.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Noticias / Fotograma / Tráiler de ‘Baby Driver’ /
7 razones por las que esta película acelerará tu corazón

Tráiler de ‘Baby Driver’ /
7 razones por las que esta película acelerará tu corazón

Baby es un piloto con unas habilidades que ya quisiera haber heredado Michael Schumacher. Con tales condiciones, se convierte en el chofer oficial de un capo que planifica los robos menos esperados de la ciudad. Todo parece ir bien hasta que una chica se cruza en su camino.

Al escuchar el nombre de Edgar Wright deberíamos agachar la cabeza y pronunciar el famoso “no somos dignos”. Fue este jovenzuelo, de 30 años entonces, el responsable Shawn of the dead, la zombedy (comedia con zombis) por excelencia. Sin ella, no hubiera existido Zombieland. Pero además, es el responsable de Scott Pilgrim vs. The World, cinta que defenderé hasta la muerte, digan lo que digan los fanáticos del cómic.

Además, estuvo involucrado en uno de los más hermosos proyectos en el inicio de la década: Las Aventuras de Tintin (2011), como guionista.

En fin, Wright es un tipazo que entiende perfectamente que el cine debe, en primer término, entretener y si es con historias bien tejidas, mejor.

Baby Driver es su quinto trabajo, si dejamos de lado sus colaboraciones con Tarantino y Rodríguez en Grindhouse, cortometrajes y televisión. Rodada con apenas 36 millones de dólares, un presupuesto menor si observamos la catarata de dólares que los estudios dan para secuelas y superhéroes, la cinta se ha convertido en el hit del verano y no le costará superar los 100 millones en taquilla. ¿Por qué la crítica ha sido benévola y los fanáticos salen satisfechos de las salas? Aquí lo contamos, sin (casi) spoilers.

7- Porque el personaje principal es muy atractivo

Y no hablamos solo del físico de Ansel Egort. Baby es un chico solitario, que tiene una deuda y la asume con la responsabilidad del caso. No pregunta, solo obedece. Pero esconde un gran secreto de donde sale su swing. Se trata del tipo más cool del mundo. Es como si James Brown, Michael Jackson y Prince se apoderaran del cuerpo de Jonny Depp cuando fue víctima de Freddy Krueger. Sus diferentes ipods son tesoros.

6- Por las persecuciones sobre ruedas

Bullit (1968), Contacto en Francia (1971), Vivir y Morir en Los Ángeles (1985), Ronin (1998)… Se nota que Wright se fijó en las mejores persecuciones de autos y creó sus escenas siguiendo el ritmo de los grandes clásicos automovilísticos. Es una delicia el movimiento de la cámara durante las coreografías de los coches porque evita los cortes bruscos o efectos de computadora que decepcionan al público más exigente.

“La verdad es que, hasta hace quince años, las cosas se hacían sin CGI. Es algo bastante reciente el uso de las pantallas verdes en las películas de acción y creo que es más fácil en ciertos aspectos. Es más fácil de filmar con pantallas verdes, aunque luego sea difícil volverlo real. Pero, como quería hacer una película de carros de acción, la idea de utilizar pantallas verdes simplemente me parecía ridícula: yo quería estar afuera, con grandes conductores y con los actores en la calle. Esto es lo importante y lo que vuelve más interesante la experiencia”, dijo Wright en una entrevista a Código Spagueti.

5- Por la música

Baby Driver es el título de una canción del último trabajo discográfico de Simon and Garfunkel. Si no te suena el grupo, seguramente tus padres podrán contarte algo sobre El Graduado. En todo caso, el tema dice así:

My daddy was the family bassman

My mamma was an engineer

And I was born one dark gray mom

With music coming in my ears

In my ears.

Con tal título de entrada, era obvio que la banda sonora de esta película sería magistral. El primer tema que nos da la bienvenida es una bomba: “Bellbottoms”, de Jon Spencer Blues Explosion; le sigue la maravillosa ”Harlem Shuffle”. Es imposible no moverte hacia la izquierda y a la derecha cuando Bob & Earl sueltan:

You move it to the left, yeah

You go yoursel

You move it to the right

Yeah if it takes all night

Si te suena conocido el inicio es porque House of Pain sampleó la apertura para su superhit “Jump Arround” (1992).

4- Por Jamie Foxx

Aparece como secundario, pero cada vez que la cámara lo enfoca, la película explota. Foxx interpreta a Bats, un tipo que le echa plomo a todo lo que se mueve. Mención especial para John Bernthal, el Shane Walsh de The Walking Dead. Ojo con este actor que brilla hasta en el más pequeño papelito de reparto.

3- Por los cameos de cantantes

Jon Spencer, Big Boi, The Jewels, Lance Palmer, Sky Ferrerira (que tiene un papel clave), Paul Williams, Flea… Debes abrir bien los ojos para estar pendiente de cada actuación especial de músicos en esta cinta de acción, todo un homenaje a la industria.

2- Por el romance

La química entre Baby y Lyly James (Debra) tiene más fuego que los dragones de Daenerys. La construcción del romance, desde que se inicia la atracción, es perfecta. En términos cinematográficos, es una combinación entre Romeo y Julieta de Baz Luhrmann y 500 Days of Summer.

1- Por las referencias a otros filmes

Cuando Wright escribió un tuit diciendo que Meryl Streep estaría en su próxima película, todo el mundo levantó la ceja. Y sí, digamos que su aparición puede sorprender a más de uno.

Pero no solo hay referencias a la actriz, sino a Monsters Inc, Volver al Futuro, La Naranja Mecánica, Austin Powers, Halloween, Tomates verdes Fritos y, por supuesto, a la famosa “Trilogía del Cornetto” (Shawn of the dead, Hot Fuzz y The World’s End), las tres comedias protagonizadas por Simon Pegg y Nick Frost.

PD: Por supuesto que la película no es perfecta y de hecho, decae en diferentes partes del metraje; incluso Jon Hamm queda en deuda, posiblemente porque siempre será Don Draper en nuestros corazones. Incluso el filme tiene muchas coincidencias con Drive de Nicolas Winding Refn y a resolución del conflicto es aparatosa hasta en ciertos cambios de actitud de personajes clave, como el que representa Kevin Spacey (Doc). Pero qué diablos, si mientras escribo esta línea final sigo sonriendo.

Fuente

Jovan Pulgarín

El Estímulo/UB

Facebook Comentarios
x

Check Also

Sobre las series de televisión y el nuevo cine

Nos gusta hablar del cine como arte, como cultura y expresión del sentir humano, y estamos en lo correcto, es todo eso, pero también ...