Home / Noticias / Nacionales / Padrino López:
Es preocupante acusación de la fiscal contra la GNB

Padrino López:
Es preocupante acusación de la fiscal contra la GNB

El ministro de la Defensa resaltó el entrenamiento de los cuerpos de seguridad destinados a cumplir funciones de orden público, luego del exhorto que en ese sentido hiciera ayer la fiscal Luisa Ortega Díaz.

Caracas.- “Resulta sumamente preocupante, que se haga pública una precalificación de hechos en el caso de la muerte del estudiante Juan Pernalete, al indicar que la misma se produjo debido al impacto de una granada lacrimógena presuntamente disparada por la Guardia Nacional Bolivariana. Esta hipótesis, no solo afecta el espíritu de cuerpo de nuestros efectivos, sino que podría además instigar a la violencia contra ellos y alimentar la matriz negativa que quieren posicionar grupos de derecha sobre este Componente de la institución castrense”.

Así se expresó en un comunicado titulado “Comunicado Por La Paz, La Verdad Y La Dignidad De La Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, el ministro de la Defensa, General en Jefe Vladimir Padrino López, este jueves, a propósito de las declaraciones del pasado miércoles de la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, quien en rueda de prensa afirmó que la investigación técnica y forense que se le realizó al cuerpo de Pernalete determinó que su muerte fue producto del impacto de una bomba lacrimógena disparada por un Guardia Nacional (GN).

El joven de 20 años murió el pasado 26 de abril cerca de la Torre Británica en Altamira, en una protesta antigubernamental. De acuerdo a la fiscal, falleció a consecuencia de “un shock cardiogénico por traumatismo cerrado de tórax”, luego de ser impactado por una lacrimógena en el pecho.

Padrino López, en el documento publicado en la página web del Ministerio de la Defensa, aseguró que durante la “revolución bolivariana” la Fuerza Armada Nacional (FAN) “desechó de su filosofía y doctrina la naturaleza represiva con que actuaba en el pasado”, razón por la cual en la actualidad “puede evidenciarse” la “efectividad” con la que actúa en el control del orden público asumiendo una actitud de “contención”, evitando el enfrentamiento “cuerpo a cuerpo con los manifestantes e impidiendo la propagación de la violencia”, aun cuando les ha tocado afrontar “múltiples y variadas manifestaciones de tipo violento, agresiones físicas y verbales, cientos de actos vandálicos y asaltos a establecimientos comerciales”.

Esto se ha logrado, según el ministro de la Defensa, gracias a que los hombres y mujeres de la FAN recibieron el entrenamiento indicado para atender funciones de control del orden público. Igualmente, explicó que cuando ocurrieron excesos por parte de quienes fueron enviados a contener las protestas opositoras, “se aplicaron los procedimientos administrativos disciplinarios o penales correspondientes, orientados a corregir y/o castigar este tipo de irregularidades”.

Ayer, la fiscal Luisa Ortega Díaz, exhortó a quienes tuvieran responsabilidad de mando en los cuerpos de seguridad del Estado a que de manera “urgente” implementen “el seguimiento y control” de la actuación de los funcionarios en ejercicio de la función policial en materia del orden público.

“Es deber de quienes tienen el mando asegurarse que los funcionarios que participen en estos operativos tengan la preparación adecuada, la competencia, la actitud mental y física para el manejo de las herramientas de la contención de los hechos violentos en caso de producirse y evitar usar la fuerza si la gente no está ejerciendo violencia”.

“Es responsabilidad del Estado garantizar una actuación apegada a derecho y los funcionarios debe contar con el adecuado entrenamiento, equipamiento y garantizarles el debido descanso para evitar acciones no apegadas a los derechos fundamentales (..) porque preocupa mucho que tengamos más de 500 lesionados por derechos fundamentales. Eso significa que más de la mitad de las personas han sido lesionadas por el uso de la fuerza de los cuerpos de seguridad del Estado y preocupa cómo se ha exacerbado la violencia”, continuó la fiscal mientras cuestionaba la actuación de los fuerzas del orden público durante las protestas antigubernamentales.

El ministro de la Defensa llamó la atención sobre la actuación del Ministerio Público, por considerar que no ha investigado debidamente casos relacionados con la “violación del derecho a la vida, a la propiedad y al libre tránsito, entre otros”.

El General en Jefe se sumó así a la lista de oficialistas que han criticado recientemente a la fiscal por su actuación, en el marco de las protestas opositoras que iniciaron el 1 de abril, luego de las sentencias 155 y 156 del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que dejaron sin funciones al Parlamento.

Luego de la rueda de prensa de la fiscal el miércoles, el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, aseguró que la “inacción” del Ministerio Público (MP) “no ha garantizado la correcta aplicación de la justicia” durante las protestas antigubernamentales.

Comunicado completo de Vladimir Padrino López:

COMUNICADO POR LA PAZ, LA VERDAD Y LA DIGNIDAD

DE LA FUERZA ARMADA NACIONAL BOLIVARIANA

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana posee una rica y hermosa historia republicana, pues al fragor de las luchas independentistas forjó el nacimiento mismo de la Patria y ha desempeñado un rol protagónico en la consolidación de la democracia, como bien supremo de la venezolanidad. En la compleja coyuntura política, económica y social que lamentablemente vive el país en la actualidad, ha llevado a cabo un esfuerzo superlativo para preservar la paz, proteger la vida como derecho fundamental y la estabilidad institucional.

