.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Noticias / Arte y Espectáculo / Grammy 2017 / La noche en la que Adele volvió a triunfar

Grammy 2017 / La noche en la que Adele volvió a triunfar

La cantante británica de 28 años se alzó con cinco gramófonos.

Con un total de cinco gramófonos, la británica de 28 años, Adele, se convirtió en la gran triunfadora de la quincuagésima novena edición de los premios Grammy, que desde el Staple Center de la ciudad de Los Ángeles, se cargó de discursos políticos contra el presidente estadounidense Donald Trump y, por supuesto, mucha música.

Y es que con Hello -el tema con el que dio inicio a la ceremonia como si se tratara de un vaticinio- la cantante logró conquistar las categorías de Mejor interpretación de pop solista, Mejor canción del año y Mejor grabación del año; mientras que su más reciente álbum, 25, se alzó con los gramófonos a Mejor álbum de pop vocal y Mejor álbum del año.

Por si esto fuera poco, la intérprete de Rolling in the Deep también asumió la responsabilidad del sentido homenaje a George Michael, que detuvo por una equivocación en la letra. “Lo siento. No puedo repetir lo del año pasado”, dijo. Segundos después y tras una breve vacilación, las luces del escenario se encendieron nuevamente al ritmo de Fastlove, mientras la artista se paseaba por los versos del tema. Por supuesto, algunas lágrimas no se hicieron esperar.

Además del tributo a Michael, la noche también brilló por recordar los éxitos de la agrupación Bee Gees en el que Demi Lovato, Andra Day y Little Big Town le dieron voz a los éxitos de la banda; y el homenaje a Prince que tuvo a Bruno Mars como protagonista.

El clímax escénico llegó cuando Beyoncé tomó el escenario. Al mejor estilo new age de una deidad religiosa que con el pasar de los segundos se transfiguraba en varias imágenes icónicas, la texana inició su show rodeada de su acostumbrado y numeroso grupo de bailarinas para rendirle homenaje a la maternidad -a propósito del embarazo que anunció días atrás-, al tiempo que su voz se paseaba por los acordes de Love Brought y Sandcastles.

La banda de trash metal, Metallica, también llegó a la tarima para ofrecer una inusual interpretación de Moth into flame, uno de los temas más conocidos y con mayor energía de la historia reciente de la banda, esta vez acompañados por Lady Gaga. Sin embargo, algo falló en el audio y el micrófono del vocalista James Hetfield no funcionó adecuadamente, lo cual provocó un comienzo atropellado. Con todo, los cantantes salieron del paso usando un mismo micrófono mientras el escenario se llenaba de flamas que mostraban la potencia que debió tener la presentación desde el comienzo.

Por su parte, los intérpretes Carrie Underwood y Keith Urban tomaron las riendas de la ceremonia para ponerle el ritmo country a la noche con la canción The Fighter, tema a dúo que se desprende del más reciente disco de Urban, Ripcord, y que el actor John Travolta describió como “la pareja más dinámica desde Danny y Sandy”, haciendo referencia a la cinta que protagonizó en 1978, Vaselina.

La ceremonia también sirvió para que la cantante Katy Perry presentara en vivo Chained To The Rythm, el primer sencillo de lo que será su quinta placa discográfica y que llega después de haber publicado Rise para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Más premios

La actriz y cantante Jennifer López presentó el premio a Mejor artista nuevo, galardón que se llevó a casa el rapero Chancelor Johnathan Bennett, conocido como Chance The Rapper, cuyo disco, Coloring Book, también fue galardonado como Mejor álbum de rap.

El premio a Mejor canción de rock, fue otorgado póstumamente al británico David Bowie por la canción Blackstar, que le da nombre a su último disco.

Este material discográfico ya había obtenido en la ceremonia no televisada los gramófonos al Mejor álbum de música alternativa -categoría en la que Bowie triunfó por encima de Beyoncé y Jack White- y a la Mejor ingeniería de un álbum no clásico, donde superó a Prince.

El gramófono para el Mejor dúo pop fue para la agrupación Twenty One Pilots, quienes no dudaron en recibir sin pantalones el premio por la canción Stressed Out.

Fuente

Gabriel Guzmán Lacruz

El Universal

Facebook Comentarios
x

Check Also

¡Chiquita pero peligrosa! /
Riley Reid es una chica muy pero muy picante (+Fotos)

Por si aún no la conoces, ella es Riley Reid. Una pornstar nacida en Miami, bien hardcore. Comenzó a hacer porno luego de dedicarse ...