Home / Noticias / Guárico / Ortiz vuelve a la calma:
Crónica triste de una protesta en Guárico

Ortiz vuelve a la calma:
Crónica triste de una protesta en Guárico

Guárico.- La población de Ortiz, ubicada a 40 minutos de la capital del estado Guárico, en la vía que conduce a los llanos venezolanos, fue noticia esta semana, producto de las protestas que escenificaron sus habitantes ante la falta de alimentos.

Trancas, saqueos, detenidos, heridos y mucho temor, era parte de las expresiones de sus habitantes este lunes 30 desde muy tempranas horas.

Extrañamente estas protestas,  a pesar de lo extenso y su difusión en redes sociales, no fueron reseñadas en la entidad, misterios del periodismo que se analizará en otro momento.

Sin luz

Ese lunes, apenas el minutero marcó la media noche, la oscuridad tomó el pueblo de Ortiz, un corte de luz del cual nadie daba detalles. Más tarde, muchos comenzaron a acercarse hasta la carretera, dicha incertidumbres se unió a la falta de alimentos.  

Así despuntó el alba, y quienes se dirigía a laboral se encontraron con una avenida principal, conocido como la Roberto Vargas, convertida en un hervidero.

Un numeroso grupo de manifestantes, en su mayoría mujeres, trancaron el tramo que conduce hacía los Dos Caminos, donde comienza la bifurcación hacia Valle de la Pascua por un extremo y hacia Apure por el otro.

Una pequeña policía

rsz_ortiz_guárico_protest_saqueo_5

Ortiz, es  un pueblito, así lo definen sus habitantes, con un cuerpo policial de apenas 15 funcionarios, dirigidos por una mujer, la Supervisora  Fracis Agraz, es ella quien lleva los pantalones allí, para garantizar  el cumplimiento de la ley.

Estos funcionarios se presentaron en el lugar de los hechos encontrándose con el cierre de las vías y la afectación del libre tránsito en el lugar antes mencionado.

El dialogo

En un principio, como lo dicta a norma, la policía intentó mediar y convencer a los manifestantes de disolver la manifestación, bajo los argumentos de que sabían que hay una situación difícil y que ellos la entendían, pero no era conveniente trancar una vía nacional.

Ante la negativa de los presentes, se solicitaron refuerzos a la Zona 1, en la capital del estado, también actuó la Guardia Nacional, Tránsito terrestre y la Policía Nacional.

Quema de cauchos y troncos

La protesta se tornó más candente, se intentó trancar el otro extremo del pueblo con cauchos y troncos encendidos. La policía utilizó perdigones de plásticos mientras los manifestantes gritaban y algunos arrojaban piedras o lo que consiguieran en el suelo.

Como un hormiguero empezaron a salir otros sectores hacia la Avenida Roberto Vargas, desde 23 de enero, Las Malvinas, El Túnel y El Sartén.

Al pueblo  noble y con razón protestando por comida, se le unieron sin autorización, vivos y hampa que no buscaban exactamente alimentos, así como también militantes de oposición que con todo su derecho levantaron  pancartas para protestar.

Saqueos

En horas de la tarde se conoció que un grupo había optado por detener cavas y camiones y desviarlos hacia algunas de las comunidades mencionadas.

Transportistas consultado definieron esto como un “secuestro y robo” más que un saqueo. Mientras vecinos con miedo se desmarcaban de esto diciendo que ellos solo buscaban comidas.

Entre los vehículos saqueados figura una cava con papel toilet y cuadernos, la cual fue tomada por los manifestantes y llevada hasta el sector Corado Belisario, donde vecinos enardecidos tomaron parte de su carga.

De la misma manera tomaron por asalto una cava de rines de motos, la cual fue rescatada por la policía. Así como también un transporte de jugos.

Temor en la carretera

ortiz 3

La situación prendió las alarmas en esta transitada vía, por donde circula el 80 % de la carga del país,  por lo cual se tomó la decisión de parar las cavas en Dos Caminos, hasta donde llegó la noticia, de que algunas personas irían  buscarlas.

 Como en Yagua

Al mismo estilo de Yagua, cuando se escoltaban las gandolas de gasolina, los cuerpos policiales con vehículos y motos de ambos lados empezaron a escoltar los vehículos con carga, a través del pueblo, mientras los manifestantes gritaban y lanzaban piedras.

Al final de la jornada, narran los protagonistas de esta trifulca que una comisión de policías se dirigió a la residencia del alcalde para solicitar que interviniera y convenciera a los manifestantes de deponer  su actitud.

La policía acompañó al alcalde hasta el lugar de la manifestación y acordaron salir directo a San Juan de los Morros a reunirse con un funcionario de la Gobernación, en donde prometieron “enviar comida”.

Saldo

Para la tarde de este martes el equipo de El Tubazo Digital en su recorrido por el pueblo confirmó que quedaban 5 personas detenidas por la policía y 2 en un procedimiento de la GNB.

La razón de la detención que argumentan los cuerpos policías es por alterar el orden público y tranca de vía, no hay mujeres entre los detenidos.  

Fallecidos

En horas de la tarde se reportaron tres fallcidos, hecho que ocurrió fuera de la manifestación, sobre este caso hay varias versiones. Aun cuando los muertos pudieron haber estado en alguna protesta,  fallecieron en la tarde en otro lugar.

Silencio

Ortiz

Ortiz nos recuerda a El Sombrero, la gente habla bajito,  piden el anonimato. Se sienten burlados y abandonados. Algunos ni siquiera conocen el nombre del gobernador y pocos ven al alcalde, solo desean comida, no piden más.

Como si nada hubiese pasado, el pueblo está tranquilo, la gente en la plaza y en las esquinas, como queriendo borrar lo sucedido.

La comida solo llega a algunas bodegas privadas de lo que se conoce como la red polar, de la otra nadie sabe nada.

Entre la plaza y la iglesia conseguimos un agricultor denunciando que el pueblo se ha convertido en una guarida.

Tenemos personas de La Villa, El Sombrero y  Valencia que se esconden en nuestro pueblo, para delinquir en una zona que no son conocidos”, expresó este, mientras miraba su alrededor, esta versión fue corroborada por fuentes policiales.

 Antes de venirnos nos dijo, “por cierto, dos de los fallecidos el lunes son de Valencia, no eran de aquí”.

Libertad

Finalmente familiares de los detenidos exigen libertad para estos, pues consideran que ejercían el derecho constitucional de protestar y no están vinculados con saqueos ni otros delitos.

Wilmer Rojas es un dirigente juvenil de un partido de oposición, a este lo sacó la policía de su casa sin orden de allanamiento, relatan sus allegados.

Tambe se encuentra detenido un taxista y un dirigente político de apellido Magallanes.

Orlndo MedinaBencomo

@eltubazodigital

 

Facebook Comentarios
x

Check Also

En Pariapán le dejaron una herencia a la nueva alcaldesa

San Juan de los Morros.- Algunos Habitantes de la Urbanización Pariapan de la capital guariqueña denunciaron las fallas que vienen presentándose en relación al ...