.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Noticias / Opinión / Jesús Lárez / En la APUNELLARG todos deben tener derecho a votar.

Jesús Lárez / En la APUNELLARG todos deben tener derecho a votar.

A nivel mundial alcanzar el sufragio universal no fue tarea fácil, se tuvo que recorrer un largo período de adelantos y retrocesos durante el cual se limitó el ejercicio a grupos. Si revisamos la historia podemos distinguir varias limitaciones al derecho al voto donde se excluían del padrón electoral a quienes no reunían ciertos requisitos.

Se tiene conocimiento que entre una de esas modalidades se configuraron por estimaciones económicas, quienes podían comprobar cierta renta anual eran registrados en el padrón electoral, quienes no, quedaban por tanto sin posibilidad de sufragar. En otros casos, se negaba el derecho al voto por razones educativas, es decir, quienes no sabían leer ni escribir no podían manifestar su voluntad soberana. También por motivos racistas, en ciertos países no se les reconocía el derecho al voto a negros o judíos. Por valoraciones ideológicas, que impedían el derecho a sufragar a grupos políticos de corrientes distintas al gobierno de turno. También se negó el derecho al voto por razones de sexo, basándose en una increíble concepción de ineptitud natural de las mujeres para cuestiones políticas.

En Venezuela se fue avanzando continua y lentamente hacia un marco institucional que garantizara la libertad pública y jurídica. En el período comprendido entre 1811 y 1895, se aprobaron once constituciones y se eligieron 18 presidentes siempre con la preocupación programática, de acuerdo a los intereses, del sistema electoral. La constitución Federal de 1901 marca el inicio de la dictadura donde se altera el régimen electoral, se elimina el sufragio universal y directo, pone en manos de los Consejos Municipales la elección del Presidente de la República, en la Constitución de 1928 se prohíbe en el territorio de la República la propaganda comunista y se declara traidores a la patria a los que proclamen, propaguen o publiquen. En la Constitución de 1947 se establece que el Presidente, los congresistas, miembros de Asambleas legislativas y concejales debían elegirse por el voto universal, directo y secreto.

El texto constitucional vigente y único que ha sido aprobado mediante referéndum popular, consagra el voto como derecho, su carácter universal, directo y secreto, destacándose en los artículos 63 y 64.

Hoy en día es inimaginable que se intente vulnerar el sagrado derecho al sufragio, columna vertebral de un sistema democrático. Retomar vicios para la configuración de padrones electorales por valoraciones ideológicas es un retroceso gigante. Sin embargo, parece que sucede.

En el mes de Febrero del año pasado se eligió por voto secreto la Comisión Electoral que dirigiría el proceso para la elección de la Junta Directiva de la Asociación de Profesores de la UNERG (APUNELLARG). En este acto más de 12 docentes que asistieron a cumplir con su derecho no aparecieron en el padrón electoral, y la diferencia entre quien resultó ganador (Plancha Rectoral) y el que alcanzó el segundo lugar (Unidad Unergista) fue de sólo 5 votos. Como se comprenderá, aun cuando no se puede asegurar, el resultado pudo ser distinto si se hubiese garantizado el derecho al voto de todos los miembros de la Asociación.

Ya promulgado el Cronograma Electoral el 13 de Enero del año en curso, se estableció el lapso de reparo del Registro Electoral Preliminar. El Movimiento Unidad Unergista detectó que más de 32 docentes no aparecían en dicho registro y procedieron a informar a los afectados para que se les garantizara su derecho político. Cada docente elaboró un documento dirigido a la Comisión Electoral donde previa identificación, hacían referencia a las razones del reparo y para ello anexaban una constancia emitida por la Asociación donde los certificaba como miembros activos. El Movimiento Unidad Unergista procedió a consignar los documentos en los lapsos correspondientes y fueron declarados inadmisibles por la Comisión Electoral haciendo alusión a la Ley Orgánica de los Procesos Electorales y a que no fueron hechos individualmente.

En la referida Ley, en su artículo 39, se establece las condiciones de inadmisibilidad: (a) La caducidad del plazo para ejercer la impugnación,  (b) No tener interés legítimo, y (c) No contener una dirección o forma alguna de contactar al interesado o interesada. Como se entenderá no hay razón, según la Ley aludida, para declarar la inadmisibilidad.

El Movimiento Unidad Unergista se inició como herramienta de lucha por la defensa de los derechos de todos los docentes que laboramos en la UNERG. Por ello, hemos hecho lo posible para que se garantice el derecho al sufragio de todos nuestros colegas ya sean activos o jubilados independientemente de su ideología.

Compañeros, no seamos cómplices de vicios y engaños, debemos rescatar nuestra universidad de las pretensiones tiránicas de someternos y llevarnos a ser mendigos agradecidos. Nuestra situación actual nos debe llevar a la reflexión, no hay lugar para equivocaciones. Muchos inescrupulosos e inmorales que han colaborado con la destrucción de nuestra universidad hoy pretenden que le sigamos apoyando en su actitud servil. Es urgente un cambio, sólo Unidad Unergista lo garantiza, los demás nos han llevado al límite del hambre y la miseria. De nosotros depende recuperar la dignidad del gremio y procurarnos restablecer nuestro nivel de vida, con esperanza y apegados a las más estrictas bases democráticas y de progreso. No más miedo, apóyanos. Dile No al ventajismo y a la trampa. El futuro está en nuestras manos.

“Llegar juntos es el principio. Mantenerse juntos, es el progreso. Trabajar juntos es el éxito”. Henry Ford.

Facebook Comentarios
x

Check Also

Eleazar Díaz Rangel / Investigaciones pendientes

No es concha de ajo eso de presentar ocho proyectos de leyes para su estudio y aprobación en la Asamblea Nacional Constituyente, todas ellas ...