Home / Noticias / Nacionales / Asi respondió el Cicpc
a un ataque con granada

Asi respondió el Cicpc
a un ataque con granada

CICPCZuliaEl hampa y la Policía científica se declararon la guerra. Ayer sonaron las metrallas y los explosivos. La contienda terminó con dos bajas en la banda de Jhon Wade y daños menores en la sede de Homicidios en La Cañada de Urdaneta.
La silenciosa madrugada en el sector El Venado acabó cuando desconocidos lanzaron una granada hacia la sede de la Policía científica. El artefacto explosivo cayó dentro del cuartel policial. Estalló sin causar heridos ni daños materiales de consideración.
Los vecinos de la calle 12, corredor vial San Benito, indicaron que saltaron de sus camas al escuchar el estruendo. “Eran las 3.00 de la madrugada. No vimos carros ni motos”. Se quejaron de que los funcionarios no tengan cámaras de seguridad en el perímetro. “Nos gusta que la sede esté aquí, pero ellos no toman las medidas necesarias para su seguridad”.
Luego del incidente trascendió que una unidad asignada a la sede resultó dañada durante la detonación. La oficina tiene más de seis meses trabajando, pero no la inauguraron hasta el pasado jueves cuando José Gregorio Sierralta, director nacional del cuerpo policial, acudió hasta el poblado para formalizar las labores de investigar los homicidios, buscar y detener a los delincuentes de la zona.

Ultimado
10 horas después y con una certeza de quienes pudieron ser los culpables del hecho, una comisión de expertos salió en búsqueda de los presuntos responsables. A la 1.15 de la tarde los funcionarios dieron con Euripides Antonio Villasmil Rincón (55), quien estaba oculto en una vivienda en las inmediaciones de la calle 25 de El Venado, a pocos kilómetros de donde estalló la granada.

Villasmil accionó una escopeta calibre 12 en contra de la comisión que lo acorralaba. En pleno enfrentamiento resultó herido por lo que fue trasladado al Hospital Concepción I, donde ingresó sin signos vitales. Durante la inspección, los funcionarios, hallaron su cédula de identidad y una fotocopia de un documento similar a nombre de Euro José Villasmil Luzardo, pero con una foto del occiso.

Prontuario
Hasta el año pasado, el criminal tenía su casa en el sector La Santísima Trinidad de la parroquia Concepción. Lo señalan de cometer los homicidios por encargo de su zona de residencia. Además estuvo involucrado, junto a otras siete personas, en el robo de unos animales dentro de una finca en diciembre de 1995, según aparece reseñado en la causa N.° 10C1100-04 del Tribunal Supremo de Justicia.
El occiso era el padre de Euris Antonio Cardozo Hernández (25), aparente autor material del atentado y a quien buscan como el sicario más peligroso y sanguinario de la localidad.
A las 5.00 de la tarde cayó el segundo sospechoso, José Antonio Lara Rincón, apodado el “Toño”. Los allanamientos, las detenciones preventivas y los interrogatorios continuaron hasta avanzada la noche. Al cierre de esta edición, rastreaban a Euris Antonio Cardozo Hernández, de 25 años, y al líder de su banda Jhon Gregorio Wade León, quienes se mueven por la localidad como unos fantasmas, sin dejar rastros ni pistas.

Guerra a muerte
El atentado en contra de la sede de la Policía científica en La Cañada de Urdaneta, ocurrió dos días después que funcionarios de ese cuerpo policial acabaran con cinco miembros de la banda de “John Wade” en la Costa Oriental del Lago. Con la caída de Euripides Villasmil suman seis los miembros de su grupo delictivo ultimados durante el fin de semana.

ElJoropo.com

Facebook Comentarios
x

Check Also

Descongestionan cárceles preventivas

Caracas.- Con la finalidad de descongestionar los recintos carcelarios preventivos en las comandancias policiales de la entidad, comenzó el traslado de 400 privados de ...