Home / Noticias / Guárico / La tragedia de acudir a un  hospital en Guárico

La tragedia de acudir a un  hospital en Guárico

***Más de 180 mil bolívares en material médico quirúrgico es lo que gasta una paciente que requiera cesárea en el hospital Israel Ranuárez Balza, de San Juan de los Morros***

 

San Juan de los Morros.- El hermetismo reina en torno a lo que ocurre en el hospital Israel Ranuárez Balza. Los rumores de pasillos no describen con exactitud las inestables condiciones del principal centro de salud público de San Juan de los Morros, estado Guárico.

El jueves 6 de abril falleció Mariannys Aponte, luego de una cesárea. La joven de 21 años de edad, habitante de la comunidad El Totumo, dejó huérfanos a su bebé recién nacido (sietemesino) y a otra pequeña de 2 años. “Declarar a la prensa no nos la va a devolver viva”, expresa en medio del dolor y la frustración uno de los familiares de Aponte al salir del sepelio en el cementerio municipal San Miguel Arcángel.

No hay consuelo para aquella madre que ha despedido a su hija sin mayor explicación. “No le hicieron autopsia. El acta de defunción dice que fue por desprendimiento de órgano, pero no explica bien la causa”, comenta un familiar que no quiso revelar su nombre.

En un breve relato, otra señora, allegada a la familia, asegura que la joven llegó el viernes 31 de marzo al hospital, pero tuvo que esperar varios días mientras compraban todos los insumos para la operación. El miércoles 5 de abril la ingresaron a quirófano.

“El bebé estaba enrollado en el cordón umbilical; los doctores salieron y dijeron que ya había nacido el niño y que ella estaba bien, pero entonces el jueves nos avisaron que la tenían que operar de emergencia”, contó un familiar de Aponte que acompañaba a su madre en medio de esta dolorosa pérdida. “Eso tuvo que ser una mala praxis, porque ella estaba bien. En ese hospital no hay medicinas”, expresó con lágrimas en sus ojos una dama, que se encontraba en compañía de varias señoras a la salida del camposanto. Sin embargo, ante este caso en particular, así como ante otras denuncias respecto al funcionamiento del hospital, no hay un pronunciamiento de las autoridades de salud en la entidad llanera.

Gastos para cesárea

El equipo de El Pitazo recibió una lista que, según la versión de varias pacientes, es la que entregan a las mujeres que van a dar a luz por medio de cesárea en este recinto hospitalario.

Atendiendo a ese listado, una operación para cesárea en el Ranuárez Balza supera los 200 mil bolívares, de acuerdo con el presupuesto obtenido tras un recorrido efectuado por distintas farmacias de San Juan de los Morros:

1 kit de Laparotomia (Bs. 17.000)

1 kit de paciente (Bs. 5.600)

2 batas de cirujano (Bs. 10.000 c/u)

10 guantes (Bs. 3.000 c/u)

5 jeringas de 10 cc (Bs. 680 c/u)

5 jeringas de 5 cc (Bs. 560 c/u)

5 jeringas de 20 cc (Bs. 1.200 c/u)

1 sutura crómico (2) (Bs. 15.500)

1 sutura vycril (1) (Bs. 21.800)

1 sutura nylon (1) (Bs. 21.800)

1 yelco (N-18 o 20) (Bs. 5.600)

1 macrogotero (Bs. 1.500)

5 compresas (Bs. 3.000 c/u)

5 syntocinon (Bs. 8.500 c/u)

Sin agua y sin aire acondicionado

En las inmediaciones del hospital sanjuanero, el personal médico y de enfermería evita dar abiertamente opiniones al consultarle sobre las supuestas fallas en distintas áreas de atención. “Ayer -jueves 6 abril- se dañó el aire acondicionado de los módulos de atención y lo mismo pasa con los aires de la emergencia pediátrica y la de adultos; eso por solo mencionar un problema, pero la verdad es que aquí no se puede hablar nada porque luego nos trae consecuencias”, comenta un profesional de la medicina, quien dejó claro al equipo de El Pitazo que no revela su identidad para evitar represalias.

En la sala de espera de la emergencia para adultos, los malos olores de los baños públicos en ocasiones resultan insoportables para los familiares. La falta de agua por tubería es otro de los problemas que protagonizan la crisis hospitalaria en el Ranuárez Balza. “Es la tercera vez que traemos a mi mamá con un ACV, pero la atención aquí es pésima. Por lo menos no es la que debería recibir ella por su condición. Para asearla tenemos que traer agua, porque aquí no hay. Los baños están podridos”, señaló una de las hijas de la señora Edith.

En los últimos meses también se ha incrementado el número de personas con enfermedades mentales en las calles de la capital llanera y algunos de ellos frecuentan las adyacencias del Ranuárez Balza. La presencia de estas personas no parece llamar la atención de las autoridades, aun cuando se han presentado altercados con algunos transeúntes.

Unidad de hemodiálisis a media máquina

Recientemente, un grupo de pacientes renales realizó una protesta pacífica en el hospital de la capital de Guárico para denunciar las averías de tres de las seis máquinas de hemodiálisis. Aseguraron que solo estaban recibiendo dos de las tres dosis por semana. Al parecer, este caso fue atendido por la Dirección Regional de Salud.

No obstante, la crisis hospitalaria en San Juan de los Morros, al igual que en el estado y en el resto del país, no es un secreto para los venezolanos y en especial para aquellas personas que a diario deben luchar con enfermedades terminales o simplemente sufren las consecuencias debido, entre otros factores, a la falta de medicamentos y materia médico quirúrgico, lo que dificulta el trabajo de los profesionales de la salud y pone en riesgo la vida de los pacientes.

Algunas personas con enfermedad mental frecuentan la entrada del hospital desde hace varios meses, y a pesar de lo incómodo que es para pacientes, personal médico y otros, las autoridades no atienden estos casos 

Texto y | Foto. Pedro Izzo

El Pitazo

Facebook Comentarios
x

Check Also

Afirman en Guárico:
Malabaristas huyen de la crisis venezolana

Calabozo.- Eudo Daniel Riera Montes de Oca, es un joven que se encuentra en las calles de Calabozo estado Guárico, específicamente en los semáforos, ...