“Fritz the Cat” y el Legado de Ralph Bakshi

10

Si bien en nuestros días la animación para adultos tiene de referencia a nombres clásicos tales como: Los Simpsons, Padre de Familia, South Park, o quizás hitos modernos como Archer, Rick and Morty o Bojack Horseman, la animación para adultos tiene mas historia que aquellos años a finales de los 80’s en la cadena FOX.

Casi dos décadas antes de que conociéramos a la familia amarilla que la mayoría identifica como el mas antiguo intento de animación realmente madura, un novel cineasta llamado Ralph Bakshi le presentó al mundo su primer largometraje: “Fritz the Cat”, una producción basada en el personaje del cómic homónimo de Robert Crumb, y que se caracterizó por la crudeza con la que retrataba los excesos hedonistas y la conciencia sociopolítica de los años 60’s, una sátira a la vida universitaria estadounidense, relaciones raciales, el movimiento de amor libre y la política de izquierda y derecha.

Bakshi, que llevaba años en la industria como animador de personajes tales como El Super Ratón, Las Urracas Parlanchinas y Deputy Dawg, además de director de comerciales para Coca-Cola y algunos cortos educativos para la Encyclopædia Britannica Inc, sentía como insatisfactorio el tipo de animación que estaba produciendo, siendo citado en un artículo del periódico Los Angeles Times al respecto:  “La idea de hombres adultos sentados en cubículos dibujando mariposas sobre campos de flores, mientras aviones americanos arrojan bombas en Vietnam y los niños marchan en las calles, es absurdo”.

El deseaba algo más personal, algo con mas significado, y fue una copia de la versión comic de Fritz the Cat de 1969, con su sátira aguda lo que le dio a Bakshi el impulso necesario para iniciar un proyecto que se convertiría en leyenda, no solo dentro del mundo de la animación, sino del cine en general.

El primer dato que salta a la vista cuando se investiga sobre la versión fílmica de Fritz, es la clasificación que recibió de la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA por sus siglas en ingles), ya que fue el primer film animado en recibir una clasificación de X-rated en los Estados Unidos debido a sus retratos desinhibidos de violencia, sexo y drogas, aunque años después, Bakshi comentara que ello se debió mayoritariamente a lo puritano de la época, y que ya otros shows animados hacían lo mismo sin recibir esa clasificación.

Desde un punto de vista mas artístico que controversial, Fritz destacaba por algunas técnicas que antes no se habían utilizado en largometrajes tan notorios: diálogos grabados en las calles durante conversaciones casuales, escenas dibujadas sin previa prueba a lápiz, fondos realizados al delinear fotografías de escenarios reales con un estilógrafo, entre otros tantos que ayudaron a darle al film un aura de realismo estilizado que jamás se había visto antes en la animación.

Aunque al principio recibió críticas mixtas, Fritz the Cat resultó un éxito de taquilla, consiguiendo ganancias de 90 millones de dólares a partir de un presupuesto de solo 850.000, y con el tiempo se convirtió en un film de culto. Ralph Bakshi siguió impresionando, innovando, agradando y sorprendiendo en el mundo de la animación con obras tales como Wizards de 1977, American Pop de 1981 o Fire and Ice de 1983, dedicándole los años siguientes a varios proyectos de televisión como Spicy City que se convirtió en la primera serie animada solo para adultos, algunos cortos animados y filmes como Cool World de 1992 y The Last Days of Coney Island de 2015.

Con la llegada del nuevo milenio, Bakshi se retiró de las labores de director y productor, y se concentró en la docencia y la pintura, y en 2003 recibió el Maverick Tribute Award del festival de cine independiente Cinequest. Sus obras son frecuentemente incluidas en las listas de los mejores films animados de todos los tiempos, y el Museo de Arte Moderno de New York los agregó a todos a su colección para preservarlos a posteridad.

*Pasante ECS/ Unerg

Diego Ranuárez

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here