Home / Noticias / Opinión / Fausto Masó / Fausto Masó / ¡Viva 2016!

Fausto Masó / ¡Viva 2016!

En 1998 los venezolanos aguardaban un milagro, desconociendo que los años de la democracia fueron los mejores de toda la historia del país. Apostaron equivocadamente a favor de un político golpista, así nos fue. Ignoraban que los gobernantes civiles, con todos sus errores, fueron un enorme paso de avance en relación con los mandones militares. 

Todavía hoy se rechaza la obra de los gobiernos civiles, ahora estamos abrumados por un presente sin aparente futuro. Perdimos la capacidad de soñar, no podemos aceptar que nuestra única salida sea volver a ese pasado borrado por el chavismo, continuar la obra de Raúl Leoni, Rómulo y Caldera que poco, o nada, tienen que ver con el Copei y el AD de hoy.

Es demasiado fácil criticar el último discurso de Nicolás Maduro, la economía venezolana cayó 4% el año pasado y en 2015 volverá a descender 6%. Nos empobrecemos con una velocidad pasmosa, única en Latinoamérica. Basta con abrir los ojos para comprobar el proceso de desintegración del país. ¿A qué aspira un joven? A irse del país. Y desgraciadamente muchas veces tiene razón.

Solo las personas mayores y los muy pobres aceptan seguir viviendo en Venezuela, cuyo sistema eléctrico se cae a pedazos, lo que todavía ignoramos los que vivimos en Caracas. Falla la refinería de Amuay, partes de Venezuela se quedan sin servicio eléctrico. “El número de accidentes que se reportan en las refinerías reflejan que las políticas de mantenimiento no se realizan, ocasionando accidentes laborales o fallas como las de hoy”. “Al menos 9 plantas termoeléctricas que no funcionan correctamente” y otras no se han terminado de construir o no generan suficiente electricidad.: “Planta Centro (Carabobo) de los 2.000 MW de capacidad que tiene genera apenas 400 MW”.
La Comisión de Electricidad del Colegio de Ingenieros es tajante: “Corpoelec no tiene suficiente capacidad con las plantas térmicas disponibles”.

Mientras tanto, la verdadera herencia del chavismo serán los nuevos multimillonarios que se han enriquecido con la importación de alimentos, no produciendo nada en el país.

¿A qué se debe la paciencia del venezolano?

Fuente: El Nacional

Autor: Fausto Masó

Otros artículos de: Fausto Masó

Facebook Comentarios
x

Check Also

Diego Ranuárez / San Juan desde una ventana

San Juan de los Morros.- Los que nacimos acá podemos decir muchas cosas de nuestro pueblo: nos salvamos de la mayoría del caos político ...