Home / Entrevistas / “Henry Ramos Allup debería
ser el candidato en el 2019”

“Henry Ramos Allup debería
ser el candidato en el 2019”

01-ANTONIO-ECARRIAntonio Ecarri Bolívar está consciente de que el de las candidaturas presidenciales es un tema extemporáneo, pero aun así ha planteado en el seno de su partido la necesidad de que en las elecciones de 2019 Acción Democrática tenga un abanderado presidencial surgido de sus filas y con el apoyo de toda la Oposición.

Esta aspiración la considera legítima, pues para ese momento AD cumpliría más de veinte años sin haber tenido un candidato presidencial propio.

El hombre para semejante tarea sería el secretario general del partido, Henry Ramos Allup, a quien Ecarri califica como un verdadero hombre de Estado, capaz de liderar un gobierno de reconstrucción nacional a partir de la grave crisis política, económica y social que atraviesa la República.

El tema surgió a instancias del periodista, en el marco de esta entrevista para los lectores de Quinto Día, en la que el vicepresidente del partido blanco marcó distancia de las posiciones radicales en la Oposición, se pronunció contra una eventual privatización de la industria petrolera, y alertó sobre la amenaza de desempleo que pesa sobre unos 100 mil trabajadores que laboran para la industria automotriz.

Henry para el 2019

-En uno de sus artículos usted dijo que AD debe prepararse para tener un candidato presidencial, ¿AD lanzará una candidatura propia para el 2019?

-He sostenido que AD es un partido de aves de presa y no de aves carroñeras, que perseguimos el poder porque somos un partido con convicción de poder, no para disfrutarlo hedonísticamente sino para lograr las grandes transformaciones que necesita Venezuela. La crisis actual es de una magnitud sin precedentes, y reclama al frente de Miraflores a un verdadero hombre de Estado, porque el próximo gobierno va a tener que enfrentar una suma de dificultades de tal naturaleza que si el Presidente es un improvisado se puede dar al traste con un gobierno llamado a reconstruir a Venezuela. Es por eso que sostengo dentro del partido que debemos lanzar una candidatura propia en el marco de la unidad de la alternativa democrática. Para el 2019 habrán pasado más de 20 años sin que AD tenga un candidato presidencial de sus propias filas.

-¿Y quién en particular debería ser ese candidato?

-Henry Ramos Allup, quien tiene la experiencia, el talento y la firmeza, porque no le hace concesiones a la demagogia, para dirigir un gobierno que va a estar sometido a presiones y conflictos de toda naturaleza, porque vislumbramos que el chavismo va a hacernos una oposición radical. Pero también creo que AD debe tener una influencia determinante en el próximo gobierno por dos razones fundamentales: Primera, porque AD garantiza que no se van a perder las conquistas sociales que favorecen a los sectores más deprimidos de la población; y segunda, garantiza que no vamos a perseguir a quienes abandonen el gobierno, a menos que se trate de ladrones de la cosa pública o de gente incursa en delitos de lesa humanidad.

-¿Qué harían los adecos si hay un cambio de gobierno y se desata una cacería de brujas contra todo chavista o sospechoso de serlo?

-Nos opondríamos tercamente a cualquier cacería de brujas porque no podemos repetir el error de este gobierno al perseguir a la disidencia política. Pero no sólo eso, sino que en un próximo gobierno democrático desde el poder tenemos que actuar con pedagogía política, y si el chavismo hace una oposición leal y responsable, debemos garantizar la posibilidad de la alternancia democrática.

-¿Por qué hay tantos ataques de la oposición radical contra Henry Ramos y AD?

-Porque precisamente esa oposición radical no tiene experiencia de gobierno, y nunca llegará a él por sus actitudes irracionales. Además, ese ha sido el signo de AD durante toda su historia: Ser atacada por los radicales de derecha y de izquierda, lo que nos hace concluir que tenemos la razón.

Nada en común

-AD es miembro de la Internacional Socialista, ¿Qué tiene en común el socialismo de AD con el socialismo chavista?

