Home / Noticias / Opinión / Angel Manuitt / Angel Manuitt / El Rescate de la Guariqueñidad

Angel Manuitt / El Rescate de la Guariqueñidad

En este nuevo año que comienza, iniciamos en este espacio como una ventana para la defensa de los Guariqueños ante el silencio “a juro” impuesto por el poder oprobioso que en mala hora detenta el gobierno en nuestro país y la muda indolencia de quienes les corresponde hacer la oposición critica a las desgracias que nos aquejan. Aprovecho la ocasión para invitarlos a seguir este aporte cada Domingo a través de este prestigioso medio digital, desde donde asumiremos con absoluta responsabilidad el rescate de nuestro estado y de sus habitantes, ya basta.

Hoy, a mitad de la segunda década del siglo XXI, cuando nos encontramos con el paisaje más desolador de la era republicana de nuestro país, puedo afirmar, sin temor a equivocarme, que la mayor responsabilidad de esta debacle es la pérdida de valores familiares y culturales, especialmente los que se refieren al amor a nuestro llano y sus tradiciones. El Llanero es la representación genuina del venezolano a nivel mundial, nuestro traje típico es el liqui-liqui, nuestro plato típico el pabellón, nuestra música representativa es el Joropo y así sucesivamente. Históricamente el Llanero protagonizó la Independencia de América contra los imperios de la época, siendo los lanceros y macheteros llaneros quienes más derrotas infligieron al ejército invasor. El Guárico, específicamente, fue quien aportó a la causa de la libertad las figuras más aguerridas y decididas, los de mayor moral y mejor criterio, ejemplo de ello Manuel Cedeño, Pedro Zaraza, Francisco Manuitt, Matea Bolívar, Juan Germán Roscio, etc.

Después de refrescar la memoria, no es justo ver a nuestra tierra sumida en el más completo abandono y desidia, tanto por parte del gobierno, como de sus propios habitantes. Hoy nuestros jóvenes llaneros están perdiendo su identidad, abandonaron la tierra para trabajar de mototaxistas en los mejores casos, cuando no se meten a malandros pistola en la cintura o pasan a formar filas en algunas de las bandas de delincuentes que ahora pululan en nuestro Estado. El llamado urgente es a que tú, paisano guariqueño, inicies una cruzada por el rescate de nuestros valores fundamentales: El respeto, la humildad, la responsabilidad y la libertad, como un compromiso con la moral histórica que siempre ha caracterizado a nuestro gentilicio. Hagamos que nuestros hijos repudien esos modelos impuestos, de que el más fuerte es el que más mata y el que más roba; propiciemos que el Guárico sea respetado en todos sus ámbitos, que se reconozca el don de gente del guariqueño. Que sepan los delincuentes que hoy campean amparados por el poder y la impunidad que no estamos dispuestos a continuar soportando sus desmanes y abusos, que este llano, como siempre lo ha hecho, está dispuesto a dar la cara por Venezuela, asistiendo su recuperación en todos los sectores de la vida nacional.

Recordemos la frase de Pablo Morillo luego de la hazaña de los Andes “”Dadme cien mil llaneros y me paseo por Europa en nombre del Rey de España”. Hasta la próxima.

manuitt@Hotmail.com

@manuitt

Facebook Comentarios
x

Check Also

Luis Enrique Sánchez P / Maduro y el azucar

Jueves,16 de noviembre de 2017.- Con admiración, casi con sorpresa vimos la nota sobre la orden de incrementar la producción de azúcar impartida por ...