Home / Noticias / Deportes / ¡Sergio Ramos y nada más! /
Real Madrid derrotó al Nápoles y avanzó a cuartos de la Champions

¡Sergio Ramos y nada más! /
Real Madrid derrotó al Nápoles y avanzó a cuartos de la Champions

Si, solo fue Sergio Ramos y nada más. El equipo merengue apeló a la contundencia del central para encarrilar la eliminatoria y acabar con el animo del equipo italiano, que lo ganaba 1-0 al descanso, siendo superior. Al final terminó perdiendo 1-3.

Pasará el tiempo y los niños tendrán que acudir a los libros de historia, o más bien a las videotecas, y se encontrarán con “Lo de Sergio Ramos”. En la era de Cristiano Ronaldo, que habrá marcado 500 goles cuando decida marcharse del Real Madrid, la historia recordará como héroe a Sergio Ramos, a un defensa y sus cabezazos.

“Lo de Sergio Ramos” se apareció en San Paolo, a las faldas del Vesubio, para ponerle el tapón al volcán y reclamar su título de ‘Ángel del infierno’.

Pero no debe desaparecer la crítica al entrenador. No se pueden plantear todos los partidos con la misma premisa, esa de “Somos el Madrid, tenemos que salir fuertes y a hacer nuestro juego”.

A Zidane, que ya tiene una Champions en su palmarés, le falta un golpe de entrenador, un puñetazo en la pizarra, algo más que salir dando palmadas en el área técnica y gritar “Vamos, vamos” para que nos creamos que tiene madera de técnico de los que escriben una época.

La declaración de intenciones del Nápoles no quedó en bravuconada. El saque de centro fue un pelotazo al área de Keylor al que corrieron siete jugadores. El incendio prometido apareció en el minuto 1. San Paolo inició las llamas y el Madrid pretendió jugar con el fuego. Hasta que se quemó.

El Nápoles atacaba con ocho y con ganas. El Madrid defendía con cinco y desidia. Y en una jugada, de las que hubo muchas, en las que las fichas azules se movían con fluidez y las de negro sufrían, Mertens fusiló a Keylor para llevar el delirio a la grada y el miedo al madridismo.

Nápoles no es una ciudad agradable para el turista comodón, lo que fue el Real Madrid durante 50 minutos. Un único ataque peligroso, un disparo al palo de Cristiano, fue el triste bagaje blanco en la primera parte.

Mertens replicó con otro lanzamiento a la madera y el visitante no paraba de mirar a las paredes humanas que parecían acercarse como en una trampa de pirámide egipcia. Angustia, ardor.

Hasta que apareció Sergio Ramos

Como el superhéroe que salva a quien cae por una ventana a un milímetro de aplastarse el cráneo contra la calzada. Su mayor especialidad. Kroos la puso y el capitán la cabeceó a la red en una imagen convertida en un clásico de nuestra época.

Como si de ‘La Ascensión’ se tratase, el capitán aparece siempre elevado por encima de los demás, que le buscan con la mirada.

El hombre que más cadenas debería tener en un saque de esquina es el que siempre acaba haciendo el truco. No se ve nada igual desde Houdini.

Pero es que apenas seis minutos después de su primer gol repitió actuación. Desde la otra banda, pero con los mismos protagonistas. La puso Kroos, la remató Ramos. De nuevo bombero, de nuevo salvador. Con ayuda de Mertens, que se coló entre el remate y Reina, pero de nuevo marca registrada SR4.

Dos cabezazos del capitán enfriaron el infierno de San Paolo y rescataron a un Real Madrid que rozó la tragedia en una primera parte para el olvido. El gol de Mertens sembró de dudas y nubes negras el futuro madridista, pero el de siempre acudió al rescate antes de que Morata firmase el 1-3. Ramos, la Champions. El Real Madrid, la Champions. La historia interminable tiene más capítulos por escribir.

Fuente

Rubén Jiménez

MARCA

Facebook Comentarios
x

Check Also

Sorteo de la Champions / Hay “partidazos” para los octavos de final

Caracas.- Este lunes en la ciudad de Nyon, Suiza, se realizó el sorteo de los octavos de final de la UEFA Champions League 2017-2018 ...