-Nada, entre otras cosas porque el chavismo no es socialista. El que hoy veamos una especie de superestructura por encima del gobierno compuesta por mafias de importadores, que son los que están imponiendo el rumbo económico de este Gobierno, jamás podría ser considerado socialista. ¿Y cómo puede ser socialista un gobierno que ha dolarizado la venta de automóviles, mientras mantiene en bolívares los salarios de los trabajadores? En cambio, AD no sólo se nutre del pensamiento socialdemócrata sino que asume como ejemplos de gobierno exitosos los gobiernos socialdemócratas que han logrado superar la pobreza, sacar a los países del subdesarrollo con libertad económica y con justicia social.

-¿Hay algún riesgo de que un cambio de gobierno haga posible la privatización de la industria petrolera?

-Mientras AD tenga alguna responsabilidad de gobierno jamás permitirá que se privatice la industria petrolera, lo que no obsta para que haya participación del sector privado en áreas de la industria. Sería una contradicción histórica que el partido que nacionalizó la industria para poner sus recursos a favor de los sectores populares vaya ahora a entregársela a quienes sueñan con ponerle la mano para su provecho personal o grupal a una industria que pertenece a todos los venezolanos.

-¿Los adecos están más cerca del presidente Nicolás Maduro que de Diosdado Cabello?

-Desde AD analizamos la conducta de los dirigentes del PSUV, sobre todo de los que has mencionado, y nos parecen caimanes del mismo pozo, cuyas diferencias no son ideológicas sino por posiciones de poder. Por eso no nos anotamos con ninguno de los dos, a pesar de que Diosdado viene de familia adeca, al punto que la casa de la familia Cabello en El Furrial era la sede del comité municipal de AD. Lo que pasa es que el hombre nos salió muy ingrato.

Principal Partido

-¿Hay que insistir o no en el diálogo político con el Gobierno?

-Somos venezolanos quienes constituyen el Gobierno y quienes estamos en la Alternativa Democrática, por lo tanto nunca se podrá cerrar el diálogo entre compatriotas.

-¿En la Oposición hay quienes se frotan las manos ante la gravedad de la crisis económica y social?

-Quien lo haga debe ser un irracional. Al menos en AD no esperamos que el Gobierno fracase rotundamente en materia económica, porque no queremos heredar un cementerio sino un país que todavía tenga posibilidades de recuperación por su propio esfuerzo. No queremos ver a la Cruz Roja repartiendo sopa y medicamentos en las esquinas de Caracas, porque eso sería catastrófico.

-¿A quienes en particular se refiere usted cuando dispara contra los “managers de tribuna”, “generales de mil batallas ganadas en Twitter” y “guerrilleros de cafetín”?

-Me refiero a una especie de maldición gitana que tiene la alternativa democrática a su derecha. Es gente muy cómoda que aborrece a los partidos y a la política pero no pierde oportunidad para criticar y moler a quienes están en la primera línea de batalla de manera permanente. Hagamos lo que hagamos, siempre vamos a recibir las críticas irracionales de la antipolítica. Pero los demócratas estamos obligados a tolerar incluso esas actitudes.

Carabobo

-¿Qué es lo mejor y qué lo peor del gobierno regional encabezado por Francisco Ameliach?

-Lo peor es la intolerancia de una política nacional a la cual está adscrito. Y lo mejor es el trabajo que ha intentado hacer sin éxito para recuperar la zona industrial, en lo cual no ha tenido éxito porque por la cerrazón del gobierno nacional y su empeño de proteger a las mafias importadoras que están acabando con la producción nacional.

-¿Por qué se ha convertido usted en una suerte de vocero de la industria automotriz en Carabobo?

-No soy vocero de la industria automotriz, ni de nadie en particular. Trato, sí, de ser portavoz de quienes no tienen voz, como son los trabajadores, entre quienes más de 100 mil están en peligro de perder sus fuentes de trabajo. Las grandes ensambladoras automotrices tienen aproximadamente 10 mil trabajadores directos, pero aguas abajo hay más de 800 pequeñas y medianas empresas que viven de esa industria. Un vehículo tiene alrededor de 3 mil partes, de las cuales solo el 30% se fabrica en Venezuela y lo hacen esas 800 empresas, que dan empleo a cerca de 90 mil trabajadores.

Mario Villegas

@mario_villegas

Fotos: Abraham De Barros

 

Facebook Comentarios
x

Check Also

Oliveros advierte que es imposible reestructurar la deuda soberana

El economista Asdrúbal Oliveros, considera imposible realizar un  proceso de reestructuración de la deuda porque amerita tener un equipo técnico y jurídico de altísimo nivel que ...