Sin embargo, es imperativo precisar lo siguiente:

Resulta sumamente preocupante, que se haga pública una precalificación de hechos en el caso de la muerte del estudiante Juan Pernalette, al indicar que la misma se produjo debido al impacto de una granada lacrimógena presuntamente disparada por la Guardia Nacional Bolivariana. Esta hipótesis, no solo afecta el espíritu de cuerpo de nuestros efectivos, sino que podría además instigar a la violencia contra ellos y alimentar la matriz negativa que quieren posicionar grupos de derecha sobre este Componente de la institución castrense.

Es importante señalar, que a todos los niveles de comando de la organización militar, se ordenan y se supervisan las operaciones ejecutadas para restablecer y mantener el orden interno como parte de las tareas constitucionalmente asignadas, y las mismas se llevan a cabo en el marco de un absoluto respeto por los derechos humanos. Conviene resaltar, que en los casos de excesos detectados en la actuación de unidades de manera colectiva o alguno de sus integrantes en forma individual, se han aplicado los procedimientos administrativos disciplinarios o penales correspondientes, orientados a corregir y/o castigar este tipo de irregularidades. De ninguna manera se asumen solidaridades automáticas, muy a pesar del deber que tenemos de velar en todo momento y circunstancia por el bienestar y estabilidad de los subordinados.

Al abrigo de la Revolución Bolivariana, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana desechó de su filosofía y doctrina la naturaleza represiva con que actuaba en el pasado, para adquirir un carácter eminentemente popular y humanista, pues su fin ulterior será siempre servir a los más sagrados intereses del pueblo venezolano. En tal sentido, sus hombres y mujeres reciben el adiestramiento indicado para participar en el control del orden público y la efectividad del mismo puede evidenciarse, si se analiza objetivamente que, ante las múltiples y variadas manifestaciones de tipo violento, agresiones físicas y verbales, los cientos de actos vandálicos y asaltos a establecimientos comerciales ocurridos durante aproximadamente dos meses, siempre se ha asumido una actitud de contención, evitando la confrontación de grupos antagónicos, el enfrentamiento cuerpo a cuerpo con los manifestantes e impidiendo la propagación de la violencia.

La anterior afirmación cobra mayor relevancia, al considerar que los ataques irracionales perpetrados contra siete instalaciones sedes de unidades militares, los cuales incluyeron el uso de armas de fuego, artefactos incendiarios y objetos contundentes; tuvieron una respuesta tan profesional de parte de nuestros soldados, que no generaron heridos ni fallecidos en los atacantes. Vale decir que estos hechos son invisibilizados por los medios de comunicación y no han sido debidamente investigados por parte del Ministerio Público, órgano que ejerce en nombre del Estado, la acción penal pública. También llama la atención que se desestimen actuaciones policiales de hechos flagrantes que violan los derechos a la vida, a la propiedad y al libre tránsito, entre otros.

Por eso lamentamos y rechazamos categóricamente la ligereza con que se efectúan declaraciones que intentan soslayar el liderazgo de la institución, conformada por venezolanos y venezolanas, quienes en el cumplimiento de sus deberes actúan con un estoicismo tal, que los lleva a sacrificar incluso sus propias vidas, horas de sueño, su alimentación, su descanso y la atención de sus propias familias, para asegurar el pleno disfrute de los derechos de sus conciudadanos sin distingo de ninguna clase. Siendo así, sorprende que se nos acuse de inacción o ausencia ante situaciones violentas sucedidas en ciertas regiones del territorio nacional, pues en el empeño de preservar la convivencia pacífica no se ha escatimado ningún esfuerzo.

Por otra parte, vale recordar que el artículo 55 de la Carta Magna asigna a los órganos de seguridad ciudadana del Estado, la responsabilidad de proteger la vida y la integridad física de las personas, sean estas manifestantes o no; por lo tanto deben proteger a la colectividad y sus bienes, asegurando además el normal funcionamiento de las instituciones públicas y privadas al igual que los servicios que pudieran verse afectados. Asimismo, es imperioso aclarar que el Código Orgánico de Justicia Militar en sus artículos 501, 502 y 505, referidos a los delitos militares de “Ultraje al Centinela y a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, así como el artículo 552 referido a delitos contra la seguridad de esta última, establecen penas para quienes violen tal normativa, sin exceptuarlos por su condición de militar o no militar.

Sobre la base de lo expresado anteriormente, la institución castrense rechaza la impunidad y exige justicia, razón por la cual ve con beneplácito la extensión del funcionamiento de la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz para atender la violencia política en el país. De igual modo, reitera su indefectible compromiso con todo el pueblo venezolano, de garantizar la paz ciudadana necesaria para el progreso y desarrollo de la Nación, y ratifica su apoyo a la Asamblea Nacional Constituyente convocada por el ciudadano Nicolás Maduro Moros, Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, nuestro Comandante en Jefe, que representa un espacio para encontrar soluciones a los problemas que nos aquejan, en el marco del entendimiento, la armonía y la hermandad que siempre nos ha caracterizado.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana continuará realizando sus tareas constitucionalmente asignadas, preservando su dignidad y honor militar, aferrándose al ideario bolivariano que nos recuerda lo dicho por el Libertador Simón Bolívar en su Manifiesto de Carúpano, el 07 de septiembre de 1814: “… dichosísimo aquel que corriendo por entre los escollos de la guerra, de la política y de las desgracias púbicas, preserva su honor intacto…”.

¡Chávez vive… la Patria Sigue!

¡Independencia y Patria Socialista…

Viviremos y Venceremos!

Vladimir Padrino López

General en Jefe

Fuente

Víctor La Cruz

El Universal

Facebook Comentarios
x

Check Also

Borges: Negociación es para lograr canal humanitario de alimentos y medicinas

Caracas.- El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, resaltó que la agenda de la oposición en la negociación con el Gobierno nacional en ...