.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Noticias / Opinión / Eligio Damas / Según Ameliach, Diosdado sería el presidente

Eligio Damas / Según Ameliach, Diosdado sería el presidente

Lo creo tan obvio que decirlo es una perogrullada. Chávez no dejó ese asunto a la buena de Dios; lo que tampoco quiere decir, que dejó todo hecho a la medida. Lo que ha venido aconteciendo hace pensar a mucha gente que de estar Chávez vivo otra hubiese sido la historia. No sé. No emito juicio definitivo sobre eso. Pero si pudiera decir que la marca, patente, del socialismo del siglo XXI la imprimió el comandante. Claro, cualquiera pudiera decir, lo que tampoco es muy ajeno a la ortodoxia, que quienes vinieron después no pueden escudarse en él. Estaban obligados a usar las brújulas, GPS necesarios y de manera eficiente para marcar el rumbo ante los cambios “que ha dado la vida”.

Pero resulta que para desprenderse de una herencia, sobre todo muy pesada, donde abundan muchos dolientes y aspirantes, es necesario tener mucho guáramo y claridad para atreverse y alumbrar el camino, como para que nadie se achicopale y menos piense que camina a tientas.

Es verdad que Chávez, aquella inolvidable y dolorosa noche llamó a todos a apoyar a Maduro, pero no trasladó con aquel gesto su liderazgo al ahora presidente. Eso no es posible. Eso no puede hacerse por decreto, ley ni siquiera la relativa a la herencia, como tampoco por ósmosis. Lo que quiso el comandante fue dejar alguien a cargo para evitar diásporas y rencillas que pudieran disolver la fuerza que puso en movimiento. Por eso dije antes que no dejó aquello “a la buena de Dios”.

Lo que llamamos el chavismo, tiene su origen más inmediato en el MBR-200. El movimiento integrado determinantemente por militares que se alzó el 4f. Claro, ese agrupamiento de hombres del mundo militar resultó de las circunstancias históricas venezolanas y los efectos que sobre cada hombre produce la multitud. Por ejemplo, el fenómeno conocido como el “Caracazo”, fortaleció a los jóvenes militares descontentos que luego seguirán a Chávez. Lo que intento decir, es que al chavismo, con todo lo que eso implica, no puede considerársele estrictamente militar. Pero también es cierto, que cuando Chávez insurge con los suyos, lo hacen casi desligados del mundo civil. Eso lo dijo el mismo, abunda ya la literatura que lo confirma. También por lo mismo el 4f no pasó de ser un gesto aislado y hasta juzgado como un simple golpe militar. Por eso, hace pocos días, Diosdado Cabello, con razón o sin ella, afirmó que la Revolución bolivariana tuvo su origen en los cuarteles y de allá se vino hacia la calle. No obstante creo pertinente dejar claro, que una cosa es el MBR-200 y otra la Revolución bolivariana, el MVR y hasta el PSUV. Basta leer algo relacionado con las memorias de Chávez, de las cuales hay muchas versiones escritas, para percatarse de lo que estamos afirmando, por las propias palabras de aquél.

Por eso hemos dicho que Chávez no dejo todo a la buena de Dios, pero tampoco a la medida. Porque del MBR-200, antes del alzamiento del 4f, al momento de su lamentable desaparición física, el mundo había dado muchas vueltas. El chavismo inicial, aquel del MBR-200 sufrió los cambios que la vida impuso, tanto como que el factor militar, sin dejar de ser importante y ¡cuánto!, debió ceder espacio al mundo civil, sobre todo a las masas que se empoderaron entonces de aquel proceso. Tanto, que al momento de su despedida para viajar a Cuba en su último intento de recuperar la salud, le pidió a los chavistas, universo más allá del mundo militar, que diesen su respaldo a Maduro. ¿Por qué? Razones abundaron para eso, como que este disponía de la fuerza organizativa, experiencia política y vínculos necesarios para hacer que el bajel navegase sin mayores contratiempos. No dejó pues las cosas a la buena de Dios.

El sabía bien del peso del universo militar en la reducida tarima de los grupos dirigentes. Estaba consciente del interés de sus compañeros de armas en los asuntos de la política y del deseo que les anima que la fuerza bolivariana continúe su acción de conformidad como ellos la concibieron.

Cualquier venezolano asegura que Diosdado Cabello es el heredero del liderazgo del comandante Chávez dentro del ejército y entre los militares retirados. En ese mundo, no es nada extraño, se le tiene como tal. Sus programas “Con el Mazo Dando”, convertidos ahora en actos de masas, siempre se han caracterizado por contar con la presencia de las máximas autoridades militares de la región del país donde aquel se produce.

Tal como el PSUV se comporta, escoge sus autoridades, uno pareciera no especular, si asegura que todo está convenido para que Diosdado, de una manera u otra, sustituya a Maduro. ¿Dispuso eso el presidente Chávez antes de aquella triste noche cuando llamó a apoyar a Maduro? Podría ser. Uno lo maneja como hipótesis. Creyó el presidente entonces no sólo lo que ya dijimos sobre Maduro y sus fuertes, sino que todavía Diosdado no estaba maduro para la política y le faltaba ponerse más en sintonía con lo que era el bolivarianismo y chavismo, bastante diferentes al MBR-200.

Por eso, estamos viendo a un Diosdado volcado hacia las multitudes, hablando, aunque sea formal o simbólicamente, un lenguaje distinto al que antes usaba, que lo acerque al chavismo que emergió de las contiendas electorales, la oferta de socialismo, la definida posición antiimperialista, las relaciones con los distintos grupos y partidos del GPP y los cambios que experimentó el propio Chávez, pues eso implica ir más allá del simplismo de enfrentar a los viejos partidos.

Ahora mismo, como aderezando el cocido, poniendo la guinda de la torta, Francisco Ameliach, gobernador de Carabobo, de los fundadores del MBR-200, militar retirado de los alzados el 4f, al hablar del revocatorio, en su programa radial de los miércoles por RNV, hizo, palabras más o menos, el siguiente comentario.

-Este año no lo habrá. De haberlo sería el año próximo. Si se diese y alcanzasen los votos necesarios para revocar al presidente no lograrían nada sustancial. “Hay planes”, dijo textualmente, “para nombrar a Diosdado Vicepresidente, quien se encargaría de la primera magistratura”.

“Hay planes”, dijo Ameliach. Eso está resuelto y quizás desde aquella triste noche en Miraflores. Días atrás se estuvo comentando de la casi segura sustitución de Aristóbulo Istúriz, algunos hasta llagaron a hablar lo haría una mujer. Más o menos eso también comentó Clodovaldo Hernández.

Pero el gobernador de Carabobo dijo algo más que me dejó pensando, tanto que todavía cavilo sobre eso. Lo dijo mediante una pregunta después de acusar a la MUD de soler engañar a los suyos: ¿Eso es lo que ellos quieren, elegir a Diosdado? Y agregó, de haber revocatorio en el 2017, sería como si la MUD mandase a votar por Diosdado.

¿Cómo entender esa advertencia? Pudiera estar destinada a desestimular a los opositores a no votar en el revocatorio del año 2017. Puede ser. Pero lo hizo de manera que deja muchas dudas y da paso hasta a inverosímiles cavilaciones.

Fuente: Aporrea

Facebook Comentarios
x

Check Also

Luis Vicente León / ¿Quién gana las regionales?

Pedro Penzini preguntó cuántas gobernaciones podría ganar la oposición y mi respuesta inició con un dimensionamiento teórico: “Si las elecciones tuvieran participación plena y ...