Home / Noticias / Opinión / Miguel Méndez Rodolfo / Los leones africanos y su transformación política

Miguel Méndez Rodolfo / Los leones africanos y su transformación política

 

Caracas.- El continente africano, del cual no solemos oír sino malas noticias, se ha montado en el autobús de la globalización y se apresta a despegar con fuerza para ser un jugador importante en la economía mundial. Durante el período colonial y después de su independencia, sojuzgadas muchas de sus naciones por los “Padres Libertadores”, África ha padecido de guerras, genocidios, hambrunas, pobreza, crisis severas de agua, crisis económicas y un gran déficit de democracia y buenos gobiernos; sin embargo diversos países del Magreb y sub saharianos, contradicen hoy día esa tendencia de los últimos dos siglos, por lo menos. En efecto, Etiopía, Tanzania, Ruanda, Kenia, Uganda, Mozambique, Congo, Ghana, Zambia, Nigeria, Suráfrica, Senegal, Marruecos, Túnez y Argelia, muestran grandes logros económicos que se traducen en urbes cosmopolitas y la conformación de grandes segmentos de clases medias acomodadas.

Estos países iniciaron impensables transformaciones políticas, sociales, culturales y económicas. Emprendieron enormes reformas estructurales, abrieron su economía, se propusieron combatir el déficit fiscal, privatizaron empresas estatales ineficientes, modernizaron el gobierno y sus procesos, invirtieron grandes sumas en educación, asumieron el cambio tecnológico, se orientaron a la exportación, profundizaron la democracia o la asumieron, saldaron las viejas heridas de las guerras, establecieron su desarrollo en una perspectiva sustentable, diseñaron estrategias para enfrentar el cambio climático, etc. Ruanda, que venía de un genocidio en 1994, en el que fueron asesinadas un millón de personas, con el apoyo financiero del Banco Mundial (menos de mil millones de dólares), primero inició la reconstrucción y luego asumió las reformas estructurales. Durante la reconstrucción, el gobierno privilegió la recuperación institucional, lo que potenció los resultados  económicos y los indicadores sociales. Así entre 1995 y 2005 Ruanda tuvo tasas de crecimiento del PIB de 7,5% promedio interanual. Para 1998, el PIB había recuperado el nivel previo a 1994. La inflación se mantuvo baja, en un nivel del 6% por año en la última década. Se creó una taquilla única que permitió registrar una empresa en días, se simplificaron drásticamente los trámites con el gobierno, se facilitaron las inversiones extranjeras, se creó una zona franca para producir bienes para la exportación, etc.

Una factor clave del desarrollo de los Leones Africanos es haber entendido muy claramente que seguir al pie de la letra los siguientes postulados lleva al éxito: estabilidad política, imperio de la Ley, derechos de propiedad, acceso a los mercados (de bienes y de capital) y seguridad en los contratos. En la primera década del siglo XXI las 500 principales empresas africanas, habían crecido un 8% interanual y de las primeras 100, apenas 20 de ellas se dedicaba a la explotación de la minería y los recursos naturales. Desde mediados de los años 90 la productividad del trabajo ha crecido sustancialmente en el continente negro. En esa misma década, la tasa de crecimiento real del PIB del África subsahariana tuvo un promedio anual de 5.7%; superior al 3.3% de América Latina. Se prevé que la economía de África crecerá a una tasa anual promedio de 7% durante los próximos 10 años.

Los países africanos que se han modernizado están dando saltos cuánticos. Muchos de ellos se saltaron la telefonía fija porque fueron directo a la móvil; esta última tecnología está permitiendo que mediante aplicaciones haya un sistema de pagos electrónicos que se extiende a toda la población y que es una suerte de medio alternativo a la banca. La introducción acelerada de las energías renovables, solar y eólica, traerá electricidad también agua, pudiendo reducir drásticamente las inversiones en las presas para hidroelectricidad, las plantas térmicas, los tendidos eléctricos, así como en los embalses y los acueductos. Nos conviene aprender de África.

Facebook Comentarios

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

x

Check Also

Diego Ranuárez / San Juan desde una ventana

San Juan de los Morros.- Los que nacimos acá podemos decir muchas cosas de nuestro pueblo: nos salvamos de la mayoría del caos político ...