.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Noticias / Opinión / Jesús Silva / Jesús Silva / El diálogo de los gafos

Jesús Silva / El diálogo de los gafos

La Real Academia Española define al gafo como persona que padece gafedad, y esta última como sinónimo de poca inteligencia.

Finalizando 2016, en Venezuela se desarrolla un experimento llamado diálogo, digo experimento porque se desconoce cuál será su resultado final.

Por ahora con el diálogo, oposición y gobierno dicen que están ganando. Sin embargo yo sospecho que la oposición demuestra poca inteligencia y es el gobierno el que realmente gana.

Ver video: debate sobre el diálogo en televisión http://www.youtube.com/watch?v=QwFgY4UpI3s

Si usted me ha leído antes, no le sorprende que yo aquí diga abiertamente que soy chavista de a pie y diga que este diálogo así como va me parece maravilloso, sobre todo si es aprovechado por la dirigencia gubernamental para solucionar los problemas económicos que sufrimos los venezolanos de a pie, o sea, los que vivimos de nuestro trabajo diario.

Explicar los resultados del actual diálogo es sencillo, tanto que toda la gente se da cuenta sin importar si apoya a la oposición o al gobierno. Revisemos:

Ciertos dirigentes hicieron un papel poco inteligente en 2016, porque, aún teniendo el parlamento en sus manos, fracasaron en todo lo que intentaron contra el Presidente Maduro, por ejemplo: enmienda para recortar mandato, referendo revocatorio, acusación de doble nacionalidad,
juicio político, declaración de responsabilidad política, bloqueo del presupuesto nacional, etc.

Estos mismos personajes fracasaron también en remover jefes de otros poderes públicos, ni nombrar nuevos jefes, ni hacer leyes importantes, ni lograr la libertad de sus presos, ni ganar espacios en elecciones a gobernadores. Mientras que todos sus actos eran bloqueados, denunciaban ser víctimas de violación de la Constitución y de un golpe contra el parlamento.

A sabiendas de que su enemigo maneja el Estado (o sea, el poder), los despojados llegaron a una interesante conclusión: nuestras únicas armas de lucha son la protesta de calle y la presión en la comunidad internacional.

Entonces cuando todo indicaba que harían uso radical de esas armas para por lo menos hacerle pagar a su enemigo un alto precio político por las acciones cometidas, llegó el diálogo.

Con las armas guardadas en el congelador del diálogo, los inteligentes ganan tiempo, no pagan precio político de sus acciones, gobiernan sin conflicto y tal vez tratan de resolver los problemas económicos de fondo para ganar elecciones y hacer feliz al pueblo. Y si no logran reconstruir la economía, seguramente aplicarán más dialogo y ganarán más tiempo.

Por su parte los gafos no ganan nada más gafos son si creen que les van a nombrar un CNE a favor de ellos.

Si juzgamos por los resultados, entonces la Revolución Bolivariana cuenta con el liderazgo de varios sujetos inteligentes, mientras que amenazan con tumbarla son gafos arrogantes que dicen ser inteligentes pero en la práctica terminan ayudando a la revolución.

No importa si usted es chavista o si es opositor, usted entiende quiénes son los gafos en el diálogo; a menos que usted sea gafo también y todavía no comprenda.

Fuente: Aporrea

Jesús Silva R.

Escritor, constitucionalista y militante marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en la UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

  jesussilva2001@gmail.com       @Jesus_Silva_R

Facebook Comentarios
x

Check Also

Santiago Arconada / ¡Aplaude Érika!

El presidente Maduro sonaba sobrado a lo largo de la cadena de Radio y TV del día jueves 7 de septiembre en la noche. ...