Home / Noticias / Opinión / Máximo Blanco / Máximo Blanco / Las medidas económicas

Máximo Blanco / Las medidas económicas

dolares-cadivi_bolivaresLos problemas económicos se colocaron a la orden del día. El atropello que ha venido recibiendo el empresariado privado, durante esta “revolución”, nos condujo a la recesión por la que atraviesa el país. Ello, evidentemente creó una economía de puerto. Y esta caída de la oferta, unida a las recurrentes devaluaciones y a las constantes emisiones de dinero inorgánicos nos llevaron a tener la inflación más alta del planeta; acompañadas de dos variables irritantes, como lo son la escasez y las largas colas que arropan al país. Problemas que diariamente empobrecen a la población.

            La otra gran dificultad económica se deriva de nuestra condición de país monoproductor-rentista-petrolero. Como sabemos los venezolanos vivimos exclusivamente del petróleo. El 96% de las divisas que nos ingresan provienen de las ventas de este oro negro, y resulta que el precio de este recurso, después de haber llegado a $ 130 el barril, está en franca caída. La semana próxima pasada cerró en menos de $ 40 el barril. Y en este escenario, los cálculos para este año a un promedio de $ 45 el barril, ubicarían los ingresos de divisas en 15 mil millones de dólares. Pero como a ese monto tendríamos que restarle $ 11mil millones, que debemos pagar en deuda externa, nos quedarían sólo $ 4 mil millones en billetes verdes. Y como tenemos la obligación de importar el 70% de los bienes que consumimos estamos frente a un amplio desequilibrio; pues no tenemos los dólares para esta operación, y además el presupuesto nacional, según muchos expertos, alcanzaría hasta el mes de abril.

            Frente a esta crisis, y sin amigos que auxilien a este régimen ineficiente, es evidente que el anunciado paquete al fin llegará. La discusión, como es obvio se centrará sobre quienes pagarán los platos rotos de las medidas que se adopten. Al respecto, consideramos que el pueblo no aguanta más sacrificios, por lo que las medidas no deberían apuntar al bolsillo de los venezolanos, y quien tiene que pagar sus errores es el gobierno.

            En ese sentido, para enfrentar la inflación, la escasez y las colas es necesario promover entre el gobierno, los empresarios, los productores del campo y los trabajadores un diálogo efectivo destinado a aumentar la inversión, la producción y la productividad. El gobierno debe garantizar el derecho a la propiedad, seguridad jurídica a los inversionistas y simplificar los trámites para la apertura de nuevas empresas; tiene que combatir la inseguridad y los apagones eléctricos que también frenan al sector productivo; debe colocar en manos de los productores del campo los cuatro millones de hectáreas (4.000.000 h) que expropió y que se mantienen improductivas. Tiene que pasar todas las empresas estatizadas que están dando pérdidas al campo privado. Y evidentemente dejar de inyectar dinero inorgánico.

            Para abordar los problemas de la escasez de divisas y déficit fiscal el régimen tiene que concentrar a PVDSA en su actividad fundamental: la producción de crudo. Proceder a refinanciar la deuda con China, a los fines de recortar del envío diario petrolero unos 200 mil barriles que la estatal petrolera pueda vender en otros mercados. Eliminar los regalos petroleros a Cuba y a otros países. Cobrar las deudas y modificar los convenios petroleros con Petrocaribe. Comenzar a sincerar el precio de la gasolina, pues las refinerías no cobran ni un solo céntimo por la gasolina que entregan a las estaciones de venta de ese producto. Y unificar de manera gradual el tipo de cambio para homogeneizar costos y achicar la sobrevaluación del bolívar.

            Ahora bien, si las medidas son para radicalizar el proyecto socialista los problemas económicos se agravarán; la pobreza seguirá creciendo y la base de apoyo del gobierno caerá comprometiendo su gobernabilidad. AMANECERÁ Y VEREMOS  

Facebook Comentarios
x

Check Also

Carola Chávez / Tú, entre barricadas y mentiras

Caracas.- ¿Recuerdas que hace apenas unos meses estabas en modo guarimba “Maduro vete ya”, y dejaste de llevar a los niños al cole, “hasta que ...