.intrinsic-container { position: relative; height: 0; overflow: hidden; } /* 1160x200 Aspect Ratio */ .intrinsic-container-1160x200 { padding-bottom: 17.24%; } .intrinsic-container iframe { position: absolute; top:0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }
Home / Gente de mi pueblo / ¿Qué se siente cuando uno emigra?

¿Qué se siente cuando uno emigra?

***Una abogada guariqueña, oriunda de Zaraza, narra entre nostalgias y recuerdos, pero con gran optimismo la experiencia de haberse ido del país***

Foto: La autora junto a su hija y una sobrina en Italia.

¿Qué se siente cuando una emigra? Se siente un cúmulo de sentimientos encontrados, se siente tristeza y alegría al mismo tiempo, se siente debilidad y fortaleza.

Se siente temor y esperanza, se siente rabia, humildad, coraje, frustración y una gran paz espiritual, cuando uno está en la edad otoñal, siente que lo ha perdido todo, y al mismo tiempo que ha ganado un mundo.

¿Qué si se sienten deseos de regresar a su terruño? por supuesto que sí, pero cuando pienso en toda esta cantidad de cosas que puedo lograr con empeño y tesón, acá en mi otro país, me siento fuerte al pensar en el futuro de mis hijas.

Al pensar en mi formación espiritual, académica, al pensar en la gran cantidad de posibilidades que tengo para formarme como músico académico, cuando pienso en las oportunidades de realizar mi Doctorado en leyes, cuando pienso en las oportunidades de montarme en un avión y viajar a cualquier parte del mundo, cuando pienso en que ya no tengo que ir de abasto en abasto o decirle al taxista en cada viaje que hacia pare aquí para comprar jabón, azúcar, papel y gastar 10 veces más de su valor real.

Ver que ahora puedo comprar lo que me apetezca, o regresar con mi familia a media noche de una cena, una fiesta o de un concierto a sabiendas de que no me persiguen para asaltarme.

Entonces pienso valió la pena dejar el pasado atrás y empezar una nueva vida, me vine con mi conciencia tranquila, presté 26 años ininterrumpidos en el ejercicio libre del Derecho.

Cumplí con el juramento dado en el Aula Magna de la ilustre Universidad Central de Venezuela, de la mejor forma que pude, cuando ejercí cargo público lo ejercí a cabalidad sin esperar nada a cambio.

Traté en lo posible de cumplir con el sagrado deber en la Fundación Marina Isabel G.P, desempeñé la labor encomendada durante 13 maravillosos años.

Hoy tuve que emigrar pero no por eso me he olvidado de mi gente y mi patria que tanto amo.

¿Qué si lloro? por supuesto que sí, y en cada viejecita que conozco veo el retrato vivo de mi madre y en cada sacerdote que conozco veo el reflejo de P.Guido, de Orlando Arteaga, de P. Hibrahin, de P.Juan, de Mons. Ramón Aponte, de P. Domingo.

En cada colega veo a mi hermana Tina y a mis recordados colegas de Venezuela y en cada nueva amiga o amigo veo a los míos. Dios es grande porque ha obrado grandes milagros en mí.

  Luz Marina Pinto Rondón

Facebook Comentarios
x

Check Also

95 años de Jerónimo Carrera

Este 14 de agosto estaría cumpliendo el camarada Jerónimo Carrera Damas, 95 años de edad. Una vida consagrada a las luchas sociales fundamentadas en ...