Home / Noticias / Opinión / Clodovaldo Hernández / Clodovaldo Hernández / Fueron con todo y volvieron sin nada: análisis gráfico del viaje de Don Ramos y su pandilla

Clodovaldo Hernández / Fueron con todo y volvieron sin nada: análisis gráfico del viaje de Don Ramos y su pandilla

camara_opt

Los avances de la tecnología generan cambios en el análisis político. Hace algunos años, la gente no se tomaba auto-fotos (las famosas selfies) y tampoco había tantos videos de seguridad ni mucho menos existía manera de grabar con un teléfono y con poca luz en los sitios más insólitos. Todas estas innovaciones ayudan al análisis político actual.

Las selfies nos dan mucha información valiosa, principalmente porque nos indican lo que una persona quiere que se sepa sobre ella misma y, en especial, sobre quiénes son sus amigos o relacionados. Por ejemplo, antes de partir hacia Washington los parlamentarios opositores Henry Ramos Allup y Luis Florido se fotografiaron a sí mismos con unas sonrisas de oreja a oreja. Bravuconamente, el presidente de la Asamblea Nacional puso la gráfica en las redes sociales y la acompañó de una suerte de amenaza: “Aprieten los cinturones y péguense del taburete porque en la OEA vamos con todo”. La escena recogida voluntariamente por sus protagonistas y difundida con semejante comentario da datos muy claros sobre una oposición que se siente guapa y apoyada por la derecha internacional y especialmente por el gobierno imperial.

Otras fotos auto-tomadas y difundidas intensamente por el grupete de parlamentarios antichavistas también permiten levantar un testimonio histórico de este episodio vergonzoso para el gentilicio que –nos guste o no- compartimos con esas personas. Se trata de los “momentos Kodak” que vivieron los diputados y otros asomados opositores con el flamante secretario general de la OEA, Luis Almagro. Las fotos nos muestran lo felices que estaban tanto los asambleístas como el diplomático uruguayo por estar juntos. Ellos mismos se las tomaron y ellos mismos las pusieron a volar por la nube, así que son imágenes que valen mil palabras resumibles en una, muy criolla y fea: conchupancia.

Una tercera gráfica, seguramente tomada por alguno de los tantos paparazis amateur, es la que registra a la cáfila de la AN mirando la sesión de la Consejo Permanente a través de un monitor de circuito cerrado. Es un salón muy elegante (según el embajador Chaderton, que mucho sabe de eso, es un lugar privilegiado dentro del protocolo de la OEA), pero esa elegancia no les quita a los invitados de Almagro sus caras de autogol ni oculta el hecho de que los dejaron como burros amarrados a la puerta del baile.

Haciendo un análisis del instante, llama la atención el hecho de que Ramos Allup es el único sentado, mientras los otros lo rodean de pie. Eso le da a la foto un aire de retrato en familia de la mafia. Y hablando de eso, también es un gran detalle la presencia de un personaje del llamado exilio, el periodista y operador político Rafael Poleo, sobre quien un agudo observador dijo una vez que era el tipo de individuo en el que estaba pensando Simón Bolívar cuando soltó aquello de que “el talento sin probidad es un azote”.

Completemos el ciclo de estudio de este capítulo de nuestra historia actual con otro testimonio gráfico propio de nuestros tiempos de alta tecnología. A su regreso a Venezuela, Ramos Allup es captado en video. Luce como un energúmeno, negándose a responder preguntas formuladas en tono ácido pero respetuoso por el reportero Luis Ugas. Insulta al periodista de La Iguana.TV y a otros allí presentes; insulta a los funcionarios del Seniat; insulta a los guardias nacionales. Se queja porque no están presentes los medios privados, los que en esas circunstancias hubieran podido sacarle las extremidades inferiores del barro, convirtiendo su bárbara procacidad en inteligente irreverencia. Los acompañantes, Florido, Williams Dávila y otro parlamentario (muy conocido en su casa, a la hora del almuerzo, como dice Alberto Nolia), chapean con sus credenciales de diputados y le hacen coro al deslenguado Ramos Allup, quien llama “cagones” a los militares.

La cámara indiscreta de Ugas y otras de celulares y tablets graban la retirada de Don Ramos y su pandilla. Dicen que el lunes darán su balance de tan triunfal gira en una rueda de prensa. Ya veremos qué cara ponen cuando posen oficialmente. Por lo que hemos visto hasta ahora, entre selfies, fotos en grupo y videos no aptos para niñas, niños y adolescentes, podríamos titular este episodio: Fueron con todo y volvieron sin nada.

(Clodovaldo Hernández / clodoher@yahoo.com)

Fuente: La Iguana Tv

Facebook Comentarios
x

Check Also

Javier Antonio Vivas Santana / O disuelven la “constituyente”, o el dólar paralelo superará los Bs. 200 mil

Escribí en este portal el 3-8-2017, que al instalarse la “constituyente”, y que sí ésta en vez de dedicarse a efectuar sus labores de ...