Home / Noticias / Nacionales / Así ocurrió la toma del Fuerte Paramacay

Así ocurrió la toma del Fuerte Paramacay

Eran las 3 y 50 de la madrugada del domingo 6 de agosto. En el Fuerte Paramacay de la 41 Brigada Blindada, ubicada en el estado Carabobo, todo parecía tranquilo. Sólo se oía el ruido del aire corriendo por los espacios abiertos de la estratégica institución militar.

El primer teniente Jefferson Gabriel García Dos Ramos (CI: 22.440.758), plaza de la 4101 Compañía de Comando, es el oficial encargado del parque de armas del Fuerte. Con él se desató el infierno en el cuartel.

García Dos Ramos llegó a lo que se llama la prevención del Fuerte. Se identificó ante la teniente Isibe Mujica Torbelle, oficial perteneciente al cuarto turno de ronda; ella le autoriza el acceso del vehículo corsa negro, pero como previamente debía revisarlo, se dirigió al carro. En ese momento se bajaron cinco hombres armados, quienes le apuntaron y también sometieron al personal de la prevención. Así tomaron el control de la entrada de la unidad militar.

En total eran 28 hombres los que integraban el grupo que toma la Unidad Blindada, en o que llamaron la “Operación David”. El grupo abre las puertas para que ingrese un toyota chasis largo color beige placas EJ-5736, perteneciente a la 4101 Compañía de Comando y también de una camioneta Explorer blanca, que luego de haber entrado al Fuerte se dirigieron a las instalaciones de la 4101 Compañía.

Toman el armamento: 89 Fusiles AK-103 y 175 cargadores de este tipo de fusil; 5 lanzagranadas múltiples de 40 mm.; 140 granadas de 40 mm.; 41 bayonetas, 6 pistolas, además de dos fusiles y dos cargadores del 412 Batallón Blindado G/J José Francisco Bermúdez; seis Fusiles AK-103 y seis cargadores del 413 Batallón Blindado G/B Pedro León Torres. Ese material lo colocaron en el toyota con placas militares y lo sacan del Fuerte.

Uno de los integrantes del grupo de asalto neutraliza y toma como rehén al teniente Gerardo Silva Colina, plaza del 412 Batallón Blindado G/J José Francisco Bermúdez; le disparan en la cabeza y en el glúteo izquierdo.

La teniente Joselys Tovar Aponte y el S/1. Jairo Calles Saavedra, neutralizaron y dieron muerte a quien mantenía a Silva Colina de rehén, a quien trasladan herido posteriormente a un hospital.

El personal del Fuerte Paramacay se dirige hasta la prevención donde se enfrentan a quienes habían tomado la instalación militar. Hay cruce de fuego y ahí cae abatido uno de los insurgentes, capturan a cuatro de ellos.

Así el personal del Fuerte retoma el control de la Prevención. En otras áreas de la instalación militar ocurren varios enfrentamientos entre el personal del Fuerte y los tomistas. El personal logra en total la captura de ocho de los integrantes del grupo tomista del Fuerte, uno de los cuales resultó herido y fue trasladado al hospital, pero llegó sin signos vitales.

Resultaron heridos dos soldados que fueron trasladados a una clínica cercana a la Unidad Militar.

El Ministro de la Defensa le dijo al país que de la acción en defensa del Fuerte resultaron heridos: el primer teniente Gerardo Silva, herido en la región craneal derecha y que está en terapia intensiva en condición crítica. Dijo que el distinguido Wilfredo Antonio Rivas Villamizar fue herido en la pierna izquierda con fractura de fémur y el soldado Jonadas Saldeño fue herido en el hombro izquierdo.

Por qué Paramacay

Este fuerte es la sede de la 41 Brigada Blindada. Su importancia radica en ser reserva estratégica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, lo que significa, que es la Brigada con el mayor poder de fuego y movilidad de la FANB.

En esa Unidad está el armamento recién adquirido de Rusia y muchos de los oficiales fueron entrenados para su uso por los rusos en Venezuela o en Rusia. Es un Fuerte ubicado en un estado chavista por excelencia.

La Brigada está en un estado donde se consolidó a través de la Batalla de Carabobo, la independencia de Venezuela, el 24 de junio de 1821.

