Home / Noticias / Economía / Medicamentos y alimentos dependen del precio del petróleo

Medicamentos y alimentos dependen del precio del petróleo

La firma Torino Capital LLC pronosticó que con un repunte del petróleo en los próximos meses “no se requerirán más recortes”. “Lo más lógico es que en el primer trimestre el Ejecutivo mantendrá su política de austeridad”, dijo Chacín.

La progresiva alza de los precios del petróleo venezolano se perfila como el principal “salvavidas” de la economía en 2017 y que genere más dólares para revertir la drástica caída de recursos destinados por el Ejecutivo para las importaciones. El año pasado, la cifra apenas se ubicó en $ 17.800 millones, la más baja en los últimos 10 años e, incluso, muy lejos de los 54.767 millones de dólares en 2012.

Como en años anteriores, el descenso vertiginoso de los precios del petróleo, principal fuente de ingresos económicos, impactó la entrada de divisas a la nación. El lunes pasado, el presidente Nicolás Maduro informó que se gastaron en 2016 un promedio 6.800 millones de dólares en compras en el exterior, mientras el sector privado desembolsó 11.000 millones de dólares en la adquisición de bienes terminados y materias primas.

Dijo que “2016 fue el año más duro, difícil y largo que conocemos. Con esos 6.800 millones de dólares logramos invertir para las importaciones básicas, fundamentales, de una economía que normalmente se estaba chupando 35.000 millones de dólares”.

Recientes análisis del economista Francisco Rodríguez, de la firma Torino Capital LLC, indican que una modesta mejora en la cotización de la cesta petrolera venezolana (como viene registrando en las últimas tres semanas) permitiría un repunte de las importaciones, las cuales podrían alcanzar una cifra que oscilaría entre los 25.000 y 28.000 millones de dólares, es decir, una subida superior al 40%.

En su informe correspondiente a esta semana, la firma Torino afirmó que en octubre pasado las importaciones locales alcanzaron “su punto más bajo” registrado desde 2007. Recalcó que para dicha fecha la cifra se ubicó hasta los $ 844 millones, con una caída interanual del 58,1%. “El Gobierno está restringiendo las asignaciones de divisas a las importaciones para liberar recursos que le permitan seguir atendiendo sus obligaciones externas”, detalló el documento.

A manera de conclusión, Torino Capital pronosticó que de recuperarse los precios del “oro negro” en los próximos meses “no se requerirán más recortes” en 2017. “Nuestras proyecciones de referencia implican de hecho un aumento de $ 0.7 bn entre 2016 y 2017. Esto se debe a que los precios del petróleo implican un aumento significativo de las exportaciones (…) que hacen posible una reducción sustancial del déficit en cuenta corriente sin una mayor contracción de las importaciones”.

El economista Roger Chacín coincidió con el planteamiento de la firma internacional. “Los recursos destinados para las compras en el exterior (materia prima, medicamentos y alimentos) se moverán al mismo ritmo que los precios del petróleo. Es lógico que el año pasado la cifra se derrumbará hasta los $ 17 millardos, pues el Gobierno prefirió sacrificar sus divisas en compras externas y destinarlas a cancelar sus deudas internas y con caer en default”.

“Si los precios del crudo no levantan (…) este año será más complejo que el anterior, eso se sentirá en los puertos, en los anaqueles de los supermercados. Lo más lógico es que en el primer trimestre el Ejecutivo mantendrá su política de austeridad hasta que el petróleo suba. La economía pasa hoy por su peor momento, reservas internacionales en $ 10.000 millones, inflación por encima del 500% y, además, compromisos financieros que superan los $ 10.000 millones. Todo estos factores inciden para que no se gaste tanto (…). Si las importaciones suben hasta $ 25.000 (…) eso dará algo de margen de maniobra para sortear las dificultades”, apuntó.

El economista y presidente de Aristimuño Herrera y Asociados, César Aristimuño, argumentó ayer que es clave en el país impulsar la producción nacional para hacerle frente a la contracción de los recursos destinados a las importaciones. “La situación económica del país está notablemente afectada por la muy baja oferta local de bienes, debido a un nivel de producción industrial en situación muy precaria. Esta realidad se agrava, aún más, si observamos que las importaciones han venido disminuyendo de manera importante (…) en niveles del 50%”.

“El Estado tiene que generar las políticas necesarias para incentivar los niveles de producción en el país. De mantenerse los actuales niveles de precios petroleros, estarían ingresando unos 6.000 millones de dólares adicionales con relación al año pasado, lo cual facilitaría la posibilidad de mejora en la oferta nacional tanto por vía de importaciones como por un mejor abastecimiento de insumos de la industria local, lo que habría de incidir en una mejor oferta y en una leve mejora en el nivel de abastecimiento del país”, recomendó el experto.

Fuente

Deivis Rodríguez

Panorama

Facebook Comentarios
x

Check Also

¡Entérate! / Banesco subió el límite diario de transferencias

Caracas.- La banca privada Banesco anunció este jueves el aumento del límite en el monto de las transacciones electrónicas a 200 millones de bolívares ...