejecutivo nacional decretó que el bono de alimentación será de 8 UT por cestaticket, lo que da un valor de Bs 42.480.

realito sin mucho esfuerzo

El avance de efectivo en comercios y establecimientos está prohibido por el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Instituciones del Sector Bancario Nº 1.402, en Gaceta Oficial Nº 6.154, del 19 de noviembre de 2014.

El artículo 59 establece que “se prohíbe el cobro de intereses sobre intereses y la capitalización de los mismos en las operaciones de crédito. Los intereses a cobrar se calcularán solamente sobre el saldo de capital y no sobre todo el capital inicialmente adeudado”.

El encargado de una licorería en el sector Prado de María, de la parroquia Santa Rosalía en Caracas, pidió no ser identificado y explicó: “Hay locales que no aceptan tarjetas de crédito porque el banco de donde tienen el punto de venta les descuenta 12%. Quienes aceptan pasarla para compra o para avance de efectivo lo hacen cobrándole al cliente ese 12% que les va a quitar el banco”.

Explica que en el caso de los cestatickets es diferente porque el banco cobra solo 5,5% al comercio por cada tarjeta de ticket pasada”.

Cuenta que, cuando el dueño de un comercio va al banco a solicitar un punto de venta para aceptar tarjetas, debe firmar un contrato de acuerdo donde queda establecido que ese 5,5% no se le puede cobrar al cliente, además de que se aceptarán tarjetas de alimentación solo para la compra de esos bienes.

“Si se acepta para otra cosa, tiene una penalidad, como el retiro del punto de venta del local”.

Agrega que con las tarjetas de débito el banco descuenta 1% de la transacción.

Se excusa diciendo que una de las razones por las que se cobra ese alto porcentaje es porque esas transacciones se anotan en el libro contable como ventas. “Eso tiene incidencia en la contabilidad a la hora de pagar impuestos”.

Fuente

http://www.ultimasnoticias.com.ve/

Facebook Comentarios
x

Check Also

Ahora cantaremos cumpleaños sin torta

San Juan de los Morros.-  En Venezuela es una tradición indispensable tener una torta para celebrar los cumpleaños, lo que actualmente se ha dificultado ...