.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Noticias / José Luis García/ Diálogo y cambio de gobierno

José Luis García/ Diálogo y cambio de gobierno

dialogo_rostros03112016_opt

La confrontación que se lleva a cabo entre el gobierno de Nicolás Maduro intentando desesperadamente aferrarse al poder y la mayoría de los venezolanos que reclaman un cambio en la conducción del país para garantizar la producción nacional, el abastecimiento, la dotación de medicinas, garantizar la salud, la vida de nuestros ciudadanos, refleja una complejidad tal que a veces impide ver con claridad una posible salida.

jose-luisgarcia-1_opt

José Luis García

Es evidente que el gobierno acepta sentarse en la mesa de negociaciones ante el inmenso apoyo popular a la vanguardia política democrática organizada en la MUD.

 Pero es también evidente que se sienta a conversar intentando disminuir la fuerza lograda por su adversario, dividirla y generar escepticismo en sus seguidores.

Cuando comienzan las conversaciones del ya famoso diálogo gobierno – MUD, el pueblo enardecido venía realizando multitudinarias manifestaciones de protestas para expresar su rechazo al secuestro del que fue objeto el referéndum revocatorio.

La llegada de los mediadores del Vaticano para sentar a dialogar a la MUD y al gobierno no debió suponer la desmovilización de la población opositora, sino que su objetivo central debió ser plantear las exigencias del pueblo en la calle impidiendo las maniobras del gobierno y ratificando el papel de la mesa como escenario para cosechar los resultados producidos por la movilización popular.

Es tan desesperante la situación que atraviesan los venezolanos y su exigencia de un cambio a la brevedad posible que al observar que el inicio de las conversaciones significaba una postergación de la presión de  calle para exigir la continuación del proceso de referendum, reacciona de manera airada contra la dirección política de la Mesa de la Unidad Democrática y los negociadores.

Cuestión que es aprovechada por el gobierno para desarrollar su estrategia de debilitamiento de las fuerzas de la oposición democrática, generándose una dinámica peligrosa que amenaza con debilitar la principal herramienta con la que cuenta el pueblo venezolano para promover los cambios de manera pacífica y democrática y sin ningún costo en derramamiento de sangre o pérdidas de vidas humanas.

Ante esa situación es imperativo la elaboración de una línea de acción política por parte de la MUD y los partidos que la integran que rescate su poder de convocatoria, la capacidad de movilización del pueblo y la fuerza de masas necesarias para arrancar al gobierno las exigencias plasmadas en la mesa de diálogo dándole prioridad a la realización de Elecciones Generales o la reactivación del Referendo Revocatorio.

El planteamiento hecho público por el alcalde Carlos Ocariz de realizar una jornada de recolección de firmas entre el 30 de noviembre y el 04 de diciembre para poner de manifiesto ante la comunidad internacional, ante los mediadores, ante el gobierno y frente a nosotros mismos que el 80% de los venezolanos clama por un cambio, es una oportunidad propicia para movilizar a la población, rescatar el espíritu de lucha y retomar con nuevos bríos nuestra disposición a lograr nuestro derecho al voto, el respeto a la constitución y el cambio de gobierno.

José Luis García 

Facebook Comentarios
x

Check Also

Santiago Arconada / ¡Aplaude Érika!

El presidente Maduro sonaba sobrado a lo largo de la cadena de Radio y TV del día jueves 7 de septiembre en la noche. ...