.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Noticias / Opinión / Vladimir Villegas / Tiempos de cambio: La MUD en su laberinto

Vladimir Villegas / Tiempos de cambio: La MUD en su laberinto

La presidencia de Julio Borges en la Asamblea Nacional se estrena este lunes con una sesión destinada a declarar el abandono del cargo por parte del presidente de la República, Nicolás Maduro, y esta iniciativa muestra una vez mas las grietas existentes en la Mesa de la Unidad Democrática, dado que varios de los partidos integrantes de esta coalición no están de acuerdo con esta decisión.

El cuadro para la oposición venezolana es complicado. Viene de un año en el cual no pudo concretar un avance político importante luego del triunfo electoral del 6 de diciembre de 2015. No hubo referendo revocatorio, no se pudo impulsar la enmienda para el recorte del periodo ni se realizaron las elecciones de gobernadores.

Maduro y el Tribunal Supremo de Justicia, jugando en equipo, bloquearon cualquier posibilidad de una salida electoral a la crisis política. Pudieron correr la arruga. ¿Hasta donde?, No se sabe.

La pugna entre los poderes sigue vigente. El máximo tribunal, a pedido del Ejecutivo, declaró en desacato a la Asamblea Nacional. De hecho su actual directiva no es reconocida y ello es un ingrediente que puede terminar colocando al Parlamento en una condición de parálisis, dado que el Gobierno ya viene actuando para asfixiarlo no solo política sino también financieramente.

¿Pugnas internas en contra?

En cuanto a las formas, la Mesa de la Unidad Democrática reincide en una vieja práctica muy cuestionada en la política venezolana, la de tomar decisiones sin agotar el debate político a lo interno. Eso pasó y sigue pasando en diversas organizaciones políticas de distintas orientaciones ideológicas y fue y sigue siendo factor promotor de pugnas y divisiones internas .

Tal vez en una situación de normalidad política e institucional una pelea interna en algún partido o bloque político le interesa solamente a los directamente involucrados, pero en los tiempos que vivimos, de resquebrajamiento institucional y de severo empobrecimiento de la población, cualquier decisión que se tome en el Gobierno o en la oposición, sin la suficiente discusión y consulta, puede derivar en acciones irresponsables.

Abandono de cargo es insustentable

Invocar un supuesto abandono del cargo por parte del Presidente de la República es válido dentro de la retórica política. Pero no tiene un sustento constitucional claro ni es viable su concreción.

Sirve para hablarle a las gradas, para atizar el clima político pero de ninguna manera traerá otro resultado que no sea más división en las fuerzas opositoras, nuevas frustraciones para la base política y electoral de la MUD y mayor enrarecimiento del ambiente nacional. Un escalamiento del conflicto entre poderes, en el cual hoy la Asamblea Nacional lleva las de perder.

Sinceramente, ya sabemos de antemano que una declaratoria de abandono del cargo se quedará en las actas de la Asamblea Nacional. No habrá destitución del Presidente Maduro por esa vía ni mucho menos elecciones presidenciales en treinta días.

¿Para qué prometer lo que no se puede cumplir? ¿Cuál es el empeño en llevar al conglomerado opositor y descontento a un nuevo barranco de frustraciones y decepciones?.

¿Donde queda la preocupación real por los problemas concretos de la gente, sobre todo la estrepitosa caída en la calidad de vida del venezolano? ¿ Donde están las propuestas para que Venezuela salga de la crisis, más allá de iniciativas efectistas pero nada efectivas ?.

Por este tipo de decisiones, de marchas, contramarchas, improvisaciones e incluso imposiciones es que muchos de los descontentos con el gobierno, que son un inmenso e inocultable bojote, no ven en la oposición una opción seria y atractiva. Esto es es muy peligroso, porque en medio de esta oscura política pudieran venir remedios peores que la enfermedad. Mosca con eso .

En momentos de graves violaciones al orden constitucional por parte del gobierno la alternativa no puede ser propuestas también al margen de la Carta Magna. O se le mete serenidad y cabeza fría al asunto o aceleraremos en la bajada de Tazón, sin frenos y en medio de un derrame de aceite.

Fuente

Globovisión

Facebook Comentarios
x

Check Also

Luis Vicente León / ¿Cómo las empresas pueden surfear la crisis?

La crisis económica de Venezuela parece haber sobrepasado todas nuestras expectativas negativas, por lo que muchos empresarios se han enfrentado al siguiente dilema: ¿termino ...