De ahí puede deducirse que no fue un objetivo seleccionado al azar y que más allá de lo sucedido, de la toma y del robo del armamento, el grupo dirigido por el capitán (GNB) retirado Juan Carlos Caguaripano Scott envió un claro mensaje. Ello pareciera indicar que hay un grupo importante detrás de ese movimiento y no solo quienes ahora se hicieron visibles. Ese es un reto para la FANB.

La toma del Fuerte Paramacay no es comparable con ninguno de los eventos suscitados desde hace meses con el robo de armamento en algunos cuarteles del país.

Si la intención sólo hubiese sido el robo del parque de armas, para armar la disidencia, el grupo de asalto hubiese atacado lugares con menos presencia militar y con mucho más armamento.

El mensaje que el grupo de Caguaripano le envía a la FANB es que saben lo que hacen y que no estarán seguros en ninguna de sus unidades o Fuertes. La Operación David aplica la guerra psicológica, logrando impactar a la Fuerza Armada y al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Reacción oficial

La primera reacción del Gobierno y de la Fuerza Armada fue de desconcierto. Pasaron horas antes de que hubiese una reacción y explicación desde la institución castrense. Sólo un día después el ministro de la Defensa, G/F Vladimir Padrino López dio una demostración de fuerza en el Fuerte Tiuna, rodeado de oficiales fuertemente armados.

Posterior a eso, el ministro se fue a comer con los soldados del Batallón Ayala.

Quiénes son

El capitán Juan Carlos Caguaripano Scott siendo oficial de la Guardia Nacional tuvo algunas actuaciones ruidosas, no precisamente por problemas de conducta o indisciplina, como señaló el ministro de la Defensa.

Caguaripano fue uno de los militares que participaron en aquella polémica detención de Rodrigo Granda, el canciller de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Fue detenido por la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) en el año 2009. Años después, en el 2014, publica un video denunciando la presencia de cubanos en los cuarteles venezolanos.

Aparece involucrado con un grupo de oficiales de la Aviación y el Ejército, en una acción conspirativa contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, que fue develado por la delación de tres oficiales, que posteriormente fueron enviados como agregados militares a Bolivia. Caguaripano y un grupo de oficiales logra salir del país, mientras otro grupo fue capturado, enjuiciados, y aun hoy permanecen detenidos. La FANB lo declara desertor y tiempo después lo dan de baja de la institución castrense.

El ministro Ernesto Villegas publicó la fotografía de los detenidos, entre quienes están: Robert Antonio Salas Moreno, Dicxon Javier Jiménez Jiménez, Larry Henrique Briceño Hinestroza, Gabriel Jesús Barro Rodríguez, Alberto José Polo Díaz (Cabo Segundo, miliciano) Oswaldo José Gutiérrez Guevara, primer Teniente (desertor) e hijo de la alcaldesa del municipio La Trinidad del estado Yaracuy; Giulianny Espinoza Ramírez (civil) y Darwim Antonio Solis Benítez, Sargento Primero (reserva).

En el caso del primer teniente Oswaldo José Gutiérrez Guevara dijo el ministro de la Defensa que desertó de la Fuerza Armada Nacional “luego de ser sometido a investigaciones por robar municiones a la 25 Brigada Caribe, en La Fría, estado Táchira, y que se encontraba prófugo”.

En cuanto a Caguaripano Scott causó sorpresa que el Ministro Padrino asegurara que “fue sancionado disciplinariamente en reiteradas ocasiones por falta contra el honor y la ética militar, la negligencia en el cumplimiento de sus funciones por desatención contra sus subalternos y por viajar sin autorización fuera del país”, aseguró que también por su participación activa en el golpe de Estado del año 2002. En el caso del golpe de abril no había evidencias de que el oficial había participado en ese golpe de Estado.

Fuente

Sebastiana Barráez

El Estímulo

Facebook Comentarios
x

Check Also

Socorro Hernández: Más del 98 % de las mesas están constituidas

Caracas.- La rectora principal del Consejo Nacional Electoral (CNE), Socorro Hernández, ejerció su derecho al sufragio la mañana de este domingo en el municipio ...