.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Entrevistas / Proponen a inventor de la pega loca para presidir la transición

Proponen a inventor de la pega loca para presidir la transición

01-ROLANDO-SALAZAR-Entrevista-Villegas-1009_opt
Rolando Salazar no es sólo un creador y contador de chistes, para lo cual ya de por sí hay que tener muy buen talento. Es también un hombre de ideas, de asumir posiciones racionales ante la realidad que lo circunda.
Y aunque no evade la tentación de compartirlas en empaques de inteligente humor, sus reflexiones efectivamente convocan a la risa pero a la vez impactan y conmueven a la conciencia.

Nació en Caracas el 17 de enero de 1961 y se inició en los medios en 1995, en el espacio del Sargento Fullchola en Radio Capital, luego de lo cual trabajó en las emisoras FM Center, Hot 94, 104.5 Capital FM y Melodía Stereo 94.5 FM.

Su imagen y sus dotes actorales irrumpieron a la pantalla televisiva a través del programa “Cheverísimo”, transmitido por Venevisión. Después vino su estelarísima participación teatral en “La Reconstituyente”. Y desde entonces realiza monólogos de humor político, en los que imita magistralmente las voces de los protagonistas de nuestro acontecer nacional.

He aquí su visión del país, en respuestas a las interrogantes que le formulamos para el semanario Quinto Día.

¿Hacer el humor lo agota o lo energiza?

-Ni una cosa ni la otra, sino todo lo contrario, pues resulta agotador estar en permanente expectativa sobre los acontecimientos políticos. Leer las noticias y opiniones de los protagonistas del día a día representa un desgaste emocional tremendo. Sin embargo, el beneficio de la risa que otorga el humor se convierte en un energizante del alma, un elixir liberador, pues reír en medio de las dificultades representa un triunfo sobre la dificultad.

-¿Cómo hace usted para conseguir los alimentos y las medicinas?

-Depende. Si busco harina Pan, azúcar, aceite, carne y eso… pongo el Canal 8 y encuentro de todo. Y si algo faltara, pues hay algunas medicinas que podrían estar escasas, entonces pongo Telesur, que allí sí hay de todo.

-¿Por qué no hemos tenido un gran estallido social como el Caracazo de 1989?

-Sí se está dando, sólo que se mira por episodios. Habrá que esperar hasta el capítulo final para darnos cuenta que el país no puede seguir posponiendo su felicidad por ahora, sino determinando su paz y prosperidad para siempre. Un final feliz de unión y justicia.

-¿Qué hacer para que chavistas y no chavistas coexistan en paz en esta Venezuela de todos? ¿Es posible la reconciliación nacional?

-Venezuela es de todos, pero las franquicias ideológicas foráneas han clavado sus garras en un pueblo noble e ingenuo. Se han empeñado en que Venezuela es sólo de unos pocos, sin darse cuenta que serán ellos quienes quedarán por fuera en esa perversa división. El país más maravilloso en que Dios puso sus ojos volverá a ser uno. Esta es la tierra de la Virgen de Coromoto y no nos faltarán sus bendiciones.

-Usted que se gana la vida haciendo monólogos, ¿Qué opina de un diálogo entre el Gobierno y la Oposición?

-Es el más puro teatro en todo su esplendor, algo así como el Diálogo de la Paloma y el Monólogo de la Vagina, un libreto marxista con escenas capitalistas, una llamada telefónica en que si contestan, trancan. Es como gritarle a un sordo y escuchar a un mudo, y así se va ganando la vida el Gobierno.

-¿Con cuáles humoristas oficialistas le gustaría compartir escenario y debatir?

-En aquellos tiempos, el humor desde la presidencia de la república
jugó un rol protagónico digno de envidiar. Hasta al mismísimo Zapata le otorgó el descrédito; además, enfrentamos una competencia desleal, pues no sólo hacia chistes, sino que encadenaba a todos para verlo cantar, bailar, burlarse, etc., claro ya por estos tiempos ha decaído muchísimo, es decir, desde las alturas del poder a lo más bajo del humor negro, compartimos sin querer el mismo escenario, aunque resulta como en el teatro bufo del diálogo, estéril, sería inútil debatir, pues carece de gracia, sólo se mira el esfuerzo del chiste malo y de la risa obligada.

-¿Quién sería un buen Presidente para la transición en Venezuela?

-Hay muchos candidatos. Uno de ellos sería el inventor de la pega loca. Sería perfecto, recogería los pedazos que quedan, uniría el país en pocos segundos y además quedaría intacta la loquera. Otro seria Claudio Nazoa, defensor de los derechos del whisky, de tal manera que la transición lo tomaríamos con joda y hielo picadito.

-¿Los gobiernos chavistas terminaron reivindicando a los de Acción Democrática y Copei?

-Más que una reivindicación, los gobiernos chavistas lograron que la gente tiene que saber esperar, para la beatificación del doctor José Gregorio Hernández, pues aquellos nombres que sonaban como íconos de la malversación de dineros públicos, caso Vinicio Carrera, Alfaro Ucero, etcétera, hoy sabemos que son ellos precisamente quienes son candidatos a ser beatificados, es decir, candidatos a ser santificados sin hacer cola, si los comparamos con Diosdado Cabello, Rafael Ramírez y tantos que merecen especial altar con ramillete de Flores.

-¿No teme que le agredan por “escuálido”, “apátrida” y “pelucón”, tal como hicieron con Julio Borges?

-No hay comparación. A Julio Borges lo agreden justo cuando fallece Mohamed Alí, lo cual ya resulta un homenaje. Ya por escuálido no podrá ser, puesto que hasta el propio Schemel y Luis Vicente León coinciden en que más escuálidos serán ellos. Por apátrida menos, porque tengo partida de nacimiento: Soy ucevista de pura cepa, pues nací en el Clínico Universitario. Y por pelucón tampoco, ya que me quedan cuatro mechas y más bien estoy usando un spray que pinta el cráneo y da volumen.

-¿Algún mensaje para los ultra radicales que no creen en una salida democrática, pacífica, electoral y constitucional?

-Aquellos que no entren en esa salida terminarán saliendo para afuera, y la civilidad que jamás se ha ido, empezará saliendo para adentro.

-¿Quién es el personaje más cómico del Gobierno y quién el de la Oposición?

-Si partimos del principio de que el humor surge del drama, la tragicomedia la estelariza el beneficiario de la herencia. Por otro lado, la cómica en la Oposición no recae en uno solo sino que está representada por la unidad de todos los partidos, es ponerla de reparto, y en esta paridera existen roles para muchos, Rolex para pocos y rolazos para todos, el gran libreto antillano.

-¿Extraña algo del fallecido presidente Hugo Chávez?

-No es algo que extrañe, en sentido literal, pero en cada cadena de Maduro hay algo extraño que hace extrañar; por ejemplo, reducir la burocracia en cinco ministerios, el cambio de nombre si persisten niños en la calle, y otras cosas extrañas que prefiero no extrañar.

-¿Con quién se queda entre Hilary Clinton y Donald Trump?

-En esa batalla de sexos me remito al gran Raúl Amundaray: Los quiero a todos… pero especialmente a todassss.

Mario Villegas

mariovillegas100@gmail.com

@mario_villegas

Foto: Cortesía Rolando Salazar

Facebook Comentarios
x

Check Also

Observatorio Electoral Venezolano advierte que reubicaciones “enrarecen” comicios

Ignacio Ávalos, profesor universitario e integrante del Observatorio Electoral Venezolano señaló que la reubicación de centros de votación no es un hecho aislado, porque “ocurre en ...