Home / Noticias / Opinión / Nicmer N Evans / Nicmer Evans / Mentiras, amenazas y hackeos de N33, protegido racista y homófobo del gobierno

Nicmer Evans / Mentiras, amenazas y hackeos de N33, protegido racista y homófobo del gobierno

El proceso revolucionario ha tenido sus lados oscuros, todos lo hemos sabido, algunos mientras tuvimos relación con el gobierno del presidente Chávez desde adentro hicimos lo posible por combatirlos, un ejemplo fue la práctica de la llamada “lista Tascón”, “La Hojilla”, o el estímulo al malandraje político o la exclusión político-ideológica de derechos fundamentales, esto por cierto no es una práctica novedosa en Venezuela, ya que la historia republicana está plagada de esto, sin embargo no por ello quienes compartimos valores democráticos, seamos del sector que sea, al final coincidimos en las mismas luchas aunque con diferentes roles y herramientas para tal fin.

Sin embargo, en los últimos años del gobierno del presidente Chávez, y aún más en los años del gobierno de Maduro, estos sectores oscuros se han ido posicionando aún más y controlando amplios sectores de poder como consecuencia de la pérdida de legitimidad del gobierno, y por la incapacidad de mantener la coherencia ideológica entre lo que se dice y lo que se hace desde el gobierno.

En este marco, personajes como Jesús Almeida Morgado (denunciado hace ya tiempo por el autoexiliado Alberto Nolia[i], periodista que llegó a sustituir a Mario Silva después de su deshonrosa y temporal salida de VTV), a la sombra del actual gobernador de Aragua, avanza en el trabajo de seguir espantando a la militancia revolucionaria que conservan valores verdaderamente socialistas.

Recientemente, a través de más o menos 30 cuentas robot, desde la cuenta @TheHackerN33 se colocó un video que pretende descalificarme como “tarifado” como consecuencia de unos correos de una cuenta hackeada al editor de un libro a varias manos en el que participé hace dos años sobre el tema de la pobreza y la desigualdad en Venezuela, haciendo pensar que mi participación en tal texto era para descalificar las políticas de la revolución en esta materia (invito a consultar cualquier duda directamente en el texto LA DESIGUALDAD: UN PROBLEMA DE ECONOMÍA POLÍTICA Y CALIDAD DEMOCRÁTICA. Pág. 160. (2015). Libro: Derrotar la Desigualdad. Coordinador: Joaquín Marta Sosa. Editorial Fundavag Ediciones.) y peor aún, que haber cobrado honorarios por mi participación en la obra era un delito, como si trabajar sin cobrar no fuese la base de la explotación.

Las reacciones a mis comentarios por tal nivel de ignorancia intencionada, no se hicieron esperar.

Quizá lo más interesante de esta reacción es la puesta en evidencia de la homofobia y/o machismo:

Y el desparpajo de la calidad de las ofensas;

Pero lo más impactante es el claro racismo de quien se identifica como “chavista” y “socialista”;

 

Y claramente es apoyado por personajes como Diosdado Cabello a través de la cuenta de su programa de televisión;

Y de los conductores del programa de VTV Zurda Konducta;

Que de manera simultánea a los escritos descontrolados de Almeida a través de una de sus cuentas, eran replicados, apoyando de manera clara las opiniones de un racista, homófobo y acomplejado, que en nombre de Chávez utiliza delitos informáticos para descalificar a otros con plena impunidad.

Son tres las cosas que quiero concluir con esta crónica gráfica:

1.- No tengo duda que todos estos personajes atentan contra las personas honesta y buenas que aún quedan apoyando al gobierno por una mal entendida lealtad, que termina siendo sumisión ante el poder que te humilla y manipula.

2.- Dejo públicamente claro que los responsables de lo que me suceda por asumir mis posturas críticas desde la izquierda son personajes como los ya mencionados en este texto, y espero que algún día exista una justicia digna para todos, donde una denuncia como esta pueda ser procesada sin que el acusador termine siendo el delincuente, y no sólo sirva para quienes ostentan el poder de manera sobrevenida.

3.- No me detendré en mi labor política de empujar la construcción un referente político emergente, fuera de la polarización.

Fuente: Aporrea

Facebook Comentarios
x

Check Also

Nícmer Evans / ¿Qué hacer en 2017?

Escasez, colas, salarios miserables, hambre, mengua por medicamentos, un gobierno indolente y mentiroso, un pueblo traicionado, una dirigencia opositora tradicionalmente vetusta e incapaz, un ...