.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Noticias / Opinión / Angel Manuitt / Angel Manuitt  / Cachicamo sale es con humo

Angel Manuitt  / Cachicamo sale es con humo

“Si la obediencia es el resultado del instinto de la muchedumbres, el motín es el de su reflexión” Napoleón Bonaparte, en referencia a la Revolución Francesa.

Ya culminó el primer mes de este año 2015, entre convulsión social, escasez, acaparamiento, contrabando, delincuencia y otros males que nos azotan; esperábamos un golpe de timón que nos sacara de la tormenta en que estamos macerándonos desde hace 57 años y más, pero no ocurrió, al contrario, la marcha es irreversible hacia el abismo. Pero es que ni siquiera un anuncio de acabar con la corrupción hemos tenido o de reforma del sistema de administración de justicia que bastante falta hace, aunque sea para que se empiece a combatir la fulana guerra económica. El gobierno le echa la culpa a los comerciantes y distribuidores, pero increíblemente no hay ninguno preso, o es embuste, o los cómplices son muy pesados. Lo que sí se ha anunciado es que vienen medidas duras, aumento de impuestos, de la gasolina, de los peajes, etc, como que si nosotros tenemos culpa de todo lo que se han robado. Con los 20 mil millones de dólares Cadivi y los 67 mil millones más que se perdieron de las importaciones públicas, bastante se hubiera hecho, sobre todo en el campo. Hoy Guárico vuelve a ser la cenicienta en que la habían convertido, tuvimos un lapsus de recuperación, nos pusimos hasta a “sonar“ en el país: fuimos productores de maíz, arroz, sorgo, frijol, algodón, tabaco, carne bovina, leche, cerdo, etc.; hoy somos una potencia en producir delincuentes en bandas, para muestra un picure. Es que aquí en ya los bandidos van a tener que hacer cola hasta para atracar, la gente está abandonando las fincas y parcelas, los poquitos que quedan no alcanzan para que los malhechores se repartan el botín. Entre el atropello constante de los cuerpos de seguridad, la jauría de ladrones, la burocracia y la escasez de insumos, hay que ser guapo compadre pa´ quedarse trabajando en el campo. Pero les tengo una buena noticia estimados: no hay mal que dure cien años. La conseja popular y sobre todo la sabiduría del llanero, nos ha dejado mucho a través de los años. Somos observadores por naturaleza, callados y prudentes, sobre todo en lo que respecta al trabajo. El llanero aprendió a través de los años a observar la luna para realizar sus labores, sabe que la madera, para que dure, se corta en menguante; se dio cuenta que con los “nortes” se da mejor el frijol; aprendió que en “entradas de agua” es cuando ponen las guineas; de tanto verlo y montarlo se percató de que la bestia cabos blancos es más floja que las otras; por ensayo y error, sobre todo por observación, supo que hay una parte del mondongo que cuaja la leche para hacer el queso; aprendió a sacar las cabañuelas para descifrar el comportamiento del clima, y así como este son interminables los ejemplos en las faenas del llano. Pero no solo su observación y sabiduría se limita a los oficios propios del llano, en la vida cotidiana también aplica el llanero su análisis y comprensión del entorno. Estas conclusiones las expresa a través de frases y refranes que van legando a las generaciones futuras como testimonio empírico de sus vivencias, frases como: “El que va a pegá no amaga”, dícese cuando una persona solo pronuncia amenazas y no pasa a la acción); “Como un toro en la sombra”, que se aplica a las personas que  parecen ensimismadas, por asemejarse en apariencia, al toro inmóvil arrimado a un árbol en la quietud de la sabana. También hay muchas otras frases llaneras, que aunque se refieren a una labor específica, se aplican por analogía a otras situaciones, frases que se adaptan a nuestra realidad actual y que debemos tener muy en cuenta, oírlas y aplicarlas, con lo cual nos evitaríamos muchos males en el futuro. Y cuando nos encontramos en una situación difícil, que no se puede resolver por las vías convencionales: “Cachicamo sale es con humo”. Hasta la próxima.

@manuitt

Facebook Comentarios
x

Check Also

Eleazar Díaz Rangel / Investigaciones pendientes

No es concha de ajo eso de presentar ocho proyectos de leyes para su estudio y aprobación en la Asamblea Nacional Constituyente, todas ellas ...