Hay que tener cuidado con los perfiles falsos en internet

0
0

El anonimato que ofrece las redes sociales, son un arma de doble filo, es decir, no todo lo que brilla es oro. Muchos son los casos de personas que usan  perfiles falsos para hablar, coquetear e incluso estafar a las demás personas en internet.

Catfish por ejemplo, es un documental estadounidense realizado por Henry Joost y Ariel Schulman en 2010, que muestra el otro lado de las redes sociales. La cinta se centra en la historia sentimental de una joven  que entabla una relación a través de Facebook. Debido al éxito de este proyecto cinematográfico, lograron sacar una serie en MTV, donde los directores del documental viajan a través de los Estados Unidos, descubriendo casos de falsificación de personalidad en redes.

Lo cierto es que los perfiles falsos pueden llegar a ser peligrosos. Nadie garantiza 100% que la persona con quien se chatea sea quien dice ser.
En la web hay individuos bien intencionados en busca de amistad y también existen quienes se esconden detrás de un perfil falso. Por esto, es importante tomar ciertas precauciones.

Si la cuenta de Facebook solo tiene una foto de perfil y ninguna imagen más, esta podría ser falsa. Si esta no corresponde a la de la persona, es decir, es la imagen de un famoso o un dibujo animado siendo un elemento que no permita reconocer la identidad, también son indicios de ser un fake.

Otro de los aspectos para identificar es la actividad que genere la cuenta si es poca o nula, esta podría ser falsa. Si el perfil tiene amistades que son únicamente del sexo opuesto, podría ser una cuenta que se use únicamente para ligar con las personas. Además, si sus contactos no parecen reales y no pertenece a ningún grupo de Facebook, el perfil seguramente es falso.

Otra alerta es si no aparece dónde estudió, lugar de origen o fecha de cumpleaños porque la falta de datos en Facebook indica que no es una persona real. No es una norma, pero algunos perfiles falsos incluso agregan fechas de nacimiento erróneas. Leer las publicaciones de sus amistades podría ser indicativos de falsedad, es decir, ver la interacción que tienen con sus contactos puede ser una medición para comprobar la realidad del perfil.

Una forma más rápida de descartar un perfil es buscando la foto que tienen en la web. Para ello, solo hay que ingresar a la imagen, hacer clic en el botón derecho del mouse y seleccionar “Buscar en Google”. En base a los resultados se podrá saber si se trata de una imagen real o de una foto genérica.

El impulso que tienen las redes va a la marcha de un tren sin freno, la velocidad del crecimiento de cada red social dificulta mucho tener un control en cada una de ellas, por eso se debe tener cuidado al tratar las redes con los niños. Los padres deben empaparse de todo lo tecnológico para saber cómo manejarlo.

Consejos de Facebook

Es importante seguir al pie de la letra las pautas de edad para el uso del Facebook y no se debe permitir que los jóvenes abran una cuenta si no tienen al menos 13 años, que es el requisito mínimo. Por su parte, los  padres deben verificar a menudo las solicitudes de amistad que sus hijos reciben y conocer qué es Facebook y todas las herramientas que la red social ofrece.

El miedo no debe ser una excusa. Los padres no tienen que prohibir las redes sociales, porque llaman más la atención y los hijos estarán en ellas de todas maneras, aunque sea en forma clandestina. Los padres e hijos deben conocer y revisar la configuración de privacidad.

Otra opción es la de utilizar la sección “¿Quiénes pueden conectarse conmigo?”, este se ubica a la derecha del nombre y permite controlar quiénes pueden solicitar amistad y definir filtros de los mensajes que se reciben.

Se deben aprovechar las capas de protección de privacidad específica según la edad, y no aceptar solicitudes de amistad de desconocidos. Esto es un punto fundamental.

Ayuda conocer y utilizar la sección “¿ Quién puede ver mis cosas?”. En ella se pueden elegir a los usuarios, qué tipo de publicaciones pueden ver y quienes tienen acceso a la biografía. 

Utilizar “aplicaciones y sitios” es muy importante.  Esta herramienta ayuda a controlar la información que se comparte a través de otras aplicaciones y lo que se puede obtener en  webs asociadas a Facebook que piden acceso al registrarse. Lo último es saber cómo bloquear un usuario y cuándo hacerlo. Esas personas no podrán ver nada del contenido. 

El Universal

Otras notas de interés 

En Chaguaramas: Capturados miembros de banda con tres personas secuestradas

Facebook Comentarios