Home / Noticias / Guárico / ¿Cuál es el miedo?
La calle por donde los guariqueños tienen prohibido transitar

¿Cuál es el miedo?
La calle por donde los guariqueños tienen prohibido transitar

 

***En plena capital llanera  los habitantes de esta comarca tienen prohibido circular en vehículo por  una parte de su principal calle. Sobre esto, el abogado y cronista emérito,  Argenis  Ranuárez Angarita expresó sus opiniones***

En los años sesenta, días duros de ametrallamientos, bombas y niples, con suspensión de garantías, cerrar una calle para resguardar oficinas públicas, se justificaba. Cierres temporales—aclaramos- con la menor carga de problemas para el tránsito automotor.

Pero hoy, cuando nadie anda tratando de tumbar al gobierno con bombas, cuando a los policías los asesinan son los malandros y no los opositores, cuando se supone que hemos avanzado en estabilidad política, hoy no se concibe un cierre de calles o avenidas, día y noche, todo el año, en una ciudad que pretende ser turística como San Juan de los Morros, sin explicación a la ciudadanía, sin cumplir las formalidades de ley, y fundamentalmente, sin que la medida tenga lógica, sentido común, explicación o fundamento legal. Capricho, una torpe manera de de hacerse sentir los gobernantes.¿ Que protegen?, ¿Qué cuidan?, De quien? ¿Cuál es la amenaza?

II

Por qué esos temores, cuando, son infundados, huelen a miedo, al miedo que sienten los inseguros cuando no están psicológicamente aptos para altos cargos ni en el gobierno ni en la empresa privada o a deudas con alguien, males hechos y venganzas temidas.

III

Bajo este análisis, cuando el pueblo me eligió mayoritariamente Alcalde del Municipio Juan Germán Roscio en diciembre de 1992, realizamos dos acciones sin cámaras de TV ni cadenas radiales ni fotógrafos gastando rollos. Lavamos la plaza Bolívar que parecía un chiquero, con el personal- todo- de la Alcaldía y estudiantes voluntarios. Si entonces daba asco por lo sucia, hoy da vergüenza también por lo destrozada.

La otra acción, tomé segueta y fui a la gobernación y corte la cadena del capricho del miedo o de la culicardia- como lo llama un viejo y combativo periodista de apellido Balza, en un diario nacional,- y se la dejamos al Gobernador Malavé Risso con los agentes de policía que hacían guardia en la puerta. Respetuosamente la quitamos, respetuosamente la recibieron.

No había ni justificación, ni fundamento legal. La ley vigente le daba al Alcalde la potestad de organizar el tránsito automotor urbano.

El Alcalde anterior no había autorizado ni el gobernador había dictado decreto alguno debidamente fundamentado en normas de constitución nacional o estadal, y peor aún, sin que existiera como tampoco existe hoy, razón fundada para cerrar el paso por la plaza Bolívar.

Si volviera a ser Alcalde- descartado-, y un gobernador comete la misma arbitrariedad, actuaria igual: se la corto. Con las consecuencias que sean.

Seguro

Argenis Alí Ranuárez Angarita

Facebook Comentarios
x

Check Also

Proyecto de viviendas de Lomas de El Morro se desvanece

San Juan de los Morros.- A mediados del año 2016, inició lo que sería el proyecto de ejecución de 78 viviendas, en la comunidad ...