Home / Mundo Académico / Esta universidad inició clases con 50% de deserción estudiantil

Esta universidad inició clases con 50% de deserción estudiantil

La crisis económica del país y presupuestaria de la universidad, obligó a los jóvenes a dejar los estudios y trabajar.

En ULA hay salones oscuros porque de 10 bombillos solo poseen dos

Mérida.- La estampa de la otrora ciudad de los caballeros llena de estudiantes en las diferentes facultades de la Universidad de Los Andes (ULA) así como en parques, plazas, calles y avenidas ya no existe.

Este lunes cuando comenzaron las actividades en la ULA tras las vacaciones de julio a septiembre, se conoció que la deserción estudiantil alcanzó el 50% y la profesoral aproximadamente 30%.

José Carrero, dirigente estudiantil del “Movimiento 20”, detalló que hoy día un estudiante en Mérida debe gastar 500 mil bolívares mensuales entre habitación, transporte, material de estudio y comida, porque los comedores de la ULA o están cerrados por acciones políticas o no tienen alimentos que debe entregar el gobierno.

Dijo que solo en pasaje un estudiante gasta 30 mil bolívares mensuales, el alquiler de una habitación ronda entre los 80 y 150 mil bolívares al mes, el material de estudio como copias o guías puede sumar 100 mil bolívares más y ni hablar de la comida fuera de los comedores. “Ahí se nos va la vida”, expresó Carrero.

Crisis en todas las áreas

Para el secretario general de la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la ULA, Eloi Araujo, la deserción ha alcanzado el 50%.

El dirigente refirió que hoy día los estudiantes que cursaron el período anterior a las vacaciones han desertado para trabajar o para irse del país, porque debido a la crisis económica y a la presión presupuestaria que ejerce el gobierno sobre la universidad, la misma no puede garantizar los servicios que antes ofrecía a los estudiantes, quienes no cuentan con los recursos económicos para sufragar los gastos que implica estudiar en una ciudad fuera del hogar.

El transporte en la ULA es prácticamente nulo, el comedor no ofrece el servicio de manera constante, las becas no alcanzan, las bibliotecas están desactualizadas y la infraestructura de la universidad está deteriorada.

A ellos se le suma que 30% de la planta profesoral se ha ido y quienes aún deciden seguir trabajando en la universidad, piensan si se reincorporan o no, como el caso que narró José Carrero de un profesor de la Escuela de Diseño Industrial de la Facultad de Arquitectura, a quien esperan por su reincorporación para evitar que se cierre dicha escuela a la que ya no van los estudiantes ni los profesores.

Desnudando la realidad de la universidad, José Carrero, dirigente del “Movimiento 20” señaló que no sólo es la deserción y el pésimo o nulo ofrecimiento de servicios estudiantiles, sino la delincuencia que juega en contra de la formación académica de los venezolanos.

Dijo que durante el receso fue robado el cableado de internet del núcleo universitario “Pedro Rincón Gutiérrez” en el estado Táchira, lo que afecta el normal desarrollo del mismo.

La falta de bombillos producto de limitaciones presupuestarias, así como el deterioro en la infraestructura, también forman parte de las tantas razones por las cuales no regresan a las aulas de clase los estudiantes de una universidad bicentenaria reconocida entre las mejores 50 del mundo.

Fuente

Nora Sánchez

El Universal

Facebook Comentarios
x

Check Also

Fundayacucho otorgó 30 mil becas universitarias durante 2017

Caracas.- Durante este año, se han entregado un total de 30 mil becas a estudiantes universitarios a través de Fundación Gran Mariscal de Ayacucho ...