Home / Noticias / Guárico / Inicio del diarismo impreso
en Valle de la Pascua

Inicio del diarismo impreso
en Valle de la Pascua

periodicoValle de la Pascua.- Hoy cuando se celebra el Día del Periodista, en el contexto local, es oportuno recordar la aparición del Diarismo Impreso en Valle de la pascua, hecho que  tiene su origen  en el lanzamiento del periódico Jornada, la noche  del 15 de diciembre del año 2000, cuando fue presentada la Edición 00, ante un nutrido grupo de invitados, durante la realización de un acto especial celebrado en las instalaciones de la antigua sede de la Cámara de Comercio y Producción del Municipio Leonardo Infante, ubicada  en la calle Atarraya, cruce con avenida Rómulo Gallegos.

En tal sentido, es importante destacar, que los representantes de distintos sectores de la sociedad vallepascuense, que convergieron en el mismo lugar, en aquella noche decembrina, faltando apenas dos semanas  para despedir el último año del siglo XX, y ver el final del segundo milenio de la era cristiana, fueron testigos del advenimiento del nuevo rotativo que marcó la línea divisoria entre el antes y el después, en la historia del periodismo, en Valle de la Pascua, donde antes, sólo se conocieron periódicos que tardaban una semana y hasta un mes en llegar a manos de sus lectores.   

Franklin Rodríguez

El periodista Franklin Rodríguez rememora los inicios del diarismo impreso en La Pascua

A la media noche de ese día, los integrantes de  la plantilla humana de Jornada, que durante un tiempo previo, estuvo trabajando en los preparativos para garantizar la salida del rotativo, vivió el momento culminante del esfuerzo de varias semanas. Frente al edificio Friulli, aparcó una camioneta rotulada con el logotipo del diario  El Tiempo de Puerto La Cruz, en cuyos talleres se realizaba la impresión. En ese vehículo llegaron los bultos contentivos de la Edición 00 del periódico, los cuales fueron conducidos en una carrucha, hasta el interior del  salón ubicado en la parte alta del mencionado edificio, donde se encontraban los anfitriones y sus invitados.

Cada uno de los presentes tomó en sus manos un ejemplar donde  se podía  leer en la impresión nítida del tabloide, Productores agropecuarios redactarán Proyecto de Ley, en un  titular a seis columnas, el cual abría la primera página, y en el centro,  una foto titulada Luces apagadas, que captaba el desorden en el tránsito vehicular, como consecuencia del mal funcionamiento del  semáforo localizado en la intercepción de las avenidas Rómulo Gallegos y Libertador. Acompañaba a la foto, una leyenda que sugería el padecimiento del  síndrome de la desidia de esos dispositivos que ocasionaban un “caos” durante las horas pico, en todo el perímetro urbano, debido a que todos estos dispositivos  se encontraban  en iguales condiciones de inoperatividad.

La circulación diaria de Jornada, comenzó el  18 de diciembre, tres días después de su inauguración, lo cual significó  una importante noticia para los vallepascuenses, quienes después de décadas, de recibir las noticias del acontecer diario, a través de espacios informativos difundidos por las emisoras, Radio La Pascua 1370 AM, Enlace 860 AM y Ambiente 96.1 FM, comenzaban a ver el movimiento de su ciudad, reflejado en las páginas de este nuevo medio de comunicación  impreso  que, sin lugar a dudas, logró despertar entre sus lectores, un verdadero sentido de pertenencia, motivado a los contenidos de sus diferentes secciones, alimentadas por las diversas fuentes generadoras de información y opinión que tienen lugar en esta parte de la geografía del estado Guárico.

En su etapa inicial el rotativo  tenía como director general a Carlos Pinzón, gerente general José María Arias y gerente de publicidad, José Ramón Guerra. Era editado por la empresa Editores de los Llanos S.A, presidida por Carlos Pinzón y tenía como vicepresidente a  José María Arias. Figuraban  como  directores principales, Reinaldo Castellanos y Nedith Mercedes Fuenmayor.

Meses más tarde, José María Arias asumió como editor y Juan Víctor Consuegra fue designado para ejercer la dirección, cargo que posteriormente fue asumido por   Manuel Arias, mientras que  Maigualida Graterol, se desempeñó en la gerencia  de administración y Denises Avila en publicidad; el periodista Francisco Finol Matos ocupó la jefatura  de información, Lirolaiza Martínez, fungió de  coordinadora, Franklin Rodríguez coordinador de regionales y Freddy Arveláez coordinador de deportes.

Para el momento cuando en el directorio de Jornada aparecen los cambios, la empresa editora había pasado a denominarse Editora Diario Jornada S.A. presidida por José María Arias, Vicepresidente, José Descarrega Nin; directores principales, Rodolfo Oropeza, Rosa Ninoska Jansen y Andrés Manuel Rodríguez.       

El primer equipo humano encargado de buscar y procesar la información para las páginas de Jornada  estuvo conformado por  el periodista Carlos Verdum, quien era jefe de redacción;  Freddy Arveláez  Gámez, encargado de la información  deportiva y farándula, además de colaborar con otras fuentes; José Ramón Guerra, aparte  de gerente de Publicidad, era reportero gráfico; también formaron parte de esta plantilla, las periodistas, Francis López, Sjandra Rendón y Mildre Graci, quienes al igual que el autor de estas líneas, tenían la misión de cubrir las fuentes de  comunidad, sucesos,  política, agricultura y ganadería. José María Arias se ocupaba  de realizar las correcciones  de estilo.

Jornada estableció corresponsalías en San Juan de los Morros, en la cual, en un primer momento estuvo al frente, la periodista Aivlys Buaiz, luego el periodista Juan Blanco Guánchez y posteriormente Julibeth Pérez. En Calabozo se desempeñó como corresponsal la periodista Verónica Zanoni, en Altagracia de Orituco, la periodista Amanda Saldivia, y en Zaraza, el extinto periodista Juan Antonio Marvéz. También se crearon corresponsalías foráneas en Caicara del Orinoco, dirigida por Leandra Moreno y en San Fernando de Apure, a cargo de Luis Rodríguez.  Desde Caracas, el proveedor de noticias nacionales fue la agencia Notimil.

En esta fecha, al hacer referencia al tema del diarismo impreso en Valle de la Pascua, surgen nombres de personas que difícilmente pueden ser obviados, porque ellos también son parte de esta historia, por el protagonismo que con entusiasmo, espíritu creativo  y compañerismo, jugaron desde sus puestos de trabajo, en condición de   técnicos diagramadores y diseñadores.  Es el caso de  Lirolaiza Martínez, Marlene Hernández, Zoila Rodríguez, Niruska Carpio,  María De León, Jen Rodríguez, Lizmaicer Contreras,  Niruska Carpio, Dayanara Graterol,  Magly Muñoz, Roiman Alvarado y Yusmila García.

Igualmente Girardot Centeno, quien junto a Víctor Bandres, colocaba  el impreso en los kioscos y otros puntos de venta en la ciudad, al mismo tiempo que Orlando Martínez, encargado de transporte desde los talleres de impresión, en el   periódico El Tiempo en Puerto la Cruz y después, desde El periodiquito en Maracay, facilitaba la llegada al resto de las poblaciones donde había corresponsalías, incluida Caicara del Orinoco en el estado Bolívar y la capital apureña, San Fernando.

Jornada llegó de la mano con el desarrollo masivo de  las nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Por ello, nace con características distintas a los diarios tradicionales, entre las que destaca el hecho de ser  el primer periódico con frecuencia diario en el estado Guárico que sale a la luz, sin poseer talleres de impresión. 

Internet facilitó, aunque con muchas fallas en el comienzo, el envío de las páginas ya diagramadas para su impresión a distancias superiores a los 200 kilómetros desde su sede, a  los talleres de El Tiempo en Anzoátegui y El Periodiquito en el estado  Aragua. Las PC ocuparon el lugar de las máquinas de escribir manuales,  cámaras  digitales sustituyeron a  las réflex, los laboratorios  no fueron necesarios, menos aún las películas en blanco negro, ni   los químicos para el revelado.    

Es así como comienza el desarrollo del periodismo diario en medios impresos  en Valle de la Pascua, lo cual significó una experiencia inédita para una ciudad caracterizada por iniciativas trascendentes que han marcado su crecimiento en el tiempo. Otra experiencia similar, la cual será abordada en otro artículo, fue la creación del Diario los Llanos, proyecto impulsado por el empresario tucupidense, Jesús Antonio Aguilar, junto a  otras personalidades de la capital del municipio Leonardo Infante, que a pesar del corto tiempo en circulación, jugó un rol importante en el diarismo local.

Fuente: Cortesía Franklin Rodríguez

CNP 17.620

Facebook Comentarios
x

Check Also

Gobernador constató sequía en La Pascua

Valle de la Pascua.- El problema de la escasez de agua en el municipio Infante fue constado por el gobernador del estado Guárico, José ...