Home / Gente de mi pueblo / Personajes: Se marchó Carmen Elena

Personajes: Se marchó Carmen Elena

 

Abuela entre las mejores, con Marcos F. y Carmen C.

Mala esa nueva de la mañana de hoy, cerró sus ojos bellos que tanta luz dieron para nuestros caminos, la comadre Carmen Elena, hermana de Teresa, de Alfredo y de Rafael Zapata Heredia, sanjuanera cordial, solidaria, amante de las tradiciones buenas del pueblo de los Morros.

Arcón de recuerdos, memoria pródiga que a los ochenta y siete hilaba fino cuando nos encontrábamos para larga y tendida conversa sobre calles, gente, sitios, lugares y hechos del pueblo que tanto amó.

El domingo pasamos unas horas con ella, en su cama de clínica en Maracay.

 Parecía como si durmiera. Caía la tarde cuando nos vinimos, los gemelos Israel José y José Israel, con sus esposas y sus hijos, y con Tere, nuestra Mamá-madre. Le dimos un beso en la frente, el último, el último.

Carmen Elena, madrina de nuestro Diego José, amorosa esposa de Fabián Zerpa Díaz, coleador de los mejores que de ésta comarca han salido, madre amorosísima de Soledad, Carmencita y Fabían Antonio, abuela y bisabuela de excepción. Una mujer que trajo al mundo la poco común capacidad para la valoración justa y oportuna de los hechos humanos, para el perdón y la tolerancia, para dar y recibir sin límites, el amor que alimenta a los espíritus, el amor que hace posible la felicidad propia a través de la de otros, que no es ajena. Que también se hace propia.

La desaparición física de esa mujer nos golpea donde más duele. Era una medicina que no venden en farmacias su palabra por teléfono desde Maracay o desde Caracas o en persona cuando se venía a pasar días con nosotros, en regalo incomparable que recibíamos y compartíamos con nuestros hijos y con nuestros nietos.

Escucharla con esa voz que parecía como si cantara, era olvidar penas y agravios, escasez, enfermedad ,mal tiempo o limitaciones.

Era sentir que vale la pena vivir, que tiene sentido la honestidad, la vergüenza, el pudor. Que vale la pena amar, que tiene sentido dar, dándose.

La comadre Carmen Elena nos hizo compadres de Soledad y de Carmencita. Nos hizo tíos de Marcos Fabián, de Carmen Carlota y de Marco Aurelio.

En nuestra buenas, ellos aquí, celebrando con nosotros, en nuestras malas, ellos aquí o desde allá, con nosotros, con una presencia bienhechora, reconfortante, reanimadora, sostenedora del aliento vital.

Con la comadre Carmen, se va buena parte de lo que quedaba del San Juan de ayer.

De la aldea de tres calles y de los años veinte, del pueblito de Aragua, de la parroquia zamorana avenida en capital del Guárico, de la ciudad penitenciaria, turística y universitaria, ella era, desde la muerte de Alí Almeida, celadora del patrimonio de Historia Matria de ocho décadas.

 La tuvimos de contertulia, de informante, de cronista sin nombramiento pero con justo título.

Mala, muy mala esa nueva de la mañana de hoy, cuando recibimos sacudida aquí y aquí, cerebro y corazón heridos, malheridos, malheridos.

Argenis Ranuárez Angarita

Titulo original: Título original: Una nueva muy mala, mil recuerdos muy buenos

Otras notas de interés 

Aunque usted no lo crea: Presos dos jóvenes por cargar 3 sacos de jojotos

Facebook Comentarios
x

Check Also

Personajes / María Benítez: Maestra y dirigente

  María Teresa Benítez Pirera, maestra y luchadora contra la dictadura de Pérez Jiménez, en todo el esplendor de su juventud. Hoy anda por ...