Home / Noticias / Teófilo Santaella / Carta a “Pepe” García

Teófilo Santaella / Carta a “Pepe” García

Apreciado y bien recordado “Pepe”:

“Pepe”, amigo ¿oíste al Presidente Nicolás Maduro? Me supongo que sí porque tú no te pierdes un “Contacto con Maduro”. La cuestión amigo, es que yo no comprendo eso de que “…ganaremos las elecciones de diciembre sean como sea”. Tú que eres un buen escucha y un hombre letrado a pesar de que te falta un ojo, puedes ayudarme a comprender esa frase, sentencia o amenaza de nuestro máximo líder. Porque hasta donde a mí me alcanza el poco saber eso de “… sea como sea”, no me suena bien. Me suena a Juan Charrasqueado. O ha Rambo. ¿Tú me entiendes? Antes de escribirte a ti, consulté con “Solito” Decán…tú sabes ese sabio periodista de Guayana, poseedor de un diplomado en política cuarta republicana. Y él me dijo que esa era una expresión de guapo de barrio. Que él había oído eso muchas veces cuando jugaba “pelota mierdera” en El Callao.

“Pepe”, amigo, yo me atrevo a creer que “Solito” tiene razón. “…sea como sea”, ¿qué vaina es esa? Entonces si gana la derecha, entonces, igual ganaremos. Porque yo te digo una cosa, yo sí creo que vamos a ganar, pero de allí que “sea como sea”, no me parece. Esa frase puede convertirse en un bumerán como dicen los “come libros”, como tú, y que yo sepa, la vaina no esta tan buena así para ponérselas de bombita a la derecha perdedora, ¿no te parece? Además, Nicolás Maduro, es el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, por lo que debe cuidar su lenguaje. Esa vaina está buena para Diosdado, que es agresivo por naturaleza.

Y a propósito, del “…sea como sea”, como ves tú la vaina… Yo la veo jodida, “Pepe”. Fíjate que fui a buscarle unos granos a mi mujer y casi me da un soponcio cuando me dijeron el precio: tres mil bolívares el kilo… ¿Cómo te quedó el ojo? Todo tipo de grano: desde frijol poncho hasta caraota roja, rojita, a ese precio… y las negritas nada que aparecen. Tú creerás que estoy exagerando, pero no es así. Dos pimentones sietemesinos a mil quientos bolos. El pan de jamón, lo están ofreciendo en las panaderías, a 3 mil volantes. Eso quiere decir que para diciembre estarán montados en los 4 o 5 mil… Te puedes imaginar lo que nos espera para el 2016… Que Dios nos agarre confesados. ¡Qué locura!

“Pepe”, yo no sé qué vamos hacer. Por otro lado, el presidente Maduro, dice, muy serio él, que la famosa ley de precio justo, la pulverizaron. Es decir, se la metieron tú sabes por dónde los especuladores y hambriadores de pueblo, y que ahora sí “vamos con todos los hierros contra los especuladores… Se acabó… ya basta, hasta aquí”. Y anunció nuevas medidas como lo es el “Precio Máximo de Venta al Público”, a nivel nacional. Para tal fin nombro un comando más… Me supongo que los bachaqueros y bachaqueras, así como los comerciantes, se desternillaron de risa al oír a Maduro. (Seguirá la guisadera). Te pregunto, amigo: ¿Qué se hicieron aquellas legiones y legiones de jóvenes fiscales, preparados especialmente para hacer cumplir la famosa ley de precio justo, y eliminar de una vez a los “como muertos”. ¿Y el diputado Andrés Eloy Méndez, y su “guerra a muerte” contra el bachaqueo, y la matraca… Bien gracias. Mientras que el dinerito se nos va de las manos, como un papel ante un ventarrón.

Amigo, “Pepe”, tu sabes a que se debe el poder que tienen estos chinitos que llegan calladitos, montan un abasto supermercado, y venden a como les da la gana. Y groserito que son con los clientes. Yo quisiera que el joven Vicepresidente, Jorge Arreaza, quien preside el comando anti especulación recién creado por el presidente Maduro, viniera a Puerto Ordaz y entrará a una panadería o a un negocio chino un día, y pudiera entrar de nuevo el siguiente día. Así podría darse cuenta de cómo roban a los habitantes de esta ciudad. Los chinos son unos alzados, mal educados y súper especuladores. Aquí hay bachaqueo de lo lindo. Apartamentos full de arroz, aceite, papel higiénico, pasta, toallines, y pare usted de contar. Productos subsidiados y revendidos a precios exorbitantes… Si uno le pregunta al bachaquero o bachaquera que sí esos productos son de ellos, y responden no son de una esposa de un militar… ¡Ah, mundo!, como dicen los barquisimetanos.

“Pepe”, hermano, perdóname esa… pero tenía que desahogar esta arrechera que me consume día a día… y me toco hacerlo contigo. Tenía que deslastrarme de esta carga pesada y hedionda a más de lo mismo, aprovechando el “… sea coma sea” de nuestro presidente Nicolás Maduro. ¡Se cansa uno! ¡Volveré como sea!

Puerto Ordaz, 22 de Octubre de 2015

Fuente: Aporrea.org

Autor: Teófilo Santaella

Otros artículos de: Teófilo Santaella

Facebook Comentarios
x

Check Also

Diego Ranuárez / San Juan desde una ventana

San Juan de los Morros.- Los que nacimos acá podemos decir muchas cosas de nuestro pueblo: nos salvamos de la mayoría del caos político ...