Home / Noticias / Nacionales / Préstamo de $40 mil millones y dólar libre es la receta de Felipe Pérez para Venezuela

Préstamo de $40 mil millones y dólar libre es la receta de Felipe Pérez para Venezuela

El economista y ministro de Planificación durante 2002-2003 cree que el financiamiento puede venir del sector privado internacional o del FMI. Estima que tras la aplicación de un ajuste económico, en seis meses comienza la recuperación 

Felipe Pérez Martí asumió el ministerio de Planificación en mayo de 2002, justo después del golpe de Estado de abril contra el presidente Hugo Chávez. Allí se mantuvo casi un año. El 22 de abril de 2003 presentó su renuncia, a solicitud del mandatario, según reveló entonces a Venpres Carlos Rotondaro, para el momento viceministro de Desarrollo Regional en ese despacho.

Las razones de la dimisión no estuvieron claras, pero señala la misma agencia oficial que “el exministro había manifestado públicamente su desacuerdo con el control de cambio”, régimen que se instaló en el país dos meses antes de su renuncia bajo el argumento de evitar la fuga de capitales, luego del paro petrolero.

Hoy, ya separado de la Revolución Bolivariana desde hace varios años, Pérez tiene confianza en la recuperación económica del país pues “este año sale Nicolás Maduro”, y considera que eso puede traducirse, para un nuevo gobierno, en una oportunidad para activar una serie de medidas económicas “muy básicas” que él define como “poner las cuentas en orden”.

“Nuestra crisis no es verdadera sino artificial. Somos un país viable económicamente, pero las políticas económicas han sido desquiciadas”, dijo este miércoles en el marco del foro Desafíos de la Crisis en Venezuela, organizado por Econométrica.

Su propuesta abarca un ajuste económico producto de un acuerdo de coordinación que garantice “confianza, solvencia y liquidez”.

El plan que plantea incluye un préstamo internacional por 40 mil millones de dólares, proveniente o bien del sector privado internacional o del Fondo Monetario, que permita tener liquidez en dólares; un ajuste cambiario –que abarque una liberación del tipo de cambio con bandas de flotación amplias para evitar la fuga de capitales-; y aumento de la gasolina y de los servicios.

Cree que con estas acciones, más un redimensionamiento de Petrocaribe, reducción de gastos militares y suntuarios y la eliminación de subsidios a alimentos, donde “todo se lo llevan los intermediarios y poco llega al pueblo”, puede eliminarse el déficit fiscal y hasta alcanzar un superávit de 30 puntos del producto interno bruto.

Con eso, “puedes hacer una transferencia (de dinero) directa a la población para que aguante el costo de este shock que va a significar algunos aumentos de precios”.

“El ajuste va a implicar arreglar las cuentas y soltar las amarras, no apretarse el cinturón sino más bien soltárselo, permitir que la gente trabaje, en particular los empresarios, ajuste fiscal, cambiario, monetario, condiciones productivas y un entorno institucional básico”, agregó.

Asegura que el costo será para los contrabandistas de gasolina y países “que no son solidarios”, entre los que incluyó a Cuba.

Regresan los capitales

Pérez Martí está seguro de que Venezuela no tendrá problemas en obtener liquidez, no solo vía financiamiento internacional sino con inversionistas extranjeros y el regreso del capital de connacionales en el extranjero, que situó en unos 200 mil millones de dólares.

Cree que la mejoría puede ser relativamente rápida: seis meses después de las medidas, comenzaría “una recuperación sólida”, aunque admite que en el país hubo “un rompimiento grave de la cadena de insumos productivos, y eso toma un tiempo restablecerse”.

Sus proyecciones son: en el primer año, una inflación de 40%, de 10% en el segundo año y 5% en el tercero.

De cualquier modo, estima que se necesita, al final, abandonar el rentismo petrolero para tener una “sociedad proyectada hacia el futuro”, y para ello propone fórmulas como el fondo petrolero de Noruega, que reúne los ingresos por exportaciones de crudo.

“Esa renta se invierta afuera, esos dólares no entran al país, por tanto, no se revalúa la moneda. Entonces puedes producir internamente y exportar, como cualquier nación. No tienes la volatilidad externa que se transfiere sin colchón a la economía, porque los shocks los experimenta el fondo, no la economía. Es un colchón adecuado. Además, como no hay carne, no hay zamuros; entonces, no hay corrupción”, explica.

 

Salir de Maduro para sobrevivir

Pérez no tiene prurito en manifestar sus ideas políticas. Con la misma claridad que explica la llamada enfermedad holandesa” que caracteriza a las economías rentistas, piensa que la salida de Maduro es un hecho tanto porque lo quiere la oposición como porque es un deseo del chavismo “para sobrevivir”, por lo que reafirma que hay negociaciones internas en las fuerzas revolucionarias para que el Presidente renuncie.

“Mientras Maduro esté en el Gobierno, el chavismo no va a ganar ninguna alcaldía, gobernación ni nada. Maduro está enterrando al chavismo. Mientras más permanezca en el poder, más se deteriora el futuro del chavismo. Hay muchas fuerzas internas que lo dicen así, y también los militares. Ellos son pragmáticos. Van a jugar a ganador”, indicó.

Fuente: Contra PuntoALESSANDRA PERDOMO

Facebook Comentarios
x

Check Also

Contralor Galindo: Resultado de la auditoría de Pdvsa estará listo en 30 días

Caracas.- El Contralor General de la República, Manuel Galindo, aseguró que una vez reciba el documento introducido por el ministro de Petróleo, Manuel Quevedo ...