.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Noticias / Opinión / Félix Cordero Peraza / Descentralización y elecciones regionales

Félix Cordero Peraza / Descentralización y elecciones regionales

Cada vez es más centralista la vida institucional, económica, política y administrativa en Venezuela. Los avances que se alcanzaron luego de los procesos de regionalización y descentralización se perdieron casi totalmente. Solo quedaron las elecciones de gobernadores, alcaldes, diputados y concejales. Fueron décadas de lucha de las regiones por la descentralización. Desmontar la concentración de poderes de la nación en Caracas no fue nada fácil. La cultura política es centralista. Por los setenta comenzaron en el Zulia y luego en Lara los movimientos de la sociedad civil y parte del liderazgo político regional. Se luchó por mayor poder para las regiones con la transferencia de competencias a nivel de la administración pública. La creación de las corporaciones de desarrollo y de los bloques parlamentarios por regiones en el Congreso de la República, le dio una fuerza  extraordinaria a las débiles entidades federales. Hasta ese momento hasta los porteros y personal de limpieza de las oficinas gubernativas eran designados desde la capital de la república. 
 

Sociedad civil y descentralización
Se organizaron foros, congresos y asambleas estatales y regionales, en las cuales participaron las organizaciones de la sociedad civil, de carácter económico, gremial, sindical, social, educativas y gremiales. Fueron invitados los partidos políticos y a sus representantes en el Congreso, asambleas legislativas y cámaras municipales. El movimiento por la descentralización fue creciendo en todo el país y ganó seguidores entre dirigentes de los partidos políticos. En honor a la verdad, fue un movimiento principalmente de la sociedad civil y al que se incorporaron importantes dirigentes políticos. Es necesario destacar el papel que jugó la Copre en el éxito de todas estas campañas como institución técnico-política de estudio y orientación.

Comenzando la década de los ochenta, el VI Plan de la Nación contenía por primera vez  nueve planes regionales. Formulados por los organismos de planificación regional. Fue un intenso proceso de participación nacional. Contenía lineamientos para fomentar el desarrollo regional, una mejor distribución del ingreso, la descentralización de la administración pública, una mayor eficiencia en el sector productivo privado, importantes aspectos ambientales y guías para un ordenamiento territorial equilibrado. Un estudio sobre los efectos de la regionalización elaborado por Cordiplan, para el periodo 1971 y 1981, dio como resultado que el Valor Agregado Industrial, en la región capital, bajó de 41.6% al 29.5%; la participación del empleo industrial, en la región capital, baja del 45.6% al 42%; las regiones central y capital disminuyeron la inversión en construcción pública, del 31.4% al 24.6%, y la construcción de viviendas en la capital bajó del 22.3% del total al 14.2%. ¡Un proceso de desconcentración poblacional y urbano!
 

El poder de elegir gobernantes
Tres instrumentos legales entran en vigencia por el año de 1989, que dan la victoria a la lucha de las regiones por la descentralización. La Ley Orgánica de Descentralización, Delimitación y Transferencia de Competencias del Poder Público; la Ley de Elección y Remoción de Gobernadores y la Ley Orgánica del Régimen Municipal. Leyes que profundizaron la democracia, haciéndola más horizontal. Aproximando al ciudadano a la toma de decisiones y a la construcción de su propio destino. Leyes que transfirieron al ciudadano el poder de elegir sus propios gobernantes. En los gobiernos centralistas, no hay participación libre de ciudadanos en los asuntos públicos. Los mecanismos de participación se aplican unilateralmente para controlar al ciudadano y a los programas de beneficencia. El federal o descentralizado tiene múltiples ámbitos de poder. 
 

Centralismo y cultura política
Con motivo de las próximas elecciones regionales vale la pena recordar este proceso de descentralización que tuvo lugar en las principales ciudades de la nación e influyeron en el sector político puntofijista. ¡Los gobernadores, alcaldes, diputados regionales y concejales son ahora electos por sus electores. Los siguen escogiendo en las cúpulas de los partidos políticos pero son los ciudadanos con su voto quienes les eligen. Venezuela hoy más que nunca necesita gobernadores que salgan de las propias comunidades de sus estados. Conocedores de sus problemas y soluciones. ¡En Venezuela, no hay más centralista que los dirigentes políticos! Que funcionan con una férrea dirección vertical.

efecepe2010@gmail.com

fcordero@eluniversal.com

@efecepe2010

Fuente: El Universal

Facebook Comentarios
x

Check Also

Santiago Arconada / ¡Aplaude Érika!

El presidente Maduro sonaba sobrado a lo largo de la cadena de Radio y TV del día jueves 7 de septiembre en la noche